Mark Foster

Humpty Dumpty y los pies de Dios

Texto: Florian Obkircher
Fotografía: Getty Images

Jeff Buckley le enseñó a cantar, los Beatles le mostraron el país de Alicia. Mark Foster revela las cinco canciones de su vida

A los 18 años Mark Foster se mudó a Los Ángeles. Su objetivo: hacer una carrera como músico. Aunque tardó en llegar. Durante años trabajó en bares como camarero y escribió jingles publicitarios. En 2010, él y su banda, Foster The People, subieron a Internet la canción “Pumped Up Kicks”. Sin grandes expectativas, como cuenta hoy.
 

Sin embargo, este himno de indie pop les valió la consagración: fue una de las mejores canciones de 2011, número 3 en los charts de Estados Unidos y vendió cinco millones de copias. El álbum debut Torch fue nominado a dos premios Grammy. Pronto saldrá su sucesor Supermodel. ¿Qué canciones han marcado a Mark Foster como un músico?, nos lo cuenta él mismo.

The Beach Boys - God Only Knows

Cuando era niño y escuché esta canción en la radio me asombré. Esas armonías y esa voz no las había oído nunca antes. Un poco más tarde, los Beach Boys fueron a Cleveland… y yo experimenté mi primer concierto en vivo. Haber estado con mi banda favorita en el escenario en los Grammy en 2012, significó el momento más importante de mi vida. 

The Beatles - A Day in the Life

Es la mejor canción pop de todos los tiempos; es sencilla y profunda. Mi momento favorito es cuando, tras dos minutos, la canción se convierte inesperadamente en ruido orquestal. Te lleva de viaje y eso es genial porque la letra habla sobre viajar. Es, en serio, impresionante cómo los Beatles logran una consonancia entre estos dos niveles.

Jeff Buckley - Grace

Esta canción la escuché por primera vez en una grabación en vivo cuando tenía 19 (seis años después de que Buckley se ahogara). Me puse a llorar porque me dio la sensación de que Buckley había predicho su muerte con esta letra. En aquel momento la canté tantas veces, que hoy me atrevería a afirmar: Jeff Buckley me enseñó a cantar. 

Radiohead - Paranoid Android

El video clip animado de “Paranoid Android” era el momento más esperado de la programación de MTV. La canción en sí me parece aún más genial. Consta de tres partes; como una composición clásica. Cuando la escucho, incluso hasta el día de hoy, pienso que debería dejar de hacer música. Con este tema Radiohead acarició los pies de Dios.  

The Beatles - I Am the Walrus

Para escuchar esta canción se necesitan auriculares. Solo así se puede apreciar en todo su esplendor los sonidos psicodélicos y el efecto de lira del bajo. Este efecto intento imitarlo desde hace años, hasta ahora sin éxito. Cuando escucho “I Am The Walrus” me siento como el Humpty Dumpty de Lennon, pero después de haber tomado LSD.

Seguir leyendo
05/2014 The Red Bulletin

Siguiente historia