Turning Torso

Turning Torso

TEXTO: Moisés Horta
FOTOGRAFÍA: FACEBOOK//Turning Torso

Entrevista al productor queretano que es arquitecto de profesión y productor de vocación


David Sánchez, oriundo del estado de Querétaro, es un arquitecto de profesión y productor de vocación. Confeccionador de electrónica texturizada y meditativa, su obra como Turning Torso tiene una calidad amorfa pero concisa. Ha publicado en la disquera regia Σшρτγ y actualmente se encuentra trabajando en nuevo material desde su nueva locación, la CDMX.

PANAMÉRIKA: ¿Hace cuánto tiempo hiciste tu primer track y cómo fue esa experiencia?

TURNING TORSO: Tenía 16 años cuando utilizaba el micrófono de una PC de escritorio. Grababa guitarra acústica y hacía overdubs de muy baja calidad con el micrófono grabando el audio previo desde las bocinas, en conjunto conmigo tocando otra línea de guitarra.

Sin la idea de publicar tracks, comencé a guardar varias sesiones de grabaciones lo-fi y era muy divertido. Poco después descargué FL Studio y de forma intuitiva hacía secuencias para acompañarlas con melodías. Ahí comencé a hacer cosas más cohesivas y lancé mi primer EP en 2008.

¿Qué buscas transmitir cuando produces música?

He pasado por muchas etapas, desde compartir mi afiliación por cierto tipo de progresiones o influencias, hasta lo que consideraba relevante y nuevo en música electrónica. Pero ahora soy más abierto en cuanto a la comunicación de un significado en la música por la subjetividad experiencial del escucha. Creo que aquellos que siguen el proyecto hacen sus propias conexiones a recuerdos o estados oníricos.

Sí creo que hay una constante en el sonido que he desarrollado en los últimos 2 años, que exhala la inmediatez corporal del dancefloor, la atención a texturas rítmicas siempre cambiantes, y la composición de motivos en repetición.

Lo último que he grabado son puras primeras tomas que llegan a ser postproducidas como historias ambiguas y largas.

Turning Torso

© MARIO HERNÁNDEZ

¿Qué viene primero en tu proceso de producción: el concepto, lírica, o lo técnico?

Vi una entrevista donde Michael Gira hablaba que sus canciones eran artefactos muertos, como el esqueleto de un momento que cobraba vida propia. Mi incursión a la producción de música electrónica tuvo un precursor instrumental. Cuando un músico improvisa, hay poca actividad en el neocortex y uno entra en un “estado de flujo”. Considero los estados de flujo importantes para la liberación personal, así que al producir intento que sean dinámicas donde tenga que desencadenar cosas en el momento, como secuenciadores o instrumentos, teclas en vivo; como tocar jazz con máquinas. Después escucho el resultado y lo relaciono con temáticas que tenga en mente.

¿Cuál es la herramienta principal que utilizas al producir un track?


Un viejo secuenciador para Max for Live de Skinnerbox y el Granulator de Monolake. Son muy intuitivos de usar. Sigo utilizando la guitarra para explorar sonidos, hacer live looping o sampling, ya que también considero un reto lograr que un instrumento cotidiano logre sonidos impredecibles.

© YOUTUBE//Turning Torso

¿Cuánto tiempo le dedicas, en promedio, a cada track que produces?

Últimamente trabajo de 1 a 2 horas por track en una o varias sesiones cortas, aunque he tenido tracks en los que me he tardado más de un año en producir.

¿En qué momento decides que tu track está terminado?


Es difícil saber, pero casi siempre termino con los tracks que me atrapan de forma inmediata en una sola sesión. Aunque sí me enfoco en la mezcla, EQ y masterización. He tratado de reducir lo que hago a elementos básicos para poder saltarme trabas creativas y ser más productivo.

ESTE POST FUE ORIGINALMENTE PUBLICADO EN RED BULL PANAMÉRIKA
Seguir leyendo
06 2016 THE RED BULLETIN

Siguiente historia