Lady Gaga

¿NOSTALGIA O FETICHISMO?

TEXTO: Benjamín Acosta
FOTOGRAFÍA: Cortesía Taschen

Un libro que recopila las 500 mejores y más artísticas portadas de discos de todos los tiempos


Aunque en ocasiones no lo notamos, el arte visual es importante en esos discos que nos vuelan la cabeza. Un álbum de música no solo es objeto de colección, podría también enmarcarse para que tu espacio se transforme en galería. Una buena forma de ponerle sabor al ritmo que marca la era digital.

En el inicio, el formato era físico. Antes del mp3 y la tendencia del streaming, un plato de vinilo daba vueltas mientras la aguja recorría sus surcos. Después apareció el resplandor del disco compacto impactándonos con su calidad de audio. La experiencia cambia cuando guardamos miles de canciones en la computadora y después accedemos a la nube desde nuestro teléfono. Adiós al scratch, discos estropeados o cajas de plástico rotas, pero no a la tradición del diseño de grandes portadas.

Art Record Covers es un libro que repasa la identidad de una obra artística lograda por la inspiración mutua entre el músico y el creador de imágenes. Aquí recorremos algunos ejemplos.

Seguir leyendo

ESTILO

Para que una actitud irreverente tenga efectividad, echa mano de la polémica. Ahí parece concentrarse la postura de Lady Gaga cuando, lejos de pretender la complacencia, lo que desea en realidad es no pasar desapercibida. Y nadie mejor para desarrollar la imagen de ARTPOP (2013) que el no menos controvertido Jeff Koons. “Quería convertirse en una escultura”, declaró el artista visual cuando la cantautora lo invitó a sumarse al proyecto. Con el toque kitsch que lo caracteriza, hizo realidad su sueño. Considerado el artista vivo mejor cotizado en Estados Unidos, después de la sesión con Gaga, continuó en su extravagante dinámica que incluye gigantescos diamantes fabricados con acero inoxidable y juguetes inflables no menos monumentales.

Lady Gaga - ARTPOP (2013)

Lady Gaga - ARTPOP (2013)

© Cortesía Taschen

FASHIONISMO

La atracción de seres en apariencia opuestos, trae como consecuencia algo que ninguno de los dos había imaginado. Un experimento revelador surgió cuando el rapero Kanye West llamó a Takashi Murakami para trazar las coordenadas con la intención de hallar la idea visual de Graduation (2007). Con experiencia en la pintura, la moda y el anime, sobre la delgada línea que separa al arte del mercantilismo, Murakami hizo una pausa en sus creaciones para Louis Vuitton y así dar forma a la tapa de esta grabación que incluye la célebre “Stronger”.

Kanye West - Graduation (2007)

Kanye West - Graduation (2007)

© Cortesía Taschen

BÁSICO

Mientras la ambigüedad sexual emergía como escandaloso estereotipo a fines de los sesenta, las ensoñadoras notas de “Sunday Morning” abren la primera producción de The Velvet Underground acompañados de la cantante alemana Nico. En esa sociedad también estaba incorporado Andy Warhol, su mentor y guía inicial que literalmente puso color y sabor al enigmático grupo neoyorquino. Después de retratar una lata de sopa Campbell’s, la figura adhesiva de un plátano fue lo que el precursor del arte pop elaboró para sus amigos en el cuartel general conocido como The Factory. Un disco incomprendido en su momento que se convirtió en clásico esencial.

The Velvet Underground & Nico (1967)

The Velvet Underground - The Velvet Underground & Nico (1967)

© Cortesía Taschen

ESPONTÁNEO

La colaboración estratégica produce fama recíproca. Un ejemplo claro de ello es el instante capturado por el neoyorquino Robert Mapplethorpe para Horses (1975), álbum debut de Patti Smith. La crudeza de un retrato en blanco y negro, logrado con luz natural y sin retoque alguno, trascendió como emblema del rock a cargo de un fotógrafo que encontraría además en las flores, la sexualidad y el desnudo su gran inspiración.

Patti Smith - Horses (1975)

Patti Smith - Horses (1975)

© Cortesía Taschen

IMPULSO

Yeah Yeah Yeahs decide dar forma al rostro de su álbum It’s Blitz! (2009) con una obra ejecutada por el suizo Urs Fischer. Cuando varios museos en el mundo se disputaban el hecho de tener una exposición individual de su trabajo escultórico, surgió el momento para colaborar con la cantante Karen O. Basándose en aquello que comunica el arte contemporáneo a través de las emociones –o sea, “lo que nos guste aunque no signifique nada”– terminó por materializar la fantasía de ambos. En esa ruleta de ocurrencias, surgió la imagen del álbum que contiene las memorables “Hysteric” y “Zero”.

Yeah Yeah Yeahs - It’s Blitz! (2009)

Yeah Yeah Yeahs - It’s Blitz! (2009)

© Cortesía Taschen

ILUMINADO

Sonic Youth inició la transformación de su noise rock hacia otra clase de experimentación con guitarras. La parte visual avanzó simultáneamente con el trabajo del artista alemán Gerhard Richter, cuyas piezas se valoran en decenas de millones de dólares. Para definir la portada del álbum Daydream Nation (1988), eligieron una pintura hiperrealista. Una vela, la luz al final del túnel que para ellos significaba la culminación del gobierno de Ronald Reagan en esos días. ¿Suena familiar?

Sonic Youth - Daydream Nation (1988)

Sonic Youth - Daydream Nation (1988)

© Cortesía Taschen

ART RECORD COVERS

Una antología de portadas de discos hechas por reconocidos artistas gráficos. Francesco Spampinalo se encargó de esta colección de más de 500 ejemplos que van desde Led Zeppelin, Iggy Pop y Rage Against the Machine hasta Blur, R.E.M. y The Beatles. La portada del libro es la tapa del álbum Menlove Ave. (1986) de John Lennon a cargo de Andy Warhol.

John Lennon - Menlove Ave. (1986)

John Lennon - Menlove Ave. (1986)

© Cortesía Taschen

Seguir leyendo
04 2017 THE RED BULLETIN

Siguiente historia