MC Travis Scott

Fiesta en París: el Grand Palais en llamas

Texto: PH Camy
Fotografía: Keffer  

La fiesta Yard, un evento de hip hop de clase mundial, transforma a París y el Grand Palais en un templo del rap. ¡Todo por una noche!  

Es la 1:00 de la madrugada y llegan por centenares. Hay una larga hilera de gente. ¿Adónde se dirigen? A la entrada del Grand Palais. Un monstruo de acero, piedra y vidrio de 72,000 m2, inaugurado para la Exposición Universal de 1900 en París. Sin nostalgias de la Belle Époque, el Grand Palais es moderno. Aquí se hace la fiesta más increíble del verano parisino.

Yard Party

Virgil Abloh, director creativo de Kanye West, comienza una sesión de DJ improvisada.

 “Keffer a Yoan”. Con un walkie-talkie, un hombre de seguridad pone en contacto a nuestro fotógrafo Keffer con Yoan Prat. Él y Tom Brunet son los fundadores de la agencia creativa Yard y responsables del evento. Yoan aparece a través de una entrada lateral con los pases ‘All Access’. Lleva tenis de basquetbol, unas Air Force One blancas. Casi todos en Yard miden, por lo menos, 1.90 m de altura. Será una noche deportiva, como también lo es el código de vestimenta.

¿Qué es exactamente Yard? “La fiesta de hip hop más increíble de Francia”, dice Tom, quien se unió a nosotros en la cabina del DJ. Aquí hay una actuación detrás de otra: Hologram Lo, Supa!, Girls Girls Girls, Kyu Steed, Endrixx y Yannick Do.

El volcán hierve a fuego lento y se desata cuando comienza el espectáculo de luces. Ya se han reunido 3,500 personas. Una monumental escalera doble conduce a la planta VIP. Desde allí, levantas la vista y ves asombrado toda la nave, para la cual utilizaron mucho más acero que para la Torre Eiffel… ¡Impresionante!

Yard Party

4:00 a.m. en la zona VIP, algunos invitados entran en trance. 

El espacio es enorme y el diseñó del sistema de sonido va en consecuencia. “Aquí tienes sobre todo hip hop actual, influenciado por el future bass, la música africana y el dancehall”, explica Yoan. “Es para los habitantes modernos y activos de la ciudad. Una juventud extremadamente diversa, que está megacargada de energía. Vienen aquí para despejarse y no pensar en nada”, explica Tom.

Aquí, encuentras mucha diversidad; blancos, negros, asiáticos, árabes, súper producidos o vestidos sencillamente, reservados o extrovertidos, con un vaso de agua o con una copa de champagne en la mano. Y mujeres jóvenes, muchas, la mayoría de ellas espléndidas.

“Una juventud extremadamente diversa y megacargada de energía. Vienen aquí para despejarse y no pensar en nada”
Tom Brunet
MC Travis Scott

Físicamente presente. El rapero de EU Travis Scott hace vibrar el sistema de sonido.

Sobre las 2:00 de la madrugada es la hora de la actuación en vivo del rapero Niska y la multitud se vuelve loca una vez más. “Niska es el mayor descubrimiento de internet en 2015. Queríamos ser los primeros en tenerlo sobre el escenario”, dice Tom. La multitud está enfervorizada.

La gran mayoría de los asistentes están esperando al rapero de EU, Travis Scott. El rumor viene dando vueltas por las redes sociales a lo largo del día. “¡Travis, esta noche en el Grand Palais!”. “¡Quiero un caos total!”, le grita a la multitud. Sólo permanece brevemente sobre el escenario. Un salto a la muchedumbre y, segundos después, emerge nuevamente con el torso desnudo. Como poseído, Scott salpica champagne sobre el sistema de sonido.

“La música africana en el Grand Palais es como un símbolo político o histórico” 
Yannick Do
Yard Party

72,000 m2, inaugurado en 1900. Este último 26 de junio, 5,000 personas vinieron a escuchar la mejor música.

Supa!

Supa! de Camboya, es uno de los DJ icónicos de la gente que asistió por la noche al Grand Palais.

 
DJ Endrixx se ahoga en los controles. De la nada aparece Virgil Abloh, neoyorquino y director creativo de Kanye West, y se apresura a ayudarlo. Conecta a Travis a otro sistema de sonido y continúan. Scott lo hace realmente vibrar antes de que lo “rescaten” del escenario. ¡Keep the vibes! Pablo Attal, miembro de Yard, grita en el micrófono: “Los africanos: ¡A darlo todo!”.

Con su música de Nigeria, Ghana, el Congo y Costa de Marfil, el encargado de cerrar la noche, DJ Yannick Do, hace que los amantes de los sonidos subsaharianos sientan que valió la pena el dinero de su entrada. “La música africana en el Grand Palais es como un símbolo político o histórico, confiesa Yannick. El futuro de Francia está aquí delante de mí en acción”. También el actor Owen Wilson viene por la gran escalera. Y Sonia Rolland, ex Miss Francia. Y además está Nekfeu, uno de los raperos más famosos de Francia, completamente relajado en la pista de baile. Tipos inteligentes, señoritas muy elegantes… más de 5,000 personas bailan hasta que llega el amanecer.

Lo que realmente sería difícil, es explicarle a los 1,500 trabajadores que construyeron el Grand Palais hace más de 120 años, que alguna vez tendría lugar una locura semejante en su gran construcción de metal, piedra y vidrio.

Yard Party

La fiesta no se detiene. El fotógrafo Keffer nos lleva también detrás del escenario.  

Seguir leyendo
10 2015 The Red Bulletin

Siguiente historia