Highlining

Trapecistas sin red

TEXTO: OMAR CHÁVEZ
FOTOGRAFÍA: FLICKR//Jeff P

Estos locos no le temen a la cuerda floja ni al precipicio más imponente del mundo, la adrenalina es su motor de vida


Caminar en una cuerda floja no es nada nuevo, de hecho lo han hecho por muchísimos años, pero hace poco que esta locura es considerada como un deporte. El deporte, como tal, nació en 1976 por el escalador Adam Grosowsky.

Hay una buena gama de posibilidades dentro del slackline, ya que cada modalidad tiene una especialidad. Por ejemplo, el urbanlining tiene la peculiaridad de utilizar el entorno urbano para hacerlo más emocionante. Dentro de esta modalidad, muchos de los que lo practican buscan pasar el mayor tiempo posible sobre la línea.

Otra de las modalidades más practicadas es el slackline yoga, que busca llevar los tradicionales movimientos del yoga a lo divertido de una línea. Si crees que lograr el equilibrio en el yoga es complicado, prueba hacerlo sobre una cuerda. Sin duda es un buen reto.

Pero la modalidad más famosa es el highlining, que como su nombre lo indica, el objetivo es llevar a lo más alto una línea de slackline… y no caerse en el intento.

Aquí te presentamos a los 5 mejores slackliners de todos los tiempos y sus mayores hazañas:

Philippe Petit, 1968, Estados Unidos

Un buen día, Philippe Petit decidió que era una buena idea cruzar las Torres Gemelas a través de una cuerda floja.

Petit era de otro mundo, ya que su “entrenamiento” para conquistar el World Trade Center lo llevó a hacer slackline en Notre Dame y en el puente del puerto de Sídney. El 7 de agosto de 1974, Philippe cruzó las Torres Gemelas de torre a torre.

Aunque no fue tal cual una línea de slackline, como la conocemos ahora, se considera esta hazaña como uno de los antecedentes de este deporte extremo y, sin duda, uno de los más arriesgados.

Philippe Petit

Este hombre de petit sólo tenía el apellido, porque en realidad era un grande.

© FACEBOOK//Philippe Petit

Dean Potter, 2012, China

Este escalador y base jumper estadounidense se convirtió en la primera persona en cruzar el Cañón de China sobre un slackline.

El recorrido se compuso de casi 40 metros de distancia, a una altura de 1,800 metros del suelo.

Aunque hoy por hoy no parecería tan alto ni tan largo, Potter fue uno de los primeros en hacer este tipo de proezas, además realizó el recorrido sin ningún tipo de seguridad que pudiera asistirlo en caso de que perdiera el equilibrio.

Tristemente Dean falleció el año pasado, pero lo recordaremos siempre como el increíble daredevil que era.

© YOUTUBE//NTDTV

Libby Sauter, 2007, Estados Unidos

Una de las líneas más emblemáticas de Yosemite, en Estados Unidos, se inauguró por primera vez en 1985, pero fue hasta el 17 de julio de 2007 que la primera mujer cruzó la línea conocida como el Lost Arrow Spire y esa mujer fue Libby Sauter.

Mia Noblet, 2016, Canadá

“Sólo voy a salir a dar unos cuantos pasos”, fue lo que dijo Mia cuando comenzó a caminar los 222 metros de la línea que está en las cataratas Hunlen.

Esta “pequeña” caminata le otorgó un récord: ella es, hasta ahora, la mujer que más distancia en slackline ha recorrido y quien mejor lo ha hecho.

Mia

Mia rompiendo el récord de highlining femenino el pasado 24 de agosto en las cataratas de Hunlen.

© Leftcoast Media House

Nathan Paulin y Danny Menšík, 2016, Francia

Caminar un kilómetro no suena muy impresionante, pero ¿qué tal si le sumamos 600 metros de altura? Suena más interesante ¿no? Pues este par se aventó una “caminata” de mil metros sobre una línea a 600 metros de altura en Francia. Esto les valió el récord mundial de highlining. 

Esto ocurrió el pasado 19 de abril en el río de La clue d’Aiglun, un área muy frecuentada por escaladores. El recorrido les llevó un poco más de una hora; como vez no es cosa fácil, ni rápida.

© YOUTUBE//Red Bull

Seguir leyendo
10 2016 THE RED BULLETIN

Siguiente historia