Leicester City

Leicester City: La cenicienta inglesa

TEXTO: PEDRO DOMÍNGUEZ
FOTOGRAFÍA: GETTY IMAGES

Justo cuando la carroza del Leicester se convertía en calabaza, llegó Shakespeare a salvarlo…

En el deporte se habla mucho de equipos underdog, o sea con pocas o casi nulas probabilidades de triunfar, que hicieron la hazaña del siglo. Todos se suben al tren del ame, de Chivas o de cualquier equipo que esté de moda. Pero el equipo del momento, el que se merece todos esos títulos y que nos subamos a su tren, es el Leicester City.

Hace un año, por allí de mayo, sorprendieron al mundo cuando ganaron la Liga de Inglaterra. Fue una gran sorpresa porque el valor de sus jugadores era muy bajo, de aproximadamente 54 millones de euros. Una cantidad casi insignificante comparada con el valor de las plantillas de los gigantes de Inglaterra como el Tottenham (161 millones), el Arsenal (251 millones) y ni hablar del Chelsea, el Manchester United o el Manchester City, éste último tenía un valor de 418 millones. Aún así, con puro corazón, mucha disciplina, los jugadores en su mejor momento y una fe más grande que la de Hillary Clinton el día de las elecciones, el Leicester le arrebató el título a los gigantes.

Seguir leyendo

Miles de títulos como “El Robin Hood”, “La victoria del plebeyo” y más, fueron vistos y leídos en todo el mundo. Fue tanta la locura que desató este fenómeno, que la marca que los patrocina anunció que se habían acabado los jerseys del equipo en el mundo. ¡Eso no le pasa ni a Obama! Acabó la temporada, se fue un jugador del equipo y Leicester, como campeón de Inglaterra, calificó a la codiciada –y cotizada– Champions League

Para reflexionar un poco:

En 2014, el equipo estaba en la segunda división de Inglaterra. Si conseguían subir a la primera división, su objetivo primario era no volver a bajar a segunda.  Ni por la cabeza del más optimista pasaba la idea de ser campeón. Pero dos años después estaban en la Chaaaampions, el mejor torneo del mundo a nivel de clubes.

Todo iba viento en popa, hasta que inició la nueva temporada. El Leicester cayó en una racha horrible, llegó a estar en último lugar de la liga y parecía que otra vez volverían a su realidad, en la pelea por no descender. Pero no, lo que pasaba era que los jugadores ya no querían a su entrenador. Los empleados no querían al jefe (¿Te suena conocido?) y decidieron “tenderle la cama”, hacerle un complot para que se fuera y sí, se fue. Pero el panoraba era muy incierto.

Mientras que en Inglaterra peleaban por no descender, en la Champions League habían avanzado a los octavos de final. Otra vez nadie daba un rábano por ellos, pero ¡Oh sorpresa!. La que nos esperaba. Llegó Shakespeare a salvarlos… ¡No William, Craig! El nuevo entrenador del Leicester se llama Craig Shakespeare y es un jefazo. Y de la mano del nuevo coach, justo como nadie lo creía posible, pero todos lo esperaban, hicieron otra gran hazaña. Superaron al Sevilla en Octavos de final y es así como esta cenicienta de la Premier League, con su líder Shakespeare y el torneo más mágico del mundo están relacionados.

Hoy por hoy, Leicester está entre los 8 mejores clubes de Europa, cuando hace 2 años no estaban ni entre los mejores 20 de Inglaterra.

La carroza estaba a punto de convertirse en calabaza y llegó un tal Shakespeare a recomponer el camino. Más hollywoodesco no se puede. Veremos en qué acaba esta historia, pero por el momento este equipo puede seguir soñando en grande.

Seguir leyendo
03 2017 THE RED BULLETIN

Siguiente historia