DJ Sven Väth on the turntables

Los dioses de la fiesta

Fotografía: Kidkutsmedia

La gran expresión cultural de nuestro tiempo se llama: fiesta. Festejar con cualquier motivo, dejarse llevar y bailar toda la noche como forma de vida. Los iconos culturales del momento son los mega-DJ. Ellos son quienes le dan forma a las tendencias mundiales, llenan estadios y tienen honorarios a la altura de Hollywood. ¿Quiénes son estas superestrellas? ¿Qué representan y qué podemos aprender? Parte 1: desde Sven Väth hasta Skrillex.
Sven Väth
Sven Väth

Redes sociales: 1 millón de fans en Facebook. 
Fortuna: 14 millones de dólares (estimada).
Actuaciones: 106 (en 2015). 

El padrino: Sven Väth

¿Su marca registrada?

La naturalidad con la que a los más de 50 años continúa en el negocio como DJ y a partir de su sincera pasión por la música bailable se mantiene siendo relevante. Muchos de sus veteranos colegas sólo viven de su patrimonio, Väth en cambio encuentra nuevos talentos, los promociona y trabaja con ellos.


¿Qué aprendemos de él?

No importa lo que diga la gente. Haz lo que tú sientas y tendrás éxito. 


Lo mejor:

Sus emblemáticos anuncios sobre el escenario. Los mejores los puedes encontrar en la página de sus fans: www.gudelaune.de. 


Lo peor:

“Papá Sven” no es un apodo, hay que sentirse orgulloso de serlo.

“…hay que mantenerse fiel a uno mismo y no olvidarse de disfrutar”
Sven Väth
Richie Hawtin

© Carlo Cruz

Richie Hawtin
Richie Hawtin

Redes sociales: 1 millón de fans en Facebook.
Fortuna: 9 millones de dólares (est.).
Actuaciones: 82 (en 2015).

El visionario: Richie Hawtin

Ya con su primer disco bajo el seudónimo de F.U.S.E., el entonces DJ de 19 años oriundo de Canadá provocó en 1989 una revolución en el Techno. Hace 14 años, desarrolló un software que permitió por primera vez a los DJ usar archivos MP3 en lugar de vinilos. Lo que al principio era algo ridículo, terminó siendo un nuevo estándar.

¿Su marca registrada?

Musicalmente es considerado uno de los creadores del minimal techno, un género de música que se reduce a su funcionalidad y efecto hipnótico. En cuanto a la tecnología, desarrolló un nuevo controlador de DJ y la primera aplicación de Twitter para DJ –comparte en vivo listas de reproducción vía Twitter.


¿Qué aprendemos de él?

Nunca te des por satisfecho con tu status quo. ¡Nunca, nunca!


Lo mejor:

En 2015, la universidad inglesa de Huddersfield le otorgó el título de doctor honoris causa, siendo el primer DJ en recibir esta distinción.


Lo peor:
Es considerado el sepulturero de la vieja cultura del vinilo.

“Para mí no hay reglas en la música”
Richie Hawtin
Diplo springt

© Romina Rosales

Diplo
Diplo

Redes sociales: 2.25 millones de fans en Facebook. 
Fortuna:
15 millones de dólares (estimada). 
Actuaciones: 72 (en 2015, más los conciertos con Major Lazer).

El descubridor: Diplo

El Alexander von Humboldt de la escena electrónica viaja por todo el mundo, descubre tendencias de subculturas como el baile funk brasileño y las apoya para que hagan su irrupción en el resto del mundo. En el 2008, Diplo (en la actualidad tiene 37 años) se convirtió en una estrella mundial junto a la rapera M.I.A., con Paper Planes. La canción vendió solamente en EU cuatro millones de copias y fue la música de la película ganadora del Oscar Slumdog Millionaire (¿Quién quiere ser millonario?”). Desde entonces Diplo produce éxitos para su banda Major Lazer y estrellas pop como Beyoncé, Justin Bieber y Madonna.

¿Su marca registrada?

No sigue las tendencias, las crea.
 

¿Qué aprendemos de él?

La inspiración no la encuentras en la puerta de tu casa. Viaja por el mundo y descubre nuevas perspectivas.  
 

Lo mejor:

Su sonido le dio credibilidad incluso a Justin Bieber.
 

Lo peor:

Se beneficia a sí mismo con subculturas exóticas que descubre, los críticos lo acusan de colonialismo cultural.

“Tengo éxito porque reconozco las tendencias antes que otros”
DIplo
Skrillex

© Housetribeca.com

Skrillex
Skrillex

Redes sociales: 19 millones de fans en Facebook. 
Fortuna: 36 millones de dólares (estimada).
Actuaciones: 81 (en 2015, en 2011 llegó a la increíble cifra de 322).

El niño prodigio: Skrillex

Antes de 2010 los amantes del rock no estaban interesados por la música de los clubes. Skrillex cambió esto con un solo disco: Scary Monsters and Nice Sprites. Este miniálbum, que el entonces DJ de 22 años grabó en su habitación y lo divulgó a través de las redes sociales, vendió dos millones de copias y ganó dos premios Grammy. Actualmente Skrillex tiene seis de estos galardones, más que cualquier otro DJ, y trabaja con artistas tan diversos como los ex The Doors, Justin Bieber y el hijo de Bob Marley.

¿Su marca registrada?

Se burla de las reglas del negocio, publica temas espontáneamente y sin campaña publicitaria y difunde su música a través de aplicaciones para smartphones.


¿Qué aprendemos de él?

Esperar una ayuda es perder el tiempo. Haz lo que tú quieras, incluso cuando objetivamente no tengas ninguna posibilidad de lograr éxito. “Los obstáculos son oportunidades para crear algo nuevo”. 


Lo mejor:

Al principio, debido a sus sonidos pegadizos, Skrillex era considerado la persona más odiada de la música de club. ¿Su reacción? “Lo siento, no tengo tiempo para los que odian”.
 

Lo peor:

Su pelo largo hacia atrás y lentes de carey. Magnífica parodia del blog “Girls That Look Like Skrillex”.

“Si yo puedo ganar un Grammy, entonces tu ingenio en la habitación de tu infancia puede conquistar el mundo”
Skrillex
Seguir leyendo
02 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia