Sébastien Loeb en entrevista para el Rally Dakar

Sébastien Loeb en entrevista: regresando al inicio

Texto: PH Camy
Fotografías: Flavien Duhamel/Red Bull Content Pool

Ha sido nueve veces campeón del mundo. Es el mejor automovilista. Punto. Pero el dios del rally tiene una nueva misión, ganar el Rally Dakar 2017… y el riesgo de perder su estatus de leyenda viviente

THE RED BULLETIN: Sébastien, quisiera saber cómo te percibes, ¿estoy hablando con un nueve veces campeón del mundo o con un novato? 

SÉBASTIEN LOEB: Hablas con un piloto de carreras. Cuando me levanto por las mañanas, no pienso: “Soy nueve veces campeón del mundo”. Claro que es algo de lo cual hay que estar orgulloso, pero no pienso muy seguido en ello.

Pudiste haberte retirado en 2013, a los 40 años como el rey de los deportes de carrera. En lugar de eso, te metiste a una nueva disciplina, poniendo en juego tu gloria. ¿Qué tan difícil fue tomar esta decisión?

Mucho más fácil de lo que piensas. Nunca entré en las carreras porque quisiera ser alguien en especial. Me metí en esto simplemente porque las carreras son mi pasión. El preservar una imagen no es para mí una meta. Mi gran meta, más bien, es vivir la vida como mejor me parezca. Poder disfrutar el manejo, la ambición y el espíritu competitivo es lo que me impulsa.

Seguir leyendo
“Hay momentos en los que uno se frustra, pero hay que aceptar los resultados”

Cómo se siente pasar de ser una leyenda a convertirse en un principiante?

La sensación es la misma, debido a que uno no se pone a pensar en qué es lo que uno siente. Sino que solamente se concentra en trabajar para mejorar su rendimiento y los resultados.

Durante 2014 y 2015 entraste en el Campeonato Mundial de Turismos, donde estuviste en la delantera desde el principio, pero en la sumatoria final quedaste atrás del joven competidor José María López. ¿Cómo fue lidiar con esa derrota?

Hay momentos en los que uno se frustra, pero hay que aceptar los resultados. López obtuvo el mejor resultado final. Puede que sea molesto, pero ¡así es la vida! (risas). Y en cuanto a la diversión nada ha cambiado, he disfrutado correr la carrera.

Sébastien Loeb

“Estoy viviendo mi pasión y eso es lo que importa. Manejar, las carreras en sí es lo que más amo y lo que mejor puedo hacer”.

Dakar Rally

Más que ser cualquier piloto: en el primer Rally Dakar, en el 2016, Sébastien Loeb obtuvo cuatro victorias de etapa.

¿Qué puede aprender un nueve veces campeón de la derrota? ¿Es que solamente aprendes de las derrotas?

Primero hubo que reconocer una cosa: la esencia de los deportes de carrera y mi esencia encajan muy bien. La conducción como tal, el descubrimiento, la improvisación y la lectura del terreno. Sobre los circuitos de la WTCC existen otras cosas además de eso: análisis y observación de curva por curva, ensayar, repetir… Se trataba de algo pesado y no siempre divertido.

En tu entrada al Rallycross de 2016… en los requisitos del perfil, seguramente que encajabas bastante bien, ¿no? No quedas fuera por sobrecalificar, supongo.

Ahí me encontré nuevamente con un manejo de las carreras más natural. Es simplemente más relajado. Nunca se sabe qué le espera a uno y eso es algo maravilloso, ¿no? En la pista está también el factor del oponente. Si eres el más rápido en el rally, eres el más rápido de todos. En el Rallycross también dependes de los demás. Es totalmente emocionante. Estás sentado prácticamente sobre un motor. La pelea es enorme, uno tiene que saber imponerse en ese escenario. Este tipo de show es realmente bueno para la televisión y el espectáculo es muy llamativo.

¿Cuál fue el mayor desafío que tuvieron durante tu primera carrera en el Rally Dakar, en enero de 2016?

Empecé siendo un novato al igual que mi copiloto (Daniel Elena) con quien obtuve los nueve títulos de campeón del mundo en el WRC. La experiencia que se necesita para esos rallies se trata de encontrar los caminos correctos, de encontrar tu propio ritmo y nosotros no teníamos nada de eso. No tuvimos más que empezar juntos desde cero.

El maestro vuelve a ser alumno: Sébastien Loeb en el entrenamiento para Dakar.

© youtube // Red Bull

Seguir leyendo

¿No te ayuda ni un poco ser portador de varios títulos?

Empiezas desde cero o cerca de eso. En el Rally Dakar no hay un guion, ninguna certificación. Uno se lanza a la aventura, armado únicamente con el libro de ruta para embarcarse en lugares desconocidos. En el libro de ruta de Daniel, por ejemplo, sólo está escrito que tenemos que avanzar 10 km a través de la selva y en algún momento encontrar una calle. Primero son 10 km, luego 500 m, 400 m, 300 m, cero metros… Pero no hay ninguna calle a la redonda. ¿Y ahora qué hacemos?

Por lo tanto, ¿Sébastien Loeb tuvo que aprender a perderse? ¿Tantos títulos para nada?

El problema no es tanto el perderse, hasta los mejores se llegan a perder. Lo importante aquí es encontrar rápidamente el camino correcto. No sólo se trata de manejar tan rápido como puedas, sino de reflexionar, conducir, comunicarte con tu copiloto y todo al mismo tiempo. Es un desafío superinteresante. A pesar de que Daniel y yo tenemos experiencia en común, en el Rally Dakar se trata de la manera en la que funcionamos pensando de una manera totalmente nueva. 

Sébastien Loeb in Aktion

De las calles a la pista: el Peugeot 3008 DKR de Loeb, hacia el Rally Dakar 2017. Nos recuerda a una Suburban.

Después de tantos años de rallies impecables a su lado, ¿qué tan frustrante es cuando Daniel comete un error durante el Rally Dakar? ¿Puedes aceptar algo así?

“Pero no sirve de nada el ponerse a ver de quién fue la culpa. ¡Cada quién tiene que aprender de sus errores!”

Sí, aunque sea muy frustrante. Dos días antes de que acabara el Rally Ruta de la Seda (una distancia de más de 10,700 km entre Rusia y China en julio del 2016), por Daniel se nos pasaron dos puntos de control, por lo cual obtuvimos un castigo de cuatro horas. Eso significó para nosotros la salida del rally. Eso es parte de la experiencia y del proceso de aprendizaje de Daniel y mío.

Y viceversa, el triunfo de Daniel también depende de tus errores, ¿no?

Por supuesto, en años pasados, fue mi error. Pero no sirve de nada el ponerse a ver de quién fue la culpa. ¡Cada quién tiene que aprender de sus errores!

Sébastien Loebs Peugeot 3008 DKR

El nuevo Peugeot 3008 DKR nos recuerda a una Suburban.

Resumiendo: ¿vale la pena, entonces, empezar desde cero en nuevas disciplinas?

Estoy viviendo mi pasión y eso es lo que importa. Manejar, las carreras en sí es lo que más amo y lo que mejor puedo hacer.

¿Entonces vale la pena?

¡Sí! Nosotros, por sentido común, podemos pensar que un piloto excepcional, en sí, es necesariamente un buen conductor.

¿No es así?

Existen distintas disciplinas y distintas maneras de ser bueno en algo. El Rallycross y el Rally Dakar son dos disciplinas a las que me he dedicado y que son, dentro del automovilismo, opuestas entre sí completamente: dos minutos de sprint no se comparan con un recorrido de seis horas de duración.

¿Si siguieras corriendo en los rallies con toda esta nueva experiencia, serías un mejor piloto?

En eficiencia y estilo de manejo puede que haya aprendido algo. Pero el hecho es que no correr los rallies durante años pesaría más que el hecho de haber obtenido estos logros. De cualquier forma… No lo sé.

Seguir leyendo
01 2017 The Red Bulletin

Siguiente historia