Ford Focus RS

Ford Focus RS

¿Un aficionado a los superdeportivos enamorado  de un hot hatch? Tim Burton, alias Shmee150, terminó flechado…
Tim Burton, alias Shmee150

Shmee150 es uno de los conocedores de superdeportivos más populares de las redes sociales. Ahora él trae su sabiduría a The Red Bulletin. Mira la videorreseña completa de Shmee de los autos de este mes en redbulletin.com

Como dueño de un McLaren 675LT Spider, un Ferrari FF y un Porsche Cayman GT4, no es frecuente que conduzca autos como el Ford Focus RS, con asientos traseros, puertas traseras y espacio en el interior. Es demasiado convencional y, a pesar de todo, cuando llevé este superhot hatch de 345 hp a las 24 Horas de Le Mans en el verano, lo amé.

Es una bestia ecológica de aspecto amenazador con escapes gemelos y unas fauces cubiertas con una parrilla frontal y un motor EcoBoost de 2.3 litros y cuatro cilindros con turbocompresor de doble entrada –capaz de ir de 0 a 100 km/h en 4.7 seg– que genera potencia digna de imitar. El ingenioso sistema AWD puede canalizar 70 % de la potencia disponible a las ruedas traseras y 100 % de ese par de torsión a un sólo lado para mejorar las vueltas. Una consecuencia de esta transmisión es el Drift Mode, que se activa con presionar un botón.

Antes de eso, puedes divertirte con las modalidades para manejo en el camino: Normal es cómoda y silenciosa, Sport lo lleva más lejos y añade explosiones artificiales del escape, mientras que Track se siente más afilado, fue incluido para divertirte. Y esa es mi impresión clave del Focus: quiere que te diviertas sin temer a su potencia.

Shmee150: “Aquí, cinco cosas que amé del nuevo Ford Focus RS”.

© Youtube // Shmee150

¡Para correr mejor! 

Aceleración a tus accesorios

Seguir leyendo
11 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia