Cómo heredar un reino

Texto: Armando Aguilar
Fotografía: Deam Treml, Romina Amato & Agustin Muñoz (Red Bull Content Pool)

El clavadista mexicano Jonathan Paredes se encuentra al filo de la plataforma, a 27 m de altura. Abajo, el 12 veces campeón mundial, Orlando Duque, lo anima. Miedo, presión… Sigue las instrucciones de cómo llegar a ser el número uno  

La fotografía es conmovedora. Dos amigos se aferran uno al otro, uno con un abrazo y el otro con el corazón: Jonathan no sólo rodea con sus brazos a Orlando, también descansa su cabeza sobre el hombro de su mentor. Los dos sonríen con esa alegría que contagia felicidad. Acaban de lograr algo histórico: Orlando Duque, la gran leyenda y Jonathan Paredes, el novato, se llevan oro y bronce respectivamente en el debut de los clavados de gran altura dentro del Campeonato Mundial de la Federación Internacional de Natación, Barcelona 2013. “¡Lo hicimos, c*****. Lo logramos!”, le dice el colombiano al joven que no puede con la emoción y rompe en llanto. Alguien le hace ver al mexicano que nadie de su delegación presenció su hazaña. “No importa, está Duque, que es quien tiene que estar”, responde.

Además de esa medalla, el 2013 fue un año tan increíble para Jonathan (novato del año del Red Bull Cliff Diving y cuarto lugar general –atrás de Duque, quien fue tercero) que muchos pensaron que el mexicano era la próxima gran estrella de los clavados de altura. “Las personas que entienden este deporte pueden identificar quién tiene un futuro extraordinario y quién va a tener que trabajar más fuerte. Johnny es de los primeros. Es como la gente que sabe de caballos: sabe a qué caballo hay que apostar”, dice Orlando.

Sin embargo, el 2014 no ha resultado tan de ensueño para Jonathan: arrancó con dos podios en el serial de Red Bull de este año pero tuvo dos tropiezos graves en Portugal y España. El novato del año pasado se ha ido desmoronando y su participación en la temporada 2015 está en riesgo. Todo se define aquí en Ik Kil. 

 

¿Puede ser Jonathan Paredes un digno heredero del legado de Orlando Duque? “No es mi legado. Somos muchos los que hemos colaborado en hacer grande este deporte, sólo que yo he durado varias generaciones. Pero sí, al final, Johnny será aquella persona que transmitirá el conocimiento a los nuevos clavadistas”, asegura Orlando, quien advierte: “Pero debe mejorar algunas cosas, ya lo hemos platicado. Por ejemplo…”. He aquí los consejos de una leyenda a su amigo: 

“Cuando uno llega al final de la plataforma, no vas a volver porque tú estás preparado para saltar”
Orlando Duque

 “ PIERDE EL MIEDO, ES MOMENTO DE ARRIESGAR”. 
Durante la práctica previa a la gran final 2014 del Red Bull Cliff Diving en Ik kil, Juselino Junior, clavadista brasileño, camina hacia la orilla de la plataforma. Ahí se detiene, se asoma al cenote y da dos pasos atrás. Juselino regresa al filo de la plataforma, se queda inmóvil unos segundos y cuando parece que despegará, retrocede. Decepcionado, agacha la cabeza. Abajo, el público lo anima: “¡Venga, tranquilo!”. Juselino vuelve a posición de salto, abre los brazos para iniciar pero se arrepiente, levanta una mano para disculparse y se retira. 

Sí, estos hombres también sienten miedo. Y cómo no tenerlo cuando te vas a arrojar de una altura de ocho pisos, una osadía que acelerará tu cuerpo más rápido que un auto de carreras para impactar con el agua a 85 km/h en sólo tres segundos. “Cuando te paras en la plataforma y te regresas, eso es evidencia clara de que hay un gran temor. Cuando uno llega al final de la plataforma, no vas a volver porque tú estás preparado para saltar. Y Johnny estaba teniendo un bloqueo algo complicado al respecto”, señala Orlando. El temor es un sistema de defensa que nos pone en alerta, pero que si nos domina nos hace cometer errores y esto último es algo que un clavadista de acantilados no se puede permitir. “No está mal tener miedo pero aquí hay que arriesgar y vencer al temor. Un 9 o un 10 de calificación no se obtienen con titubeos. Johnny debe confiar en su preparación, para eso ha entrenado, para arriesgar de una manera segura. Él ha ido entendiendo eso y cada vez salta más tranquilo”. 

Red Bull Cliff Diving World Series

Jonathan Paredes se tira desde la piedra monolito de Islet Vila Franca do Campo en Portugal, en la quinta parada del evento Red Bull Cliff Diving World Series, Azores, Portugal, el pasado julio de 2014.  

HAZ SALTOS CON MAYOR GRADO DE DIFICULTAD. LOS SALTOS QUE DOMINAS YA NO TE ALCANZAN”. Duque siempre ha admitido que poco tiene que ayudarle a Jonathan en cuanto a la técnica: “Lo que Johnny sabe de clavados lo aprendió hace mucho tiempo con la escuela mexicana de clavados, una de las mejores del mundo, pero ya es necesario que aumente el grado de dificultad de sus saltos. Está haciendo saltos sencillos que tiene que hacer casi perfectos para tener buenos resultados”.

“No está mal tener miedo, pero aquí hay que arriesgar”
jonathan paredes

Durante el año pasado e inicios de este, el promedio de calificaciones para los saltos de Jonathan era 9. La fórmula era simple: Jonathan ejecutaba excelentes clavados conservadores en espera de que los demás competidores fallaran un poco sus saltos más arriesgados. “Eso no iba a pasar por siempre, los demás han perfeccionado sus saltos con mayor grado de dificultad y a Johnny ya no le alcanza con los saltos que más domina”.

Tal como sucede ahora en Ik Kil: mientras Jonathan busca asegurar su lugar en el serial del próximo año con los clavados que lo hacen sentir seguro, el inglés Gary Hunt presentó como último clavado un triple squad, uno de los más altos en grado de dificultad. Jonathan falla y apenas alcanza algunos ochos; a Gary le cae una cascada de nueves con su último clavado. “Yo nunca he tenido los saltos más difíciles pero he saltado con mucha calidad y eso ha hecho que gane muchos eventos”, comenta Orlando, “Johnny no debe hacer los saltos más locos o los más peligrosos, basta que aumente el grado de dificultad y haga muy buenas ejecuciones para regresar a tener buenos resultados”.

“CUANDO ESTÉS OBTENIENDO TUS MEJORES RESULTADOS, ENTRENA MÁS FUERTE QUE NUNCA”. Si hay un error que Orlando Duque cometió y que no le gustaría que Jonathan replicara, es el sentirse superior al resto. “Cuando no paraba de ganar en mis inicios, me olvidé un poco del entrenamiento porque sentía que la ventaja que les llevaba a los demás era mucha”. A pesar de que es un deporte cuyas ejecuciones duran unos segundos, aquí es vital tener una preparación física excepcional. “La calidad de Johnny puede hacerle creer que puede entrenar menos que los demás, pero cuando mejores sean sus resultados, debe prepararse más para sacarles más ventaja a sus competidores”, le aconseja Orlando. 

Jonathan Paredes

¿Qué significa Orlando para Jonathan? “Es la persona que más admiro y que voy a admirar por siempre porque nadie va a lograr lo que él ha hecho hasta ahora. Ni yo voy a lograrlo”.  

 “DEJA DE PRESIONARTE TANTO”. Tras el último clavado de Paredes en Ik Kil, el público y la prensa están desencantados. No hay podio para Jonathan. No hay una hazaña mexicana que platicar. La nota es que Gary Hunt se lleva el campeonato y que Jonathan no asegura un puesto para el serial del próximo año. Ahora tendrá que ir a un clasificatorio para obtener su lugar. Duque lo toma con calma: “Seguro va a ganar el clasificatorio y lo tendremos en la competencia en 2015. Lo que pasó hoy es la lección de todo el año: Johnny debe quitarse la presión de la familia, del país, de él mismo y disfrutar más”. Luego de sus sorprendentes triunfos de 2013, muchos olvidaron que Jonathan Paredes sólo tiene 25 años, que aún es novato y que compite contra los mejores clavadistas del mundo. Incluso él mismo olvidó que tiene una carrera por delante. Jonathan se quiso comer al mundo del Cliff Diving en dos años porque eso era lo que todos esperaban de él. Todos, menos el que ha ganado todo en este deporte y quien tiene un último consejo para el mexicano: “Lo que has logrado hasta ahora ya es muy meritorio. Jonathan: estás haciendo algo que la enorme mayoría del planeta no puede hacer en un lugar tan maravilloso como este. Mira a tu alrededor, ¿no es increíble este cenote? ¿No es mágico? Estás practicando uno de los deportes más arriesgados del mundo ¡Disfrútalo!”.

Orlando Duque

¿Qué motivó a Orlando a “adoptar” a Jonathan? “Me cayó muy bien. Johnny es una persona muy agradable, muy educado y estaba tan emocionado por competir con nosotros”.   

Seguir leyendo
01 2015 The Red Bulletin

Siguiente historia