Havaí

¡A Hawái con Nicole Pacelli!

Fotografía: Ryan Miller/Red Bull Content Pool
Texto: Fernando Gueiros

Si tienes en mente visitar la Meca del surf mundial, no dejes de seguir los consejos de la campeona mundial de stand-up paddle

Nicole Pacelli, con 23 años, es una de las grandes surfistas brasileñas. Fue la primera campeona mundial de stand-up paddle, SUP, en 2014 y hoy dedica su vida por completo a lo que más le gusta hacer, el deporte.  

Desde que comenzó a practicar para las altas competiciones, hace cuatro años, la brasileña nacida en São Paulo pasa los meses en Hawái durante la temporada de olas, de diciembre a marzo. Con cada visita que realiza a las islas siempre tiene algo que la sorprende y por descubrir. Pero Hawái también cuenta con cosas que no cambian: cualquiera que vaya, en poco tiempo, va a a encontrar su ola favorita y la playa a la que siempre querrá volver. 

Le pedimos a Nicole Pacelli que nos muestre los lugares más auténticos que ella frecuenta, sus grandes descubrimientos y, por supuesto, dónde están las olas de su vida. 

Nicole Pacelli

© Robert Astley Sparke/Red Bull Content Pool

1. COMER POKE EN KAHUKU

“El poke es un plato típico aquí en Hawái, en un cuenco se sirve arroz caliente con pescado crudo por encima. El más famoso es el de atún. Se puede encontrar en varios mercados y en restaurantes de la isla, pero el que más me gusta es el del mercado Kahuku Superette, en North Shore. El aliño es uno de los mejores y además puedes disfrutar de las vistas de la playa”. 

2. DISFRUTAR DE LA PUESTA DEL SOL

Oahu es una pequeña isla de Hawái, la cual puedes visitar rápidamente en auto. Una de las cosas más famosas del archipiélado son las puestas de sol. Yo amo ver las puestas de sol por el lado oeste de la isla. La caída del sol la ves mirando al mar y es espectacular, hasta el último momento que desaparece en la línea del horizonte. Este año hice algo que no había hecho hasta el momento: ver amanecer por el lado este. ¡Bien lindo! En Hawái puedes ver el amanecer y el anochecer por el mismo lado y eso convierte a la isla en algo muy especial. El tiempo que se tarda en ir de un lado al otro de la isla es de dos horas”.

Pôr do sol

La puesta del sol, sin duda, es una de las más bonitas del mundo. 

© freeimages.com

3. PRACTICAR SURF EN SUNSET BEACH

Sunset es uno de mis dos lugares favoritos de North Shore, me encanta practicar el surf de remo allí. Las olas son bien fuertes y tienes que aprender a colocarte perfectamente cuando la marea está alta. Aquí las olas me hicieron evolucionar mucho en el SUP, fueron mis primeras olas grandes, hace cuatro años, durante mi primera temporada hawaiana”. 

4. VISITAR LA BAHÍA DE WAIMEA

“Waimea es una playa linda y está bien protegida del viento por ser una bahía. Cuando la marea está baja, me gusta ir allí para bucear, nadar y hacer stand-up paddle. También me gusta estar en la orilla viendo a la gente y tomándome algo (risas). Creo que Waimea es un lugar muy especial, con una energía muy fuerte. La ola empieza a romper sólo cuando la marea está muy alta, a partir de los 15 pies. Estoy muy feliz siempre que consigo surfear una ola buena allí, pues siempre hay mucha gente surfeando. Pero para aquellos que no lo practican, vale la pena ir a Waimea y simplemente disfrutar del espectáculo de olas grandes desde la playa”.  

Baía de Waimea

En un día de olas gigantes, Waimea proporciona todo un show. Es preciso tener suerte para conseguir surfear una ola solo. 

© Getty Images

5. CAMINAR HACIA KAENA POINT

Kaena Point es la punta de la isla de Oahu, que divide el lado Norte del Oeste. Es imposible hacer ese trayecto entre los dos lados en auto por la costa, sólo existe una calle por el medio de la isla. Me encanta hacer ese camino en bicicleta. Llego hasta Kaena Point en carro y luego tomo la bici. El camino es todo de barro y en un punto, pasas bien cerca por un acantilado de piedras, por lo que no es buena idea ir cuando acaba de llover. La vista es maravilla, de un lado están las montañas y del otro, el mar. Durante el camino siempre veo a varias ballenas pasando. Me gusta hacer este camino para entrenar, me lleva 50 minutos para ir y otros 50 para volver, pero vale la pena. Sin duda, para mí, es uno de los lugares más bonitos de Oahu”.

Seguir leyendo
03 2015 redbulletin.com

Siguiente historia