„Holy Ship!“-Festivals

Holy Ship! y a toda máquina

Fotografía: Ian Witlen/theCameraClicks.com

Cada invierno, durante tres días, el crucero MSC Divina se transforma en el recinto flotante de un festival. 4,000 personas celebran en trajes de baño y disfraces de animales con los mejores DJ del momento, los cuales juegan junto a sus fans a la carrera de sacos. Ian Witlen es el fotógrafo del Holy Ship Festival y nos explica por qué las fiestas en alta mar son más divertidas que en tierra firme

El MSC Divina se enorgullece de figurar en un catálogo con sus parques acuáticos y sus oasis de belleza, como un crucero agradable y familiar. En los ciclos semanales, este coloso de 330 metros de eslora y 18 cubiertas lleva pasajeros desde Miami a las más bellas playas del Caribe.

Todo está diseñado para el descanso y la distensión, a excepción de dos fines de semana durante el invierno, cuando el Holy Ship Festival y sus 4,000 invitados abordan el lujoso barco por tres días y declaran el estado de excepción.

Más de 100 DJ, como Robin Schulz, Disclosure y Skrillex se hacen cargo del programa de animación, la cubierta de la alberca se transforma en una pista de baile, la gente vaga en ropa de playa entre el club, el camarote y la alberca de hidromasaje.

Skrillex

“Durante este set de Skrillex, un invitado le propuso matrimonio a su novia sobre el escenario”.

Quienes por momentos no tienen ganas de fiesta, pueden jugar en el casino del barco o recuperarse de la cruda en la zona de spa. El destino del festival electrónico flotante es una isla privada idílica en Bahamas, donde los asistentes tienen una fiesta en la playa con estrellas como Pharrell Williams. “El Holy Ship es como un parque de diversiones flotante para adultos”, dice el fotógrafo estadounidense Ian Witlen, quien estuvo en las cinco ediciones desde el 2012. “Te das cuenta especialmente de dónde estás cuando en el desayuno te vuelves a encontrar entre una sirena y un pirata con un loro inflable en su hombro, y ya estás bailando de nuevo… O todavía sigues”.

“Al llegar a Bahamas, los invitados bajan en transbordadores a la fiesta en la playa”. 
Ian Witlen

¿EL FOTÓGRAFO?: “En traje de baño todo el día”

En sus primeros años trabajó como reportero gráfico para revistas musicales como Spin y Rolling Stone. Actualmente Ian Witlen es el fotógrafo oficial de las fiestas del crucero. Aquí, el muchacho de 32 años, nos explica en ocho puntos por qué para este festival tienes que empacar un disfraz de pingüino y una bata de baño, en lugar de la tienda de campaña y el impermeable

Whirlpool

“Bailar al ritmo de la música de Galantis o chapotear en una de las 12 albercas de hidromasaje. En el Holy Ship todo es posible”.

1 Encuentras estrellas en la carrera de sacos

“En los festivales de música comunes con suerte consigues un autógrafo de DJ como Skrillex cuando están llegando al final de su actuación. Luego desaparecen detrás de escena o continúan el viaje al próximo concierto. En el Holy Ship esto es diferente. Al no haber un helicóptero, no hay manera de volver a tierra firme, la mayoría de los DJ se quedan durante todo el festival en el barco y duermen en los camarotes junto a los demás. Te los encuentras durante los sets de sus colegas, en el buffet de pizza o, como en el caso de Fatboy Slim, en la carrera de sacos. A la mañana siguiente a su concierto de 2015, el DJ británico participó durante horas de los juegos junto a los fans en la alberca de cubierta”.

“La mayoría disfruta de la abstinencia digital en estos tres días”
Ian Witlen

2 Olvídate de tu celular 

“En altamar el celular no tiene recepción. Y cuando el barco llega a Bahamas, es mejor dejarlo en modo avión y desactivar los datos móviles… Un megabyte de datos cuesta 20 dólares. La mayoría disfruta de la abstinencia digital en estos tres días, incluso cuando ya hay Wi-Fi en algunas zonas del barco, lo cual es muy notable durante los conciertos, en los que casi nadie levanta su celular para filmar”.

Fatboy Slim

“En 2015, Fatboy Slim abrió el festival mientras el barco zarpaba de Miami. Esa noche tocó un set que incluía ‘Praise You’”.

3 La fiesta nunca se detiene

“Lo bueno de celebrar fiestas en aguas internacionales es que no hay quejas por el ruido –todos los presentes evitan ir a la cama– y no hay una hora de cierre predeterminada. En los cinco escenarios del barco hay actividad 20 horas al día. Quien a las seis de la mañana no tuvo suficiente, puede seguir bailando en la cafetería 24 horas, donde siempre hay algún invitado que improvisa una fiesta con una grabadora. O puedes también experimentar una fiesta en los camarotes, cuando alguien convierte su recámara en un pequeño club con 20 amigos”.

“Quien a las seis de la mañana no tuvo suficiente, puede seguir bailando en la cafetería 24 horas”
Ian Witlen

4 Si quieres, vives más sano 

“Hace cuatro años a la DJ Gina Turner se le ocurrió que podía invitar al público a sus sesiones de yoga. Al principio era un grupo manejable, pero actualmente hay 200 participantes diarios, que optan por un turno matutino en la cubierta en lugar de las fiestas after hours. Además, junto a las canchas de basquetbol, voleibol y tenis, el MSC Divina cuenta con una amplia zona de belleza. Créanme, tras una larga noche de baile no hay nada mejor que relajarse con un masaje de -piedras calientes vistiendo una bata”.

Tommy Trash

“Las fiestas de Tommy Trash son las más locas. Aquí el DJ australiano sale masticando una mano de gomaespuma”.

5 Las estrellas se esmeran de manera especial 

“En 2014 Pharrell Williams fue el invitado estrella de este festival. Llegó a la isla en helicóptero y realizó un concierto en el marco de la fiesta en la playa. Pero lo verdaderamente especial fue su posterior sesión en el barco, no anunciada. Entró en uno de los clubes y le pidió al público no filmar. Entonces conectó su teléfono a la tornamesa y, en un ambiente íntimo, hizo sonar las primeras canciones de su álbum Girl, por entonces aún no editado, entre otras versiones crudas de éxitos como ‘Happy’. Algo similar hacen también DJ como Skrillex, quien después de los conciertos oficiales programados aparece de repente en uno de los clubes debajo de la cubierta”.

“En el desayuno te vuelves a encontrar entre una sirena y un pirata”
Ian Witlen

6 Puedes evitar la comida chatarra

“Pizza y hot dogs hay todo el día. Pero si quieres cambiar la típica alimentación de festival, en la bodega del barco tienes un restaurante de lujo en el que puedes ordenarle a meseros vestidos de traje un menú à la carte de tres platos. No está permitido ir en traje de baño, se puede platicar con música discreta y beber vino tinto en copa. El restaurante es el lugar ideal para dejar atrás brevemente la locura del festival. A excepción de la tradicional cena de disfraces ‘Noahs Arche’, en la que los tiburones y los pingüinos toman por asalto ese comedor. Esa noche te sientes como si estuvieras en la hora del té en  Alicia en el País de las Maravillas”.

7 Deja la tienda de campaña en casa

“Lo más problemático de los festivales de música es encontrar tu tienda por la noche. Por supuesto que en el barco también tienes que localizar tu camarote, pero por lo menos no en la oscuridad. Y en vez de ir apretado en un servicio de bus es un ascensor el que te deja cerca de tu alojamiento. Los 1,700 camarotes a bordo son estrechos, pero están bien equipados con cama y regadera. Incluso existe una suite con alberca privada que recibe el nombre de ‘Sophia Loren’, pues fue diseñada personalmente por la diva de la pantalla grande italiana”.

“Incluso existe una suite con alberca privada que recibe el nombre de ‘Sophia Loren’, pues fue diseñada personalmente por la diva”
Ian Witlen

8 Viaja con equipaje ligero

“El código de vestimenta en el Holy Ship es el traje de baño durante todo el día. Hay muchas albercas disponibles durante la noche. Es decir, la gente se refresca de tanto bailar con un chapuzón y vuelve vestida así al club dispuesta a seguir el ritmo. Para los festivales en tierra firme, siempre se recomienda un abrigo para las noches. En el barco, si tienes frío, sigues bailando en los clubs que hay debajo de la cubierta, donde las temperaturas son como en un excitante sauna”.

„Holy Ship!“-Festivals

“Los bikinis y las pelucas se usan indistintamente por la noche o el día”.

Seguir leyendo
03 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia