Charlie Rodd - HISTORIA

Charlie Rood: “Tenía mucha hambre de hacer música” 

Texto: ​Benjamín Acosta
Fotografía: Pili Vani

Charlie Rodd se concentró durante dos años para terminar su primer EP. Desde que se fijó la meta, este regiomontano no desvió el enfoque

Lo suyo es un folk pop accesible y naturalmente melódico. Llegó a ese estilo tras intentar casi de todo como músico de otras bandas que tocaban en los restaurantes y bares de Monterrey. En esos días, los compañeros iban y venían, algunos desertaban muy pronto de ese pasatiempo, mientras que otros de igual manera se esfumaron a pesar de haber llegado más allá de la escena local. Como sea, todos ellos abandonaron sus instrumentos al darse cuenta de que deseaban otra cosa en la vida, algo que no se relacionaba con crear música propia. 

Fue en noviembre de 2013 cuando Charlie empezó a componer canciones. Después de canalizar la inspiración, encontró a las personas indicadas para realizar el disco que había imaginado. Historia (2015) es el resultado de su convicción y perseverancia. Se trata de una colección de siete temas, considerada una de las más finas grabaciones en la escena indie mexicana.

Esto lo llevó a formar parte de festivales como Pa’l Norte y Rock & Picnic, con la opción de alternar con American Authors y The Cardigans. Más puertas se han abierto a sus 24 años y la siguiente se llama Vive Latino. Este es el mejor pretexto para asistir al festival más importante de música en Latinoamérica, si te apetece escuchar algo nuevo en el viejo encuentro musical en la Ciudad de México.

THE RED BULLETIN: Tras dos meses de composición, ¿cómo pensabas grabar esas canciones y hacer así tu primer disco?

CHARLIE RODD: Empecé a buscar la mejor manera para hacer las cosas. En un inicio yo pensaba acercarme a un productor que tuviera cierta experiencia, como Chetes o Castillo de Jumbo. Andaba revisando siempre el asunto del presupuesto y el tiempo para reunir lo necesario. 

¿Cómo hiciste para lograrlo de otra manera?

Mientras cenábamos en una taquería, compartí la idea con amigos. Felipe García, uno de ellos, estudiaba producción musical en el Tecnológico de Monterrey. Me invitó al estudio para hacer una maqueta. Si me gustaba, podríamos seguir adelante, de lo contrario no habría problema, porque de cualquier manera le serviría como práctica. Un día después fui a su estudio, donde conocí a Andrés Hernández, quien se convertiría en el productor del disco. Pudimos grabar y hacer pruebas durante mucho tiempo. Quedamos de acuerdo en que no había prisas para terminarlo y que no saldría nada hasta que no quedara como lo había pensado. Todo el proceso lo llevamos con el tiempo necesario, y cuando sentíamos que por fin una canción estaba lista, íbamos a por la siguiente. Es muy importante saber cuándo detenerte para no excederte con los adornos o incluir otras ideas que llegan después, pero que no hacen falta.

Su EP debut, Historia. 

© Youtube // Charlierodd

“SIN NECESIDAD DE UN PRODUCTOR FAMOSO, GRABÉ CON LA CALIDAD QUE HABÍA SOÑADO”
Charlie Rodd

De todas las ocupaciones que pudiste emprender, ¿qué te llevó a convertirte en músico?

Desde chico he estado en bandas y a partir de ahí nació la idea de dedicarme a esto. No sabía en qué área, si del lado del negocio o si de la composición e interpretación. Una de las bandas en las que estuve tenía buen equipo y promoción, pero no dejaba de ser un hobby para los demás. Lo hacían sin la intención de que su proyecto creciera en todos sentidos. Yo tenía más hambre de hacer canciones.

¿Cuál fue el impulso que te llevó a querer pararte sobre un escenario?

“No sabía si del lado del negocio o si de la composición e interpretación”  

Durante un semestre estudié en Texas. En el Austin City Limits de 2011 me impactó el concierto de un cantautor que se llama Ben Howard. Yo iba solo y pude apreciar la música al máximo. Y cuando tocó Phoenix en Monterrey, acabé en la primera fila del show. Tras esos momentos me quedó una alegría muy especial.

Supongo que esa sensación ha trazado tu ruta, tu estilo.

Y también la combinación de estilos me llevó a conformar un proyecto muy personal con la música que me gusta y que, a su vez, pueda transmitir algo bueno a la gente. Poder conocer personas en esa clase de ambiente se convirtió en algo que quiero hacer durante toda mi vida.

Seguir leyendo
05 2016 the red bulletin

Siguiente historia