Juliette Lewis

Juliette Lewis, una fuerza imparable de la naturaleza

Texto: Steve Appleford 
Fotografía: Pamela Littky

The Red Bulletin se encontró con la actriz-rockera en un extraño momento de tranquilidad para hablar de los ciclones humanos, de impresionar a Johnny Depp y de la importancia de la pasión

Incluso no está segura de que sea la palabra, pero a la actriz-rockera no le importaría inventar una nueva para describir el ansioso movimiento hacia adelante que nos muestra en la pantalla y frente a su banda de rock, Juliette and the Licks. La decisión de Lewis en 2003 de dejar de lado su notoria carrera actoral para liderar una banda como su explosiva cantante de ojos salvajes confundió a muchos dentro y fuera de Hollywood. 

Fue una elección que hasta ella reconoce como: “Absolutamente chiflada”. Pero también había un método para la locura. Para Lewis era una pasión que tenía que explorar necesariamente.

Lewis, actualmente de 42 años, aún era una adolescente cuando en 1991 entró por primera vez en la conciencia de la cultura pop con su papel (nominado al Oscar) en el remake de Cabo de miedo, de Martin Scorsese. Tres años más tarde, viajaba con una escopeta junto a Woody Harrelson perpetrando una romántica ola de asesinatos en la apasionante película de Oliver Stone, Asesinos por naturaleza. Su reputación de interpretar papeles muy arriesgados y peligrosos quedó asegurada. Trabajó sin pausa frente a las cámaras por años, hasta que llegó la abrupta detención para convertirse en estrella de rock.

© thaisgms // YouTube

Lewis no ha vuelto la vista atrás desde entonces. Aunque se lanzó como solista en 2009, volvió a reunir a los Licks hace poco tiempo y también retomó su carrera como actriz en cine y televisión.

Ahora está filmando la segunda temporada de la serie de ciencia ficción Wayward Pines, en los EE. UU., y trabajando en nuevas canciones. Pero el equilibrio entre estas dos carreras no siempre es fácil. Y esa lucha es el foco del nuevo cortometraje documental dirigido por su amigo y colega, el actor Michael Rapaport, el cual puedes ver en Red Bull TV. Lewis, hija del fallecido actor Geoffrey Lewis, está en una pausa de ensayos con los Licks cuando se sienta a hablar de su vida, el trabajo y las decisiones aparentemente chifladas. En la mesa de un café de Los Ángeles Lewis platica rápido y come lento, mostrando la misma energía nerviosa que sigue impulsando todas sus actuaciones.

“Sé creativo, pero pásatela genial también”

Come at me bro. 🙀 #julietteandthelicks2016tour PHOTOG @marcusmaschwitz

A post shared by Juliette Lewis (@juliettelewis) on

THE RED BULLETIN: ¿Sentiste que tenías asuntos pendientes con los Licks?

JULIETTE LEWIS: Sí. ¿Has perdido a tus padres? Todo, desde este momento, está influido por la pérdida de mi padre hace un año. El tiempo es precioso y estoy abriéndome paso para concretar cosas difíciles que me gustan y que me pueden hacer crecer. Entre ellas, ser compositora e intérprete en vivo. Mi gran amor son los escenarios, el rock & roll y la conexión con el público. Los Licks fueron mi mejor grupo. Después de eso me dediqué a mi carrera solista, musicalmente tenía que crecer e hice diferentes estilos de música. Pero luego sentí ganas de nuevo y volví a reunir a la banda: “¡Eh, vamos a ver cómo nos sentimos!”. Resolvimos algunas de las diferencias, tocamos viejas canciones y ellos se sintieron bien. Yo sentí que quería expresar ese tipo de energía nuevamente.
 

Juliette Lewis

Malhumor: su playera retrata la ficha policial tomada cuando fue arrestada a los 15 años.  

Visto desde afuera, dejar de lado una carrera exitosa como actriz para hacer algo totalmente diferente parece un poco chiflado…

Es absolutamente chiflado. Pero quiero probar lo que no he probado, que es como siempre he sido como actriz y de la manera que abordo la música. Cuando era niña tocaba el piano y actuaba en musicales. Entonces tuve éxito haciendo una cosa. Parte de mi rebelión en contra de la actuación era porque me negaba a que otras personas me digan qué es lo que se supone que debía hacer o pensar. Cumplir los 30 también fue todo un tema. Pensé: “Dios mío, no hice música. ¡Qué diablos!”. Y empecé a escribir mis canciones con diferentes personas y luego formé una banda.
 

¿Piensas que tu trabajo como actriz influyó en tu música?

Siempre me comparo con un bajista cuando estoy grabando una película. Si trabajas para otras personas tienes que arreglártelas siempre, no importa cuál sea la situación. Nunca la puedes abandonar. Pero en la música yo soy la directora, guionista y actriz y colaboro con algunas personas especiales que amo. Estar en una banda independiente ha sido una curva de aprendizaje, se aprende el negocio y a ser un líder.

Juliette Lewis

Juliette Lewis le agrada verse como toda una “rebelde”.

¿Qué te ofrece la música que no te ofrezca la actuación? ¿ Vale la pena?

Expresión inmediata. Uno puede estar sentado en el tráfico o volando en un avión y tener una idea. Esa idea podría comenzar con una frase o, tal vez, con una línea de un bajo que escuchas en tu cabeza. Luego, cuando vuelves a tu casa, continúas escribiendo la letra con un amigo y la grabas o la tocas en vivo. Haces todo desde el principio y sin necesidad. Me siento espiritualmente incompleta si no hago música. Esta me ofrece una liberación y una expresión total de cualquiera que sea mi verdad en ese momento.

Juliette Lewis

Lewis sobre desatar su instinto animal en el escenario: “Es primitivo, pero es energía de la tierra y el cielo. ¡Es increíble!”.  

 Pareces tener una energía particular como actriz. La escena de la cena al principio de Asesinos por naturaleza, por ejemplo, es muy dura y también muy rock & roll.

Esa película me ayudó mucho para desatar una calidad de improvisación y mi lado más salvaje. Oliver Stone quería escuchar cada idea que tenía. En retrospectiva, me doy ahora cuenta de que no todas las actrices hubieran estrangulado a Woody con sus piernas. ¡No estaba en el guion!

¿Lo que eres sobre el escenario como música está conectado a ese mismo tipo de energía?

Creo que se trata de algo muy primitivo. Sobre el escenario a veces me siento un animal. Pero es energía de la tierra y el cielo. Es increíble.

¿Qué fue lo que te llevó a dejar la banda por un tiempo?

Entonces tenía todas las cosas por las que atraviesan las bandas: implosión, gente disconforme, el sentirse quemado, la dificultad de estar desconectado de tu casa durante un largo periodo de tiempo. Todos hicieron otros proyectos. Y yo todavía no había terminado con la actuación. Ahora estoy intentando hacer ambas cosas a la vez. Escribí un guion y quiero realizarlo y escribir la banda sonora. Voy a tratar de habitar todos mis medios creativos –si es que esto no me liquida primero.

“Estoy incompleta espiritualmente si no hago música”
Juliette Lewis, 42 años

¿Actuar sobre un escenario desató algo que siempre estuvo allí?

Sí, mil por ciento. Es transformador. Es un don y una maldición desatar esa energía, ya que también la necesitas, la extrañas si no explotas o te conviertes en un ciclón. ¡Me encanta esa sensación! Es una impresión más completa de sí misma. Yo vivo de la opinión de otras personas. La vida es dura y no creo que el arte sea todo, pero realmente puedes potenciar a alguien incluso cuando 10 minutos antes pensabas diferente.

Varios actores exitosos llegaron en un principio a Los Ángeles para poder dedicarse a la música, incluidos Harry Dean Stanton y Johnny Depp…

Me encontré con Johnny hace poco y de lo único que quería hablar era de la música y la banda. Hay algunos actores sobre los que pienso: “¡Sí, lo lograste!”. Yo ya corté el cordón umbilical con la industria del cine. Es una máquina enorme, sobre todo cuando es lo único que conoces. Ahora todo se trata más de cómo perseverar, conservando la cordura e, importante, un sano sentido de uno mismo. Y para mantenerse creativo, pero también pasársela genial.

Seguir leyendo
05 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia