“La vida normal me asusta”

Entrevista: Graeme Lennox
Fotografía principal: Sean Conway

Este atleta de triatlón, kayakista de resistencia y fotógrafo profesional ha dedicado su vida a la aventura. Y además dice: tú también podrías vivir así

El aventurero nacido en Zimbabue, Sean Conway, se convirtió recientemente en la primera persona en terminar el Ultimate British Triathlon. Tras completar en bicicleta
la longitud de Gran Bretaña en 2008, y después hacerla nadando en 2013, culminó la etapa corriendo en mayo, una distancia equivalente a 38 maratones consecutivos. Pero este atleta de 34 años, que vive en Cheltenham, está lejos de ser el estereotipo de atleta extremo.

THE RED BULLETIN: Muchas felicitaciones por tu más reciente éxito. ¿Pensaste en rendirte alguna vez?

SEAN CONWAY: Sentía dolor, pero podía seguir adelante. El dolor físico desaparece, pero el dolor emocional de abandonar queda contigo.

¿Cómo llegaste a ser un aventurero profesional?

Me enfermé del simple hecho de existir y quise exigirme a mí mismo. Anduve en bici 26,000 km y me endeudé, pero mi vida se transformó.

“Tienes tu trabajo de nueve a cinco, pero también tienes libre de las cinco a las nueve”
Sean Conway

¿Qué cambió?

Vivo una vida sencilla. No tengo una hipoteca; vivo en un antiguo barco de 18.5 m de la Royal Air Force, que compré en eBay por £2,000. Esto me permite conceder una beca, que ayuda a otros a financiar sus aventuras.

¿Cualquiera puede llegar a ser un aventurero de éxito como tú?

Sí. Yo mido 1.76 m de altura y peso 65 kg. Es decir, no soy un atleta olímpico ni un ex militar. Sólo soy un chico, que incluso no era bueno en ningún deporte en la escuela. Hubo una clave: por suerte, las malas decisiones que tomé a los veinte años me obligaron a ir en busca de algo mejor para mi vida.

¿Hay alguna aventura que te haya dado miedo?

Vivir una vida normal me asusta, pero las aventuras no siempre se tratan de cruzar océanos a remo, conducir a gran velocidad o escalar montañas, también son una forma de pensar. No tienes que renunciar a tu empleo: tienes tu trabajo de nueve a cinco, pero también tienes libre de las cinco a las nueve.

Seguir leyendo
09 2015 The Red Bulletin

Siguiente historia