Tom Pagès

Su “Pagèstad” Tom

Fotografía: Dan Vojtec
Texto: Christophe Couvrat y Tom Pagès

Un vistazo al interior de las acrobacias de Tom Pagès. The Red Bulletin fotografió al rider francés de Red Bull X-Fighters World Tour antes de la premier en el DF

Entre sus colegas, él es el extraterrestre, el aguafiestas. Tras su aparición en el circuito en 2006, Tom Pagès regularmente es el que da la estocada, el que hace crecer su disciplina, el motocross freestyle (o FMX), a un nivel orbital. El francés de 28 años es una especie de derviche trepado sobre dos ruedas, gran amante de su caballería motorizada, capaz de realizar los trucos más atrevidos de todos.

El año pasado, su personalidad quedó reafirmada al borde de lo ridículo. Al final de cuentas, Pagès es como una buena botella de vino… No es que su locura y su habilidad casi artística súbitamente hayan desaparecido, sino que la metamorfosis es visible tanto en su actitud al entrenar como en su rostro, increíblemente expresivo, con la malicia en su mirada como testimonio. El nacido en Nantes se convirtió en un verdadero hombre capaz de reflexionar y que se siente seguro de su capacidad. Su visión de la vida cambió. De aquí en adelante no solo existe el FMX, sino que también está el motociclismo en circuito. Justo después de su coronación al culminar la temporada 2013 de Red Bull X-Fighters World Tour, Tom Pagès se dispuso a intentarlo.

TOM Pagès

GRAN ANGULAR

Son las 10 am. En Saint-Vincent-de-Tyrosse, Landes, el sol brilla en lo alto sobre el centro de entrenamiento de Tom Pagès. El vencedor de Red Bull X-Fighters World Tour 2013 realiza un flair como calentamiento.

Tom Pagès

Posee esa fuerza impalpable de los campeones de cada disciplina. Hay un poco de Renaud Lavillenie en Pagès.


Es un tipo fácil, aunque posee la fuerza impalpable que es característica solo en los campeones de cada disciplina. Por ejemplo, hay algo de Renaud Lavillenie en Pagès. ¿Su punto en común? Esa necesidad extraordinaria de sobresalir, nacida tras largas horas de BMX, de entrenar en cama elástica y saltos y saltos en el foso de espuma.

En concreto, su marca registrada: “Actualmente, para mí, subir a la moto es como cepillarme los dientes”, dice, con una tremenda sonrisa. “Ya ni me doy cuenta. Por la mañana, puedo saltar sin estar despierto. ¡Lo he hecho durante tanto tiempo! Paso horas y horas en ella a diario desde hace ocho años. Este año instalé un contador en la moto. Mi dosis de entrenamiento es de entre 15 y 20 horas por semana”. Y si sumamos todas estas horas durante toda su vida, ha invertido más de 300 días enteros para lograr dar maromas en el aire.

“Actualmente, para mí, subir a la moto es como cepillarme los dientes. Ya ni me doy cuenta”
Tom Pagès
Tom Pagès

El flair de Pagès

Este truco es parte de lo que el francés ha “aportado” literalmente al circuito. El año pasado él realizó variantes con piernas cruzadas, como el tsunami o el indy.

1. Subo la rampa por el costado derecho. Luego intento salir por el lado izquierdo para marcar una curva sobre la rampa y tener la distancia ideal. Esto es muy importante cuando buscas hacer bien un flair.

2. Es aquí donde todo se complica. Debo evitar girar hacia adentro y más bien ir hacia el lado derecho. Si me muevo demasiado hacia adentro, aterrizo antes de lo planeado. Si lo hago bien, mi cuerpo gira hacia el exterior.

3. Aquí ya pasó lo más difícil. No tengo más que hacer que mantenerme con firmeza, apretar las botas contra la moto para absorber la inercia (esta escena es la de la foto abridora, tomada en otro ángulo).

4. Si lo hago correctamente, mi cuerpo se acomoda como debe. Todos se habían olvidado de esta acrobacia. Existen algunas variantes solo para complicarla un poco. La gente ve que el flair es accesible y por eso es que lo veremos mucho. Y muy pocos hacen volts y special flips.

Cliffhanger

En la memoria colectiva, Cliffhanger es un largometraje que apareció en 1993, el cual tenía a Sylvester Stallone como protagonista. En el argot de FMX, es un truco muy impresionante que permite, con frecuencia, ganarlo todo.

1. Tan pronto llego a la rampa, me posiciono muy al frente de la moto. Es preciso hacerla picar un poco y quedar con el cuerpo al frente. Si todo sale bien desde el inicio, entonces sé que podré realizar la acrobacia correctamente.

2. Es en este momento cuando llevo los pies a la parte de arriba y tiro del manubrio. Eso vuelve a levantar la moto y me permite regresar el cuerpo sobre ella. Es muy importante agarrarla con ambos pies al mismo tiempo.

3. Justo antes de este paso, me pongo en posición y dejo caer mi cuerpo, hasta poner los pies sobre los tubos de la horquilla sobre los costados. Es necesario mantener el manubrio bien derecho. Luego, me impulso hacia abajo para regresar a una posición normal.

4. Aquí, un aterrizaje cliff sin manos. Esto significa que no vuelvo a poner las manos encima del manubrio. Se trata de una acrobacia muy apreciada por el público y los jueces del Red Bull X-Fighters World Tour. La amplitud de puntaje que brinda permite dominar a tus adversarios.

Holly grab

“Es un truco que tiene años. No hace falta tener el mentón pegado al sillón. Para los jueces, es algo básico. Todos pueden hacerlo”. El santo Tom.


Por lo tanto, el pequeño Tom se volvió grande, empezando en la Plaza de Toros de México, la más grande del mundo, el pasado marzo y culminando una tarde soleada del 19 de julio en el escenario mágico de la Plaza de Toros de Las Ventas, en Madrid. Pagès se convierte en la bestia del lugar, muy capaz de “matar” a sus contrincantes, al realizar las acrobacias correctas en el momento correcto. 

Aun si confiesa “sentir miedo de la caída” y, a veces, “sentirse desilusionado de sí mismo”, Pagès también sabe que sus amigos del circuito no son cosa fácil. Es más, desearía algunas de sus habilidades: “Por ejemplo, de Taka (Higashino), me gustaría tener su educación y locura. Los japoneses no ven la vida igual que nosotros. Es algo único”, exclama. ¿Y qué hay de los otros? “Josh (Sheehan) es una bola de músculos y un tremendo atleta. El australiano no tiene cerebro. [Ríe]. Él se esfuerza tremendamente. Respecto a Dany (Torres), es el más talentoso y experimentado. Él aparece en Red Bull X-Fighters World Tour desde 2004 (con 36 pruebas). Posee el mayor número de victorias en el Tour (siete). Solo con esta mano de ases puedes crear un verdadero superhéroe”. Comenzando por Tom…

Seguir leyendo
03 2014 The Red Bulletin

Siguiente historia