Surf de alta performance

Tecnología del futuro surf

Fotografía: Robert Snow/Red Bull Content Pool

Cómo la tecnología de hoy alimentará el alto rendimiento de mañana sobre las olas  

¡Ya sea por la mejora de equipo, la previsión de las olas o el propio rendimiento de los atletas: la ciencia está presente en varios aspectos de la práctica del surf. La tecnología se marca objetivos para mejorar el rendimiento de los surfistas, incluso en condiciones adversas y así poder llevar el deporte a un nuevo nivel.

“Hoy en día, la tecnología es, sin duda, una de las varias herramientas que pueden ayudar a mejorar el trabajo y superar sus propios límites”, dice Brandon Larson, un miembro del Equipo de Alto Rendimiento de Red Bull. “Especialización, experiencia, confianza en los propios instintos y el compañerismo entre los surfistas será siempre lo más importante, por supuesto. Pero la posibilidad de tener acceso a esos datos nos permite monitorear el proceso de aprendizaje y hacer las correcciones necesarias”.

A continuación, podrás ver el video (en Inglés) de la tecnología más avanzada para los surfistas desarrollados por el Equipo de Alto Rendimiento de Red Bull y echar un vistazo a tres productos innovadores que ya están siendo utilizados en el agua por los surfistas profesionales como Ian Walsh. 

¡Surfea mejor con la cabeza, las manos y los pies!
 


 

EL CORAZÓN (Esfuerzo) 

Aunque pueda parecer sólo una sencilla curita o tirita, este delgado apósito impermeable, flexible y autoadhesivo oculta en realidad un diminuto microchip que se ocupa de recopilar datos antes, durante y después de una sesión de surf: temperatura corporal, frecuencia cardiaca y respiración. Este dispositivo recoge y almacena la información en su interior, pero además la envía vía Bluetooth en tiempo real a sus entrenadores en la orilla.

 

O coração

© TOM MACKINGER 

Ian Walsh

Ian Walsh montando una ola en el archipiélago de Tuamoto, en la Polinesia Francesa. 

© Tom Carey/Red Bull Content Pool

LOS PIES (PRECISIÓN/CONTROL)

En un esfuerzo por cuantificar la distribución de presión utilizada por los surfistas profesionales en el momento en que se precipitan hacia la ola, los investigadores insertaron en sus botines de neopreno unas plantillas, basadas en sistemas de perfiles de presión. Estas incluyen sensores que miden el porcentaje de la presión del pie delantero en la tabla, frente al pie trasero. Esta información puede ser almacenada en un microchip incorporado en su interior o bien ser transmitida vía Bluetooth o Wi-Fi en las cámaras de alta velocidad del equipo. Así se puede analizar el comportamiento de los pies sobre la tabla.

 

Os pés

© TOM MACKINGER 

Surf de alta performance

En un esfuerzo por cuantificar la distribución de presión utilizada por los surfistas profesionales en el momento en que se precipitan hacia la ola, los investigadores insertaron en sus botines de neopreno unas plantillas, basadas en sistemas de perfiles de presión. Estas incluyen sensores que miden el porcentaje de la presión del pie delantero en la tabla, frente al pie trasero. Esta información puede ser almacenada en un microchip incorporado en su interior o bien ser transmitida vía Bluetooth o Wi-Fi en las cámaras de alta velocidad del equipo. Así se puede analizar el comportamiento de los pies sobre la tabla.  

© Zak Noyle

LAS MANOS (BRAZADA/POTENCIA)

La distancia, la rapidez y la fuerza con la que nada un surfista con sus manos solía ser sólo una conjetura. Pero ahora, mediante el empleo de unas delgadas pulseras de goma equipadas con  diminutos acelerómetros en su interior, los investigadores son capaces de medir este tipo de parámetros. Ajustada firmemente a la muñeca, esta pulsera está alineada con precisión al eje del brazo para analizar el patrón de braceo cíclico del surf. Estos datos quedan registrados en un microchip brindando a los fisiólogos la posibilidad de crear un régimen de entrenamiento basado en la longitud del brazo, la parte superior del cuerpo y la fuerza necesaria del hombro para nadar hacia la ola.

 

As mãos

© TOM MACKINGER 

Seguir leyendo
03 2015 The Red Bulletin

Siguiente historia