Flyboarding

Flyboarding “et voilà!”

Fotografía: Francois Rigaud/francoisrigaudphotography.com

Aprovecha el poder del agua para experimentar un vuelo como ningún otro

Flyboarding

La dirección es hacia arriba: los chorros anulan la gravedad que te jala.  


En 2015 todavía estamos muy lejos de movilizarnos con mochilas cohete al estilo de Operación Trueno. Pero hasta que llegue ese día, el flyboard es la segunda mejor opción. Sujetado a una tabla conectada con una manguera a una moto de agua (de 260 hp), al encenderla te eleva 15 m con una poderosa corriente de agua. “Es lo más cercano que estuve de ser Iron Man”, dice el francés Franky Zapata, el campeón de motociclismo acuático que inventó el flyboard en 2011. “Es realmente como tener el poder de volar, te mueves de una manera muy intuitiva”.

Zapata vive en Marsella, pero la adrenalina que produce el deporte hizo que se expandiera y hoy hay más de 2,000 centros en todo el mundo. Una vez que dominas los fundamentos básicos del flyboarding, el cielo es el límite en cuanto a las posibilidades que tienes. Los saltos y las acrobacias que puedes hacer en cualquier otro deporte de tabla son todos posibles, con una gran diferencia: “En este la gravedad no te jala”, dice Jordan Wayment, de 26 años, tutor de jóvenes adultos de Utah, EU. “Puedes elevarte en el aire y permanecer allí”.

Al aficionado a los deportes extremos y fotógrafo François Rigaud le gustó tanto que ahora organiza el Atlantic Flyboard en Florida, Estados Unidos. “Cuando lo vi supe que tenía que probarlo”, dice. “Es la mochila cohete de hoy”.

 

Flyboarding

Adrenalina pura: vuela como superhéroe sobre un flyboard.  

“Es un deporte instintivo. Si estás cómodo con el agua, serás capaz de concentrarte en el flyboarding”  
Francois Rigaud

Flyboarding

¡Vuela y pégate más de un chapuzón con los 260 caballos de potencia!


CONSEJOS DE EXPERTO: tómatelo con calma

“Hay que mantener las piernas rectas, la vista en el horizonte y lo más importante es estar relajado”, dice Jordan Wayment. “Cuando te tensas pierdes el equilibrio. Tienes que pararte como si estuvieras de pie haciendo una cola. Antes de que te des cuenta estarás en el aire”.

 

                                           ¡DAME MÁS JARANA!
¿Qué hacer en Marsella cuando vuelves a pisar suelo firme? Aquí te ofrecemos otras actividades que te sin duda valdrán la pena: 

 

 

Seguir leyendo
04 2015 THE RED BULLETIN

Siguiente historia