Jim Jarmusch by Jeff Vespa

Jim Jarmusch: “Son todos como borregos”

Texto: Rüdiger Sturm
Fotografía: Jeff Vespa

Jim Jarmusch, el director de culto, sabe cómo puedes facilitarte la vida: llamando a los dioses por teléfono, renunciando al e-mail

THE RED BULLETIN: Paterson, el personaje principal de tu nueva película, se niega a tener un teléfono móvil. ¿Tienes uno?

JIM JARMUSCH: Sí, tengo un iPhone y un iPad. Estos no son más que herramientas de trabajo, dependiendo del uso que les des, pueden ser útiles pero también te pueden absorber demasiado. Cuando leo sobre nuevos músicos, los busco en Spotify o en YouTube para oír su música. Pero nunca he tenido una laptop y no cuento con una dirección de e-mail personal. Ninguna.

¿Por qué no?

Para no estar medio día con los e-mails, ya tengo suficientes cosas que hacer, como escribir y hacer música. Quiero leer, reflexionar y hacer mi trabajo. Joe Strummer, del grupo The Clash, siempre decía esto: “No hay que conectarse, ni hay que desconectarse”. Eso quiere decir que tienes que darte el tiempo que necesites para asimilar realmente bien las cosas. Sólo así vas a poder producir algo.

© YouTube // FilmTrailerZone

¿Y qué pasa, entonces, con los teléfonos celulares?

En Nueva York son una plaga, vas por la calle y ves que todos andan a tientas con su celular. Quisiera empujarlos y decirles: “¿Cuál es su problema? ¡Allá afuera te espera un maldito mundo!”. Pero nunca puedes hacer eso. Son todos como borregos. “¡Mee!, ¡Meeee!”.

Reaccionas de una manera bastante cool.

No siempre, no me entiendo bien especialmente con los objetos inanimados. Hay días en los que tiro la taza del té o descompongo las persianas. Y luego me enfado.

¿Cómo te relajas?

Hago cosas como practicar tai chi, y digo: “Vamos, acéptalo; tienes la casa llena de cosas rotas y te pusiste la camiseta al revés. Simplemente eres un tonto”.

¿Así que eres un seguidor de la filosofía oriental?

Tengo una manera budista de ver las cosas, a pesar de que no soy practicante. Y debido a que hago tai chi estudié una maestría con un sifu, he leído bastante sobre eso. Además también tengo muchos amigos indios que me dan esperanza, ya que ellos entienden bien la forma en la que todo está en conexión con la Tierra. Es un tipo de energía que nos constituye a los hombres y a todas las cosas. Eso me da un buen sentimiento a pesar de que el planeta esté en la ruina debido a la sobrepoblación. La naturaleza empieza a limpiarse sola y todos nosotros tenemos que empezar a creerlo.

“EL PADRE DIJO QUE MI GATO NO IRÍA AL CIELO, ASÍ QUE YA NUNCA VOLVÍ A LA IGLESIA”
Jim Jarmusch, 63 años, no tiene cuenta de e-mail, sólo lee, reflexiona y hace su trabajo

¿Le temes a la muerte?

No, pero quiero estar muy preparado. Mi padre ya murió y en los últimos años me tocó perder a muchos amigos. Además mi madre ya está bastante mayor. La amo y puesto que sé que no estará ahí eternamente, ahora estoy leyendo El libro tibetano de los muertos.

Cuando falleció tu gato, le preguntaste seguro a algún padre si su alma iría al cielo. ¿No es así?

Él me dijo que no y, desde ese momento, ya nunca volví a ir
a la iglesia. En ese entonces tenía tan sólo doce años. Pero, ¿tú has oído acerca de una droga que se llama DMT? Se puede fumar y la ayahuasca la contiene, es una bebiba usada por los nativos del Amazonas y que se suele tomar en forma de ritual y responderá tus preguntas mejor de lo que yo jamás pudiera hacerlo.

Puedo suponer que ya has probado esta sustancia alucinógena, ¿verdad?

Sólo una vez, de cualquier forma, el cerebro la produce cuando mueres. Te abre un tipo de ventana. El filósofo Terence McKenna, quien estudió sobre los alucinógenos, las drogas y sus mecanismos, ha escrito mucho sobre el tema en su obra maestra El alimento de los dioses. Él decía que cuando tomas tales drogas, es como si recibieras mediante una llamada del teléfono un mensaje, el cual debes de captar y terminar la llamada. Eso me ha cautivado profundamente. Pero ¿por qué estoy diciéndote todo esto sobre la ayahuasca? No puedo ni creerlo.

Entonces ¿propones que deberíamos de darnos un viaje con esta droga?

No pretendo que intenten probarla. Pero me ha dado respuestas muy importantes a mí, personalmente.

Seguir leyendo
12 2016 the red bulletin

Siguiente historia