Pharrell Williams

«Cuando algo se me ocurre, lo hago al instante»

Entrevista: Andreas Tzortzis 
Fotografías: Finlay MacKay

En la segunda parte de la entrevista en exclusiva Pharrell Williams cuenta cómo logró hacer el megahit «Happy», por qué uno no debe forzar las cosas y qué considera como riqueza

THE RED BULLETIN: Entrevistaste a Spike Lee y hablaste con él sobre la importancia de utilizar “Fight the Power” como himno principal en Do the Right Thing. ¿Cómo las canciones pueden contribuir al sentimiento que te viene por el filme?

PHARRELL WILLIAMS: Bueno, el cine ofrece dos sentidos diferentes. Con la música una parte queda en tu imaginación, puedes proyectar lo que quieras. En vez de en el cine, donde hay una dirección curada por el punto de vista del director y la música que lo acompaña. De esta manera esos dos elementos trabajan en conjunto para poder llevarte al lugar al que el director decide. 

Por tanto, el cine tiene la ventaja, pero creo que la industria de la música está acercándose, porque todos los artistas indie piensan: “No quiero dejar a tu interpretación lo que siento cuando hice esta canción. Me gustaría mostrártelo”. Así que ahora vemos a todos esos chicos independientes hacer la mejor música porque piensan en música 3D, en la manera en que siempre debió ser.

¿Hay un artista o álbum que creas que está haciéndolo particularmente bien?

Pharrell Williams

Pharrel Williams: «Yo siempre busco el contraste».

Bueno, ¿sabes qué? Incluso en un nivel muy popular, hay algunos artistas que ya lo entendieron. Como por ejemplo, Beyoncé. Sus visuales eran tan poderosos que el único marketing que tuvo fue que tuiteó o que puso algo en su Instagram.

No estoy totalmente seguro del método que ella eligió, pero simplemente lanzó el álbum completo. Así de la nada sacó un montón de videos y de canciones y dijo: “Miren, esto es mi arte”. Sin campaña, ni trucos. Y eso provocó a la industria de la música… Bueno, al menos los inteligentes… Porque todavía hay arrogantes que piensan: “Ah, bueno, es que se trata de Beyoncé”. Pero esos que piensan asi son los viejos. Los “siempre jóvenes” son los que piensan hacia adelante y se dan cuenta de que aquel que entretenga a la mayoría de tus sentidos con algo que sea irrefutable, ganará.

¿Y tú tuviste algún problema con la estructura de la industria de la música cuando comenzaste?

Era un niño. No tenía idea de qué sucedía. Lo único que sé es que lo que me motivaba entonces es lo que sigue motivándome actualmente, se trata de la música que me hace decir: “Wow, se siente increíble”. A
mí me encanta la sensación de las grandes estructuras de acordes, grandes melodías y letras que te llegan, ¿sabes? Eso es lo verdaderamente importante. 

“He aprendido a ser más abierto y probar. Y cuando algo se me ocurre, lo hago al instante; quizá nunca vuelva a escucharlo”
Pharrell Williams

Estás a punto de lanzar un álbum nuevo, el primero como solista desde hace ya bastante tiempo. ¿Por qué has decidido hacerlo justamente ahora?

No sabía si este era el momento. Nunca sé nada. Eso simplemente es parte de estar abierto. Cuando las cosas están demasiado predeterminadas, jamás he tenido éxito. Será así, así, así, así y así. Eso es puro ego.

Y es de ese modo como uno se confía, ya que tu ego así… Básicamente tienes tus experiencias y luego están tus recuerdos de tus experiencias. Y la manera en que tu mente, como si fuera un bibliotecario, se mueve para consultar esta información, es donde puedes medir o cuantificar tu ego de una u otra manera. “Bueno, sé tal y tal y tal y tal, por lo tanto…”.

¿Has escuchado la frase “Dios se ríe de nuestros planes”? Y es por cosas así. Porque cuando piensas que sabes, puedes estar -cegado por algo ligeramente distinto que cambie todo lo que piensas.

He aprendido. Tengo 40 años, así que he aprendido a no hacer ciertas cosas. He aprendido a estar más abierto y probar. Y cuando algo se me ocurre, entonces busco acostumbrarme a ello en ese instante, pues
tal vez nunca vuelva a escucharlo. Porque ¿cuál es la probabilidad? Hay siete millardos de personas sobre el planeta. Y solo porque seamos tantos no va a significar que las probabilidades estén a mi favor.

Así que el conocimiento no existe. Tienes que estar abierto. Me esfuerzo mucho. Ya sabes, yo me esfuerzo mucho en intentar no tener un gran ego para así poder estar abierto y no perder fragmentos importantes de música y puntos de vista, nuevas maneras de hacer música y arte, ¿sí entiendes a lo que me refiero? Si lo hago de manera tan predeterminada, entonces bloqueo por completo todo lo que pudo haber sido, lo mejor que me haya sucedido. 

Así que cuando tuve la grandiosa oportunidad de trabajar en la primera Mi villano favorito, tuve que escuchar. Por mucho que me haya sentido como: “Ah, ya saben, puedo hacer canciones y todo eso”. Claro que no, ellos tenían una dirección. Sabían lo que querían. Y en ese proceso aprendí más sobre acercarme a la gente o desmenuzar canciones. Okey, está bien, crees que diste en el clavo con la música. Crees que diste en el clavo con la letra. Bien. ¿Es tan accesible como puede ser? ¿Cantaste esa línea lo mejor que pudiste para que fuera clara y con dicción clara? Osea, ¿es distinguible para la interpretación de la gente? Tal vez no lo sea, pues tu ego te dijo que está tremendo. Pero si te deshaces de tu ego y trabajas solo tus sentimientos surge lo mejor de ti. 

¿Esa es una lección que te haya costado aprender a ti?

Esa fue una gran lección para mi trabajo, porque así es como nació “Happy”. Porque yo juré que lo había logrado nueve veces seguidas, con nueve canciones distintas para esa pequeña escena.

¿Nueve?

Sí. Y no fue sino hasta que me quedé completamente sin ideas, sin ego, ¿cierto? Porque lo que sabía acerca de Mi villano favorito, la primera vez, es que él era un personaje malo y bla, bla, bla, y luego… Eso fue un error.

Entonces me tomó estas nueve veces meterme en la cabeza que tenía que estar abierto y repetirme: “OK, sí. Gru era un tipo enojado en la primera. Ahora es feliz”. ¿Y cómo escribes una canción acerca de alguien que es feliz y que es incansable al respecto? Y así nació la canción. 

¿Pero antes tenías la idea básica?

No tenía nada. Justo eso es lo que intento decirte. La idea básica está justo donde el ego entra en acción. Recuerda, tienes que estar abierto.

Pero seguramente tenías algo con qué empezar. Algún tipo de inicio. 

Nada.

Pero eso es todo una locura, puesto que has construido una carrera con tus conocimientos y talento.

No, construí una carrera al amar la música y a veces al intoxicarme con que las cosas funcionen creyendo que era yo. Y no era yo. Una canción exitosa no la haces tú. La canción es tuya. El éxito lo hace la gente.
No puedes perder esta perspectiva.

¿Cuál es tu objetivo con tu nuevo álbum?

Simplemente me dieron la oportunidad y, ya sabes, cuando me preguntaron de qué quería hacerlo, seguí mis sentimientos. Así que decidí con los ojos cerrados. ¿Pero qué significa eso?

¿Acabas de hacer la siguiente pregunta?

Sí. Fue una pregunta retórica. ¿Qué es lo significa eso? Eso no significa: “Ah, soy tan bueno. Puedo hacerlo con los ojos cerrados”. Cuando alguien dice que lo hace con los ojos cerrados, lo que en realidad quiere decir es: lo que realmente significa es que no tuviste que pensarlo y fue algo instintivo puesto que actuabas siguiendo tus sentimientos.

Seguí un sentimiento. No miré a mi alrededor para observar qué hacía aquella persona y qué hacía aquella otra. Fui a mi interior para poder ir hacia arriba. Así que lo hice con los ojos cerrados, lo que significa que la prueba de fuego viene cuando cierras los ojos. ¿Lo entiendes? Eso significa que no tienes influencias del exterior. Así que hice toda esa música basado en un sentimiento, sin pensar. Porque cada que he pensado demasiado en mi vida, he fallado.

¿Piensas en cómo suena la euforia, cómo suena la tristeza o cómo suena el aturdimiento”? Lo decimos porque le estás atribuyendo sonidos a las emociones.

Sí, pero eso es lo que hacen siempre todos los músicos. No se trata de algo único en mí. Todos hacemos las cosas a nuestro modo.
Y tu modo es lo que te define. La manera de hacer las cosas es lo que te va a hace ser quien eres.

En otras palabras, todos hablamos inglés, pero de alguna manera utilizas las palabras de otra forma que yo y estas las utilizas a
tu manera. Tu modo es la huella de quien eres como persona. Así que, ya sabes, mucha gente hace música. Muchos de nosotros creamos música de la misma manera. La única diferencia consiste en que tu modo es más específico a quién eres como persona. ¿Me entiendes?

Sí, te entiendo. También es realmente interesante cómo tú nunca has tenido miedo en dejarte llevar por tus intereses y direcciones.

¿Qué tienes que perder? ¿Fracaso? Si te preocupa el fracaso, entonces no puedes hacer buena música.

¿Por qué tu nuevo álbum se llama Girl?

Bueno, hay un propósito mayor. Pero deja que cambia de tema. Déjame decirte que mi intención más allá del contenido es el sentimiento, para que así puedas ver todo el proceso de cómo hago música. En el génesis, sabía que el criterio era festivo, celebratorio y quería que todo se sintiera muy urgente. Así que me esforcé mucho para lograrlo. 

Urgente es una palabra interesante.

Urgente simplemente significa: “Oye, ¿qué es eso?”.

Detente y escucha.

Siempre busco lo único e incontestable. Siempre busco eso y uso el sentimiento como brújula. Somos tan desdeñosos de nuestros sentimientos… Y sin embargo, la mayoría de las veces, cuando escuchas sobre ellos en canciones, a menos que seas muy buen cantante/compositor, siempre es genérico. Por otra parte, que tus sentimientos se conecten con tu espíritu es lo que nos distingue del reino animal. Nosotros tenemos sentimientos. Nuestros sentimientos pueden orillarnos a hacer locuras o también a hacer cosas realmente sorprendentes en la vida.

Puedes saber cuando alguien está parado detrás de ti, incluso si no hace ningún sonido. Puedes sentirlo. Puedes entrar a un cuarto y puedes saber si a alguien no le agradas. O, por el contrario, puedes entrar en un cuarto y saber si algo ocurre entre dos personas aunque nadie te diga algo.

Es un sentimiento. Y muchas veces los desdeñamos. Así que con este álbum busqué exprimir todo eso y simplemente intenté hacer algo que fuera realmente estimulante, algo de raíz. 

 

«Una canción exitosa no la haces tú: es tuya, pero el éxito lo hace la gente. No pierdas la perspectiva»
Pharrell Williams

¿Algo que resonara entre las mujeres?

Ah, sí, completamente. Completamente.
Las mujeres han sido muy buenas conmigo y con mi carrera.

¿Qué necesitas entender acerca de una mujer para escribir una canción acerca de ella?

Creo que la mayor parte del tiempo la pasamos escuchando canciones que están escritas a mujeres y no para mujeres. Ya lo sabes, es como la mayoría de los productos que existen en el mercado. En realidad no son para ellas, se trata, simplemente, de que son comercializadas hacia sus inseguridades. Sin embargo, no son perfectos para ella, ¿cierto? En realidad, no tiene el aroma que ella prefiere; simplemente, es lo que las anticuadas y viejas estadísticas corporativas andan diciendo.

Pero la pregunta es: ¿dónde hacen estos consensos y con qué tipos de mujeres? Mi idea es hacer cosas con ellas en mente de manera genuina. Eso no es escribirle algo a ella. Es escribir algo para ella.Y la única manera de hacer eso, el único modo de realmente descifrar si funciona o no se basa en sentimientos. Eso es lo que ella te dirá, lo que siente.

A veces, se puede sentir que el éxito proviene de una ausencia de emoción. En otras ocasiones, se cree que el éxito viene de ser muy calculado e inteligente y no involucrarse demasiado.

«Los sentimientos pueden llevarnos a hacer locuras o cosas realmente sorprendentes»
Pharrell Williams

Sí, Steve Jobs. Él le trajo ese producto llamado computadora al mundo con tanta genialidad. Pero somos humanos y sentir es lo que un ordenador jamás podrá hacer. Eso es lo que todavía nos hace ser la especie superior de este planeta.

¿Entonces tú eres un curador de sentimientos?

Por el momento.

¿Fue distinto al inicio de tu carrera?

Sí, porque, como ya dije, cuando me di cuenta de que pensar no es lo mío y sentir sí lo es, comencé a descubrir por qué la gente puede ser tan despreciativa con algunos sentimientos de otras personas. Siempre,
desde que era un niño, he sentido la música. Pero me di cuenta de que era la clave en los últimos diez años, probablemente. Porque antes de eso simplemente no pensaba. Todo era vuelos privados, Ferraris, joyas, todas esas cosas que al final no significan ni valen para nada. Es en serio. Los Ferraris se hacen viejos. Se deprecian tan pronto los sacas de la agencia.

Lo mismo sucede con un Honda Accord.

Tienes que cambiarlos cada dos años porque en cuatro habrás perdido mucho dinero. Y me gusta el auto, en serio. Aún me gusta. Pero no se trata de eso. No puedes llevarte nada de eso cuando mueras. Te llevas tus sentimientos contigo y las experiencias que te provocaron esos sentimientos. 

Y, en tu caso, se podría decir que también las que les provocaste a otros.

Eso es riqueza, viejo. Una experiencia. Lo mejor que puedes hablar acerca de ti es el viaje en el que te la pasaste increíble. Lo primero que dices a la hora de describirlo es: “Ah, viejo, fue grandioso”.

Seguir leyendo
04 2014 The Red Bulletin

Siguiente historia