Krystle Wright - Slackline

“Toma tu tienda de campaña y escapa de la rutina”

Entrevista: Andreas Rottenschlager
Fotografía: Krystle Wright

La fótografa de aventuras Krystle Wright está dispuesta a ir al límite para obtener la fotografía perfecta, incluso si esto significa arriesgar su vida. Pero ¿qué podemos aprender de nosotros mismos al estar en constante peligro? The Red Bulletin lo averigua

THE RED BULLETIN: Te ganas la vida como fotógrafa de aventura. ¿Cuándo fue la última vez que tuviste miedo haciendo tu trabajo?

KRYSTLE WRIGHT: En mayo de este año. Queríamos escalar el University Peak, una cumbre de 4,100 metros de altura en el sureste de Alaska. Allí hay una pista de esquí que rara vez está transitable. Cuando llegamos a la montaña, una avalancha se precipitó sobre nuestra ruta; seguida de otras seis. En ese momento me di cuenta, una vez más, de que hay veces en que casi no tienes posibilidades de sobrevivir.
 

¿Cómo minimizas el riesgo?

Hay tres reglas básicas: planea meticulosamente, cuenta con gente experimentada en el equipo y aborta los proyectos cuando se vuelven demasiado peligrosos. Eso es lo que hicimos aquel día en Alaska.

Krystle Wright

La fotógrafa Krystle Wright se transforma en deportista
extrema para hacer su trabajo. 

Sin embargo, esas reglas no siempre funcionan. Por ejemplo, en Pakistán, en 2013, fuiste rescatada luego de que tu parapente se rompiera contra una roca. 

Estábamos en las montañas Rakaposhi. Yo era la copiloto en un parapente biplaza. De pronto, una ráfaga de viento se levantó desde el punto del que habíamos despegado. Aún  veo las rocas viniendo hacia mí. Y entonces: un estruendo y desmayo. Recién algunos minutos después recobré el conocimiento. Mi cara estaba sangrando mucho.
 

¿Cómo fue que lograste llegar desde las montañas hasta el hospital?

El gran parapentista Tom De Dorlodot aterrizó en el pueblo y organizó de inmediato una cadena de rescate. Un equipo me recogió en la montaña y continuamos en un Jeep hasta que un río bloqueó el camino. Los voluntarios tuvieron que arrastrarme sobre un puente colgante. Allí nos esperaba el próximo Jeep. Al hospital llegamos ocho horas más tarde. Me ayudó la regla número dos: ¡cuenta con profesionales en el equipo!
 

¿Cómo le haces frente a este tipo de contratiempos?

Hay que volver a trabajar de inmediato. Cuando volví a Sídney fui a fotografiar un partido de futbol australiano. Mi novio en aquel entonces me ayudó a llevar mi equipo. Cuando los jugadores salieron al campo lo observaban como si se tratara de un criminal peligroso. Yo tenía moretones en la cara y un yeso en el pie, parecía su víctima de violencia doméstica.

“Aún veo las rocas viniendo hacia mí. Después hubo un estruendo y me desmayé”
Krystle Wright
Krystle Wright - Kitesurfen

¿Qué se aprende de uno mismo, cuando se está expuesto al riesgo?

Tus debilidades se presentan sin piedad. Yo, por ejemplo, tengo paciencia para hacer fotografías, pero carecía de paciencia cuando se trataba de mi recuperación.


¿Tienes algún consejo para experimentar una dosis de adrenalina sin arriesgar nuestra salud?

Ir de campamento.


No suena muy extremo.

Pero todos pueden hacerlo. Compra una tienda de campaña y escapa de la rutina. Te sorprenderás de todo lo que se aprende cuando no hay de otra más que arreglártelas tú solo.

Seguir leyendo
10 2015 The Red Bulletin

Siguiente historia