Boyan Slat

Quién se merece un Nobel

No importa lo que digan en Estocolmo, nosotros premiamos a Boyan Slat

EL JOVEN Y EL MAR

Boyan Slat librará a los mares de todos los residuos plásticos. Durante sus vacaciones en Grecia, el joven Boyan Slat sólo quería hacer una cosa: surfear olas. Pero de lo que se dio cuenta fue de que en el mar veía más plásticos que peces nadando. Muy decepcionado, este holandés tomó la decisión de limpiar a los mares de esa basura, y, de hecho, interrumpió la escuela para hacerlo.

Ahora, tres años más tarde, Boyan tiene 19 años y es una gran esperanza. Su idea “The Ocean Clean Up” convenció a los expertos e hizo soñar hasta a los más pesimistas con un mundo en el que el mar vuelva a pertenecerle a los peces. Y a los surfistas.

PACÍFICO SIN PLÁSTICO: islas filtro se instalarán en los cinco grandes remolinos oceánicos. La fuerza de la corriente hace que los océanos se limpien a sí mismos

PREMIOS NOBEL, POR FAVOR

CALLES ELÉCTRICAS
Rieles colocados en el asfalto suministran de energía eléctrica a los vehículos. Las primeras avenidas de prueba serán implementadas durante el próximo año en Suecia.

JUEGOS CEREBRALES
El “Brainflight” busca convertir cualquier juego de computadora en una investigación del cerebro: vuela a través del complejo mundo de las células nerviosas y verás cómo funciona el cerebro.

ENERGÍA SIN ENCHUFES
La compañía WiTricity y sus físico lograron desarrollar una funda que carga de energía
a los smartphones sin necesidad de utilizar ningún cable. 

 

 

Seguir leyendo
11 2014 THE RED BULLETIN

Siguiente historia