Owen Pallett, bajo influencia e inspiraciones

Fotografía: Peter Juhl

Guitarras fantasmales, ritmos primitivos: El violinista de Arcade Fire 
y los discos que se esconden en su nuevo álbum

En los últimos diez años Owen Pallett se ha ganado la reputación de ser el Paganini del pop: en el año 2004 fue reclutado como violinista de Arcade Fire y desde entonces escribe todos los arreglos de cuerdas para sus discos.

Robbie Williams y The National también le piden arreglos para sus canciones. Sin embargo, el desafío más importante para Pallett es su proyecto solista. Sus emotivas y complejas canciones de indie pop melódico suenan como si Brian Eno acompañara a un joven David Bowie con un Stradivarius.

La banda sonora que escribió en el mes de febrero para la película de Spike Jones, Ella, fue nominada al Oscar. Ahora lanzará su cuarto álbum: In Conflict. Aquí nos revela qué canciones lo inspiraron para su última obra.

Eurythmics - «Love Is a Stranger»

Con cinco años escuchaba, casi en exclusiva, música clásica; Bach o Mozart. Pero de forma extraña Eurythmics también encajaba ahí. Quizás debido a que el synth-pop de este dúo es muy matemático y preciso, pensado como una partida de ajedrez. Esta canción es toda una fusión perfecta entre el sintetizador y la profundidad emocional de la melodía.

Silver Apples - «Program»

Tenía 19 años cuando en una tienda pusieron este disco en mis manos. “Lo necesitas”, me dijo. Y tenía razón. El ritmo seco de este clásico psicodélico es genial. En mi álbum imité el sonido de batería. El truco fue que mi baterista lo grabó sin referencia de tempo. Por eso, hay canciones como “Sky behind the flag”, que suenan tan vivas.

The Luyas - «Moodslayer»

El principal instrumento de esta banda canadiense se llama moodswinger. Es una mezcla de cítara y guitarra que luce como si la hubiera diseñado un niño. La sonoridad es bastante misteriosa, los sonidos de las cuerdas se entrelazan y confunden entre sí. ¡Es genial! En canciones como “The passions” utilicé este sonido y otros efectos con mi violín.

The Blue Nile - «A Walk Across the Rooftops»

Esta banda escocesa lanzó dos álbumes en la década de 1980. El primero tenía el título de esta canción –y es una obra maestra. Su atmósfera única y su claridad en los tonos tuvieron una influencia grande en mis obras, sobre todo en la canción “The Secret Seven”. Su desarrollo, el silencio y el trino del sintetizador los copié de The Blue Nile.

Green Velvet - «The Stalker»

Hasta hace no mucho tiempo no me llevaba tan bien con la música house. Esto cambió por completo al encontrar a este clásico de Chicago, el cual consta de dos patrones rítmicos primitivos que, superpuestos en diferentes capas, producen un ritmo realmente fascinante. Esta atmósfera cruda es la que intenté crear en los ritmos de mi álbum.

Seguir leyendo
07 2014 The Red Bulletin

Siguiente historia