Lindsey Vonn

Lindsey Vonn: experiencia y duro entrenamiento

En un blog en exclusiva para The Red Bulletin, Vonn comparte su experiencia en la Copa del Mundo de Esquí Alpino de Val d’Isère y la nueva fase de su entrenamiento en la estación de Beaver Creek

9 de enero de 2015

¡Feliz año nuevo a todos! Espero que pasaran las fiestas con los más queridos. Yo tengo tanto que agradecer al año que acaba de terminar… Pasé mis Navidades alejada del frío y la nieve con Tiger en Florida. Hice rutas en bicicleta y disfruté mucho cambiando de ambiente, así sentí que fueron unas minivaciones. Necesitaba esa semana para recuperarme y prepararme para arrancar el nuevo 2015. Enero será el momento para mejorar la cofianza en mí misma y entrenar, pues luego siguen tres fines de semana consecutivos de carreras de velocidad en Bad Kleinkirchheim, Cortina y St. Moritz.

Estoy feliz de poder pasar una semana en Beaver Creek entrenando para las pruebas porque en la pasada prueba (en la carrera de la FIS Alpine Skiing World Cup, la Copa del Mundo de Esquí Alpino, en Val d’Isère, Francia), aunque estaba emocionada con los resultados y orgullosa de mi segunda victoria de la temporada en descenso, mi rodilla se está resintiendo, una prueba de que necesito más tiempo para entrenar. Creo que al menos algunas chicas en el circuito tuvieron también dificultades en Val d’Isere con las condiciones temporales y la falta de suficiente entrenamiento. Primero, había poca nieve y luego, demasiada —la condición meteorológica es lo que convierte al esquí en un deporte con tanta dificultad y peligro, algo que mucha gente pasa por alto.   

Además del tiempo, tuvo que ver también el entrenamiento para la carrera de descenso, pues el primer salto era demasiado grande. Algunas se elevaron hasta unos 50 metros en el aire y una corredora austriaca chocó y se destrozó la rodilla. Esto me alteraría bastante, pero diría que me preocupó más que ponerme nerviosa porque no había tenido un salto tan grande en mucho tiempo. Ahora me encuentro en el punto donde puedo realmente confiar en mi rodilla, pero siempre existen esos “qué pasa si”  en el fondo. Como en Schladming (donde Lindsey Vonn sufrió una caída y como consecuencia se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla derecha y se fracturó la tibia durante el Super G Alpine FIS Ski World Championships, el 5 de febrero de 2013)— ¿qué pasa si aterrizo en nieve blanda tras un salto de nuevo? Con una sola carrera como entrenamiento, no me sentía preparada. 

Lindsey Vonn

Lindsey Vonn ganó una linda becerra llamada Winnie en su victoria de Val d’Isère, Francia. ¡Ya van dos vacas!

Esquié en la parte superior del descenso, pero luego hice un gran error en la sección del medio. Me metí en un giro difícil con un gran terreno y demasiada velocidad. Tuve que hacer una enorme y rápida recuperación, claro. Ya he tenido éxito aquí antes, así que sabía qué clase de esquí ganaría la carrera. No me rendí y continué esquiando de una forma agresiva y fui capaz de recuperar el tiempo para ganar la carrera. Lo más significativo en esta competición fue que sentí que estoy de regreso al punto donde puedo tener fallos y aún así, ganar.  

Desafortunadamente el Super-G no fue como yo esperaba. Con todos los accidentes del día anterior en el descenso, es emocionalmente agotador ver esos choques y todavía estar mentalmente preparado para esquiar de forma agresiva sin miedo. Me encontraba en al montaña para el descenso a las 8:30 a.m., pero no regresé al hotel hasta las 3:00 p.m., así que fue un largo día para mi y estaba entrando ya algo cansada en el Super-G. Pensé que esquié bien, pero algo fallaba. Estaba algo baja en la línea y me topé con algo de nieve blanda, chocándome de lado. Mi codo aún me duele, pero es más una molestia que otra cosa. Me rompí algunos músculos, aun así, no afectará a mi entrenamiento o a mis siguientes carreras. En un par de semanas debería estar bien.

“Sentí que estoy de regreso al punto donde puedo tener fallos y aún así, ganar”
Lindsey Vonn

Afortunadamente, tengo buenos amigos y el apoyo de mi familia, así que no podía venirme muy abajo con el Super-G. Después de la carrera tomé un helicóptero a Zurich para un programa de televisión suizo y luego me reuní con Roger Federer, que estaba jugando un partido de tenis de exhibición contra otro tenista suizo, Stanislas Wawrinka. Fue un partido amistoso para la fundación de Roger y un gran partido merecible de ser visto con algunos golpes bastante impresionantes. Es bueno tener grandes atletas en tu círculo y contar con su asesoramiento y comprensión. Siempre ha sido de gran ayuda para poner las cosas en perspectiva .

Espero poder traspasar toda ese inspiración a mi fundación este año. He puesto mucha energía y trabajado muy duro, pero también me ha dado la oportunidad de hacer algo aún más importante al comenzar a crear un legado. He tenido mucho apoyo durante todos estos años y quiero construir un sistema de apoyo para que los niños sigan sus sueños.

Si miro al futuro este año, veo nueva suerte, nuevas derrotas, nuevos récords, y un nuevo comienzo sin “qué pasa si…” , y con certeza. Desde el momento en que empezó este año estoy entrenando y estoy deseando que lleguen estas tres nuevas carreras. 

¡Os deseo a todos un feliz 2015 lleno de nuevos retos! 

-LV

Seguir leyendo
01 2015 redbulletin.com

Siguiente historia