Faith No More

“Me dije: ‘¡Qué padre! esto es muy bueno’”

Texto: Gary Moskowitz
Fotografía: Dustin Rabin

Faith No More regresa tras 17 años de su separación. Estos rockeros sacan un nuevo álbum que demuestra que ser diferentes es una autoafirmación  

Durante 35 años, Faith No More han sido conocidos como los verdaderos camaleones de la música rock, por la fusión del heavy metal con elementos tan dispares como el funk, la bossa nova y el soul. Aunque sus seis álbumes de estudio vendieron más de diez millones de copias y les valieron tres premios Grammy, en abril de 1998 el grupo se disolvió, sorprendentemente, para que sus cinco integrantes continuaran carreras en solitario. El cantante Mike Patton –cuyo rango de voz se extiende desde el canturreo en las octavas bajas y las rápidas acrobacias vocales hasta los gritos en las octavas más altas– se hizo un espacio como niño terrible de la música underground. 

En 2009 la banda se volvió a reunir para una nueva gira. Mike Patton y el bajista Billy Gould platican con The Red Bulletin acerca de su nuevo álbum, Sol Invictus, y explican cómo un grupo de personas autodenominadas “fuera del estándar” hicieron una carrera ignorando todos los límites preestablecidos en la industria musical del rock.

THE RED BULLETIN: Faith No More creó esencialmente su propio estilo de música. ¿Cómo lo hicieron?

BILLY GOULD: Pensamos: ¿Por qué vamos a querer hacer lo que están haciendo los demás? Yo sería horrible en una banda de puro heavy metal. 

MIKE PATTON: Fue muy duro, porque había una escena que ya estaba funcionando y nosotros caímos de la nada. No teníamos una comunidad. No éramos ni suficientemente punk ni suficientemente heavy. Los chicos de Metallica decían que éramos buenos, pero siempre fuimos como peces fuera del agua. Todos venimos de diferentes lugares, pero terminamos juntos y no podíamos comprometernos con las normas. Esto es lo que somos.


¿Ser diferente fue difícil al principio?

BG: No conseguimos que nadie en San Francisco escribiera sobre nosotros hasta que hicimos una gira en el extranjero. Luego nos prestaron atención y para nosotros fue como: “Ch***a tu madre”. Habíamos encontrado una manera de hacer música que nos gustaba. 

MP: Todos somos músicos autodidactas. Yo no leo música como lo hacen los músicos de orquesta. En lugar de eso escucho. No hay una manera correcta o incorrecta de hacer música. Si resulta que eres capaz de comunicar, puedes encontrar el camino.

“La industria te define y te aferra a ella y te dice lo que debes hacer, pero es mejor seguir tu propio camino”
Mike Patton

Ambos hicieron varios proyectos paralelos antes de volver a reunirse en 2009. ¿En qué medida esas experiencias benefician este momento de la banda?

MP: Hoy no estaríamos juntos si no hubiéramos tenido la oportunidad de hacer otros proyectos. Ahora todo tiene sentido. Yo era escéptico a los reencuentros, pero hicimos algunos conciertos de este tipo y me sentí muy bien. Fue refrescante. Y cuando escuché la nueva música que había escrito Bill, me dije: “¡Qué padre! Esto es muy bueno”.
 

¿Cómo llegó la banda a decidir que era el momento de juntarse otra vez? 

“Una vez dije que si a los 40 seguía haciendo lo mismo, que me mataran”
Mike Patton

 MP: Nos reencontramos en la boda del tecladista (Roddy Bottum). Realmente me abrió los ojos. Pensé: “Demonios. Realmente amo a estos chicos. Podría volver a hacerlo”. Es importante cuando también compartes una relación. Y yo compartí casi la mitad de mi vida con ellos.

BG: Grabamos la mayor parte del nuevo álbum en una pequeña sala de ensayos. No debería haber funcionado, pero salió bien. Lo masterizamos y a los cinco días estábamos en un avión camino a hacer conciertos. Es una sensación extraña la de abrirse al mundo nuevamente.

MP: Yo no hablé con nadie durante un tiempo. Pensaba, “a la mi**a con sus llamadas telefónicas. En este momento no escuchaba música que no fuera la nuestra”.


¿Qué se dirían a ustedes mismos cuando eran más jóvenes, sabiendo todo lo que saben ahora?

MP: “¡Cierra la boca, pequeño Mike! No será como piensas”. Una vez dije que si a los 40 seguía haciendo lo mismo, que me mataran. La industria te define, te aferra a ella y te dice lo que debes hacer, pero es mejor encogerse de hombros y seguir tu propio camino.

« Te ofrecemos lo mejor de cada mes

 >> ¡Recibe nuestra Newsletter! »
Seguir leyendo
06 2015 The Red Bulletin 

Siguiente historia