bacteria Sprays

El aerosol bacteriano

Fotografía: Corbis

Algún día este spray reemplazará nuestra ducha. David Whitlock está convencido. La última vez que se lavó fue en algún momento a finales de los años noventa. ¡Él deja que otros hagan el trabajo sucio!

16,000 litros de agua en la ducha, seis jabones y cuatro botellas de gel de ducha es el promedio de lo que consume un europeo por año para mantenerse limpio. Y todo absolutamente en vano. Esto, al menos, es lo que asegura David Whitlock, un químico del instituto de investigación MIT. Whitlock confiesa abiertamente que la última vez que se bañó fue en algún momento a finales de los años noventa. Desde ese entonces, deja que otros hagan el trabajo de limpiarlo: legiones de bacterias, que se sienten cómodas en su piel. Whitlock y su emprendimiento AOBiome han desarrollado un aerosol que hace innecesaria la ducha habitual.

La estrella dentro de la lata de aerosol se llama Nitrosomonas eutropha, tiene forma de barra o de pera y se encuentra generalmente en el suelo. Es una bacteria de dos micrómetros de largo, que vive del amoniaco. (500 encadenadas en forma consecutiva, por lo tanto, darían un milímetro de largo.) Se debe rociar el cuerpo con las bacterias de la lata dos veces al día, dice Whitlock. Y entonces, miles de millones de pequeños “Nitros” se posan sobre la piel y comienzan a hacer su maravilloso trabajo.

The Red Bulletin presenta Game Changers. Personas, ideas y cosas que cambiarán nuestras vidas en 2016.

En general, un hombre adulto lleva de paseo alrededor de cien trillones de microorganismos –juntos pesan unos buenos dos kilos

Antes de que el hombre comenzara a bañarse casi a diario y lavarse las manos con jabón en cada oportunidad, dice Whitlock, las bacterias limpiadoras se deberían haber sentido muy bien en nuestra piel. Y se ocupaban de la limpieza natural, comiendo nuestro sudor. Lo que hoy llamamos higiene y limpieza sin duda ha contenido muchas enfermedades infecciosas graves en los últimos dos siglos.

Pero, según Whitlock, la higiene excesiva nos provoca alergias y éstas dan lugar a otros patógenos que anteriormente eran bloqueados por bacterias, tales como las “Nitros”. Whitlock ha demostrado que la presencia de bacterias oxidantes de amoniaco en la piel contrarrestan la inflamación y la irritación y fortalecen el sistema inmunológico.

En general, un hombre adulto lleva de paseo alrededor de cien trillones de microorganismos –juntos pesan unos buenos dos kilos. La mayoría de ellos están alojados en nuestro intestino, donde realizan una labor esencial en la digestión. Por su parte, es de público conocimiento que uno puede fortalecer a estos amigos invisibles con yogures probióticos u otros alimentos.

Dave Whitlock está convencido de que nuestras bacterias en la piel pronto tomarán una curva de popularidad pronunciada en la opinión pública, similar a la de sus primos de la flora intestinal. Su aerosol, que se vende bajo el nombre de Mother Dirt, nos debería devolver la salud de la flora de la piel que tenían nuestros antepasados, sin tener que lavarnos. “Dirty” es el nuevo limpiador.

Seguir leyendo
01/2016 The Red Bulletin

Siguiente historia