Montañismo urbano sobre Río de Janeiro

Montañismo urbano sobre las piedras de Río

Fotografías: Marcelo Maragni 

Los Tours por las favelas eran solo para valientes, pero ahora los muros naturales de granito de los barrios pobres de Río de Janeiro son el paraíso de un escalador

Desde 2008, las autoridades en Río han trabajado para reducir la brecha social entre los que tienen y los que no en la ciudad: los residentes clasemedieros en las viviendas de asfalto y las favelas que los rodean. La policía ha tomado medidas drásticas ante el crimen organizado y, como resultado, algunos de los peñascos que proveen de soporte a favelas como Rocinha ahora pueden ser trepados con relativa seguridad.

montañismo urbano en favelas de Río de Janeiro

Atracción local 

Gradualmente el montañismo ha sumado seguidores de los barrios a los que las colinas contemplan. “Es un deporte muy desafiante físicamente y psicológicamente”, dice Andrew Lenz, quien fundó una escuela de este deporte en la Favela da Rocinha. “Es útil y agradable; aquellos que lo practican están mejor preparados para otras áreas de sus vidas”.

Río se 
ha convertido en uno de los más grandes centros de montañismo urbano del mundo, con un fácil acceso que lo hace un lugar atractivo tanto para principiantes como para expertos. Al sur de la ciudad hay muchos lugares que permiten un “rapidín”, un entrenamiento breve para los dedos y una asombrosa panorámica 
del sitio de los Juegos Olímpicos 2016.

“Escalar aquí es una experiencia completamente diferente”, dice la montañista estadounidense Colette McInerney. “Me enamoré de Río”. “La ciudad es perfecta para todo tipo de escalada”, dice Lucas Marques, un montañista local que le mostró la colina Dois Irmãos a McInerney. “Montañistas de todo el mundo vienen por la belleza y facilidad de las colinas. En Río puedes ir a trabajar y escalar el mismo día”.

Durante un viaje muy reciente, Marques y McInerney recorrieron la rocosa ruta conocida como “Patrick White” dos veces en cuatro horas. La sesión fue inolvidable para Colette: “Tener la ciudad, el océano y las colinas tan cerca es muy diferente a todos los lugares en los que he escalado”. 

Para los conocedores, “la mejor fecha para escalar en Río es entre mayo y septiembre”, dice Rubens Ferreira, un instructor de montañismo de Companhia da Escalada. “Por lo general, hace calor en Río, pero en junio (invierno), la temperatura es agradable y las lluvias más ligeras”.

Y algo más

Qué hacer lejos de las rocas

AL AGUA
Las mejores olas en Río rompen en Prainha, a cerca de 30 km de la ciudad. Más allá del surf, el área es todo un pintoresco parque natural que vale la pena explorar por algunas horas.

prainhario.com.br

EN LA ARENA
Siéntate en el 
pasamanos que 
separa el paseo 
tablado del Bar Urca de las olas en la costa 
de la bahía de Guanabara. La cerveza helada y la famosa empanada que ofrece el bar son, sin duda, obligatorias.

barurca.com.br

EN EL AIRE
Para aquellos 
no satisfechos con dominar las rocas, un vuelo en ala delta es otra manera de ver Río desde 
lo alto.

rioasadelta.com.br

Seguir leyendo
04 2014 the red bulletin

Siguiente historia