keira knightley

“No pude tomar todas las drogas que quise”  

Texto: Ruediger Sturm 
Fotografía principal: Austin Hargrave/AUGUST

En una entrevista en exclusiva, la actriz nominada al Oscar por El código enigma, habla sobre premios, drogas y pezones tatuados de azul

Tenía 18 años de edad cuando Johnny Depp le pateó por primera vez el trasero en Piratas del Caribe. Lo que siguió, entre otras cosas –además de la segunda patada de Depp– fueron escenas sadomasoquistas con Michael Fassbender; peleas al lado de Mickey Rourke, en Dominó, y Clive Owen, en El rey Arturo; un romance con Aaron Taylor-Johnson, engañando a Jude Law. Es decir, bastante acción. Y mucho sexo.

Pero Keira Knightley es más que una de las heroínas más jóvenes y bellas de la historia del cine. Esta británica de 30 años es una actriz que brilla en papeles de carácter muy complejo como en el drama EverestEl código enigma (The imitation Game) con el que acaba de ser nominada a un Oscar como mejor actriz de reparto.

 

THE RED BULLETIN: El año pasado te desnudaste para la revista Interview y no dejaste que retocaran las imágenes como una declaración en contra de la locura del uso de Photoshop. Tienes una manera encantadora de expresar tus preocupaciones. 

KEIRA KNIGHTLEY: Gracias. Estas fotos para mí son un poco lo que mi madre llamaba sus “pezones tatuados en azul”. 

¿Tu madre se tatuó los pezones…?
No, lo decía en un sentido figurado por suerte. Una vez dijo: “Cuando sea abuela quiero tener los pezones tatuados en azul. De esta manera todos sabrán que tuve una vida auténtica”. Las fotos desnuda son como mis pezones que me tatué en azul por así decirlo. Y algún día se las mostraré orgullosa a mis nietos. 

También estarán orgullosos del Oscar de la abuela Keira. La nominación a Mejor actriz de reparto por El código enigma ya es un hecho.
Ya pasó con algunos personajes que la gente decía: “Dios mío, ese papel es para una nominación”. Y luego no pasó nada. Son los momentos en los que piensas: “Mierda”. Pero te das cuenta de que los premios no deben ser un objetivo cuando haces una película. Si la película es buena y encima recibes una nominación, entonces es alucinante, es divertido. 

A los 18 años hiciste tu primer papel en el éxito de taquilla Piratas del Caribe. ¿Te dolió que dijeran que le debes el personaje a tu apariencia? 
Después de todo nadie dijo que le dieron el papel a la mujer más fea del mundo. Algo es algo. ¿Sabes qué?, para mí es algo interesante. Yo sé que el papel de Piratas del Caribe también lo conseguí por mi apariencia. Pero justamente “también”, ya que había un montón de chicas que eran realmente lindas en la selección. Evidentemente tenía que haber algo más que hablara de mí para lograrlo.

¿Estás orgullosa de tu apariencia?
La belleza se desvanece. Si fuera lo único que tuviera para ofrecer debería estar realmente muy, muy preocupada.

“No pude emborracharme y quedar tirada como cualquier otro adolescente” 
Keira Knightley

¿Es malo volverse famoso tan joven? 
Siempre tienes una cámara apuntándote. Y me refiero a todo el tiempo. Es decir, la experimentación queda descartada. Por ejemplo no puedes tomar todas las drogas que quieres. Nunca pude emborracharme y quedar tirada en el piso como cualquier otro adolescente de 18 años.

Ya que no funcionó con las drogas y el alcohol, ¿has podido practicar otra costumbre en tu vida, algún deporte…?
Lo hago, pero tengo fases. Tengo una que dura seis meses, en la que me consigo un entrenador personal y voy al gimnasio. Pero después de un tiempo me aburre muchísimo. Después comienzan los seis meses en los que simplemente deambulo vegetando. Y comienza otra vez el ciclo. Una vez hice senderismo en el Himalaya. Pero no fue tan impresionante.

Entretanto, eres de las actrices mejor pagadas del mundo. ¿Cómo lo hiciste?
Francamente, estoy sorprendida. Creo que el secreto de mi éxito es poco para ti: he tenido una suerte increíble.

Realmente es un poco decepcionante.
Bueno, espera… creo que también soy una luchadora. Sí, eso también hay que decirlo. Cuando algo logra derribarme, me levanto con bastante rapidez y sigo en la lucha. Por otro lado, también muto muy rápidamente en una de esas actrices con lobotomía cerebral…

… con…?
Lobotomía. Ya sabes, cuando se seccionan fascículos nerviosos del lóbulo cerebral. La apatía total. El estado típico de las actrices. Pero con mi lobotomía cerebral suceden cosas extrañas: tengo miedo de mi propia pereza. Ese es el momento en el que empiezo a hacer algo al respecto.

¿La opinión de las demás personas es muy importante para ti? 
Claro. ¿Para ti no es importante? El que no se preocupa por eso es un psicópata. Pero tampoco hay que exagerar. Creo que en ese sentido encontré un camino muy bueno para mí. A algunas personas les resulta atractivo lo que tengo para ofrecer y a otras les resulta repugnante. En este momento lo veo así.

La ficha

Nombre: Keira Christina Knightley

Descripción corta: actriz británica inteligente, bella, perspicaz y con un marcado sentido del humor británico

Casada con…: James Righton, vocalista de los Klaxons

¿Plan B?: “¿Una carrera musical con mi marido? ¡No, por Dios, muy mala idea! Además odio cantar en público. Me da un miedo tremendo, haría un papelón. ¡Horrible!”

  
Seguir leyendo
03 2015 The Red Bulletin

Siguiente historia