Kings of Leon

El reino es suyo

Interview: Andreas Rottenschlager
Foto: Dan Winters

Los primos y miembros de la banda Kings of Leon, Jared y Matthew Followill, hablan de la vida sin la música, Twitter para el soltero y el secreto de la felicidad eterna

Una suite en el Ritz-Carlton, de Viena. Matthew Followill se tumba en el sofá de cuero, exhausto. El primo del guitarrista, el bajista Jared Followill, oculta los ojos tras Ray-Bans negros (“jet lag, viejo”) y saca un cigarrillo electrónico. Faltan seis horas para la tocada. 

THE RED BULLETIN: ¿Qué hace Kings of Leon tras bastidores justo antes de una presentación?

Jared: Formamos un círculo y aplaudimos. Superstición pura, pero si no lo hiciéramos, sería extraño.

¿Cuál es la regla más importante para beber alcohol?

Jared: No te pongas demasiado ebrio. Cada uno de nosotros tiene distinta tolerancia.
Matthew: No tomo ni un solo trago antes de una tocada. He arruinado algunos shows embriagándome de más. Ahí fue cuando me di cuenta: “Tienes que estar en forma”. 
Jared: Yo he arruinado algunosshows estando sobrio. Ahí fue cuando me di cuenta: “Al cara** con esto. ¡Necesito beber más!”.

Cuando están en el supermercado y escuchan “Sex on Fire”, piensan: “¡Bien, somos nosotros!” o “Dios mío, tocan nuestra música en un súper”.

Jared: Me pone feliz. Y cuando alguien toma el último envase de leche en mis narices, pienso: “¿Qué importa? ¡Eso que suena en la radio soy yo”.
Matthew: Yo haría un solo de air guitar para la gente de la tienda.
Jared: Escuchar tus canciones en la radio es algo grandioso. Especialmente cuando vas de compras con tu esposa. Oye, uno siempre quiere impresionarla.

“Como compositor puedes encontrar grandes historias en La Biblia” 
Matthew Followill

 ¿Cuál es el mejor método para abordar un álbum nuevo?

Matthew: A mí me gusta experimentar y cambiar las cosas. En Mechanical Bull tenemos cuerdas y una steel guitar.
Jared: Dile qué tocas en “Wait for Me”.
Matthew:… 
Jared: No quiere decir. ¡Le da pena! ¿Es una flauta?
Matthew: De cualquier manera, casi ni se escucha. Es una cítara.

¿Tienen algún método para superar el bloqueo mental en el estudio?
Jared:
Sí, tomando un descanso de la música de dos semanas.
Matthew: Escuchando música sin parar. Todo el día. Después de pasar un mes en el estudio, llego a un punto donde todo se me dificulta. Luego pongo a mis bandas favoritas (el nuevo de Wild Nothing o Thin Lizzy) y todo comienza a fluir otra vez. 

Kings of Leon

Un reino de cuatro reyes, de izquierda a derecha: Jared (bajo), Caleb (guitarra y voz), Nathan (batería) y Matthew (guitarra).

© Fotografía: Getty Images

Crecieron en familias religiosas. ¿Qué pasaje de la Biblia rockea más fuerte?

Matthew: ¡El Viejo Testamento! No, solo bromeo. Como compositor puedes encontrar grandes historias en La Biblia.
Jared: El Viejo Testamento es algo brutal. Creo que la mayoría de las religiones predican la batalla del bien contra el mal. Como estrella de rock, aprendes a tratar bien a la gente cuando tu carrera va en ascenso; son las mismas personas que verás cuando vayas para abajo. Ah, y una cosa más: Sodoma y Gomorra.

No tenían TV en casa cuando eran niños. ¿Esa fue una época buena o mala?

Matthew: Creo que fue una época buena. Mis padres estaban divorciados, así que si quería ver MTV iba a lo de mi papá. 

Bautizaron su banda en honor a su abuelo, Leon. ¿Qué les ha enseñado?

Jared: Muchas bromas… y el secreto de un buen matrimonio. Él dice que las dos palabras más importantes para un esposo son “sí, cariño”. Su lema en el matrimonio es: “¿Quieres tener razón o ser feliz?”. Lleva muchos años casado.

¿Recuerdan cuál fue la primera canción que los infectó con el virus del rock? 

Jared: La primera canción que en verdad me emocionó, cuando tenía 13 años y era suficientemente grande para entender la música, fue “Where Is My Mind”, de Pixies, del álbum Surfer Rosa.

Matthew: A mí me sucedió con una canción con mucho menos actitud. Cuando tenía nueve años, escuché “More Than a Feeling”, de Boston… [Canta] ¡More than a fee-eeling! y pensé: “Guau, qué gran canción”.

¿Twitter es una bendición o una maldición para ustedes?

Jared: La verdad, comencé a tuitear cuando yo estaba soltero. Las redes sociales son grandiosas cuando eres soltero. Esa era la única razón por la que lo usaba.

“Como estrella de rock, aprendes a tratar bien a la gente cuando tu carrera va en ascenso; son las mismas personas que verás cuando vayas para abajo”
Jared Followill

 También te da la oportunidad de corregir rumores falsos.

Jared: Por supuesto. Y puedes incluir a los fanáticos cuando planeas shows en vivo. Cuando algunas cientos de personas en Twitter sugieren que toques una canción en particular, tienes que tocarla.

¿Aún se les enchina la piel cuando se encuentran sobre el escenario?

Matthew: Claro. Cuando todos cantan a coro, en verdad puedes sentirlo.
Jared: Cuando el público comienza a cantar o la gente salta, siento escalofríos. Y cuando una chica en la primera fila se levanta la blusa: piel de gallina.
Matthew: Cuando toco bien un solo: piel de gallina.
Jared: Pero, en realidad, principalmente cuando una chica se quita la blusa justo en frente de mí. 

Seguir leyendo
10 2013 The Red Bulletin

Siguiente historia