Cabina de invierno Kanin

La casita sobre la piedra… Que duermas bien, ¡al borde del abismo!

Fotografía: Janez Martincic
Texto: Daniel Kudernatsch

Bienvenidos sean los huéspedes sin miedo a las alturas: aquí la diversión en la montaña es llevada al extremo

Se necesitaron tres enervantes intentos para que el ejército esloveno pudiera acercar el helicóptero a este domicilio tan extraordinario, la punta de la montaña Kanin a 2,500 metros de altura.

En este sitio, frente a la frontera de Italia, las condiciones climáticas son casi siempre extremas. Los vientos corren a velocidad de 150 km/h, en verano caen al día 400 litros de agua pluvial por metro cuadrado y durante el invierno pueden caer más de 10 metros de nieve.

Y con eso ¿por qué instalar una cabaña aquí?

A)
Debido a que el hombre ama los desafíos y B) su vista de 360 grados no tiene precio: por un lado, el sol cae sobre las montañas y, por el otro, se aprecia el mar Adriático.

Algunos datos más: la cabaña de madera y aluminio diseñada por la firma asentada en Ljubljana, Ofis Arhitekti, mide 2.4 metros de ancho y 4.9 metros de largo. Tan sólo se tiene acceso por medio de helicóptero o a pie (máximo nueve personas). Ahí podrás dormir (con estilo) al borde del precipicio.

Más información: bovec.si

Seguir leyendo
04 2017 The Red Bulletin

Siguiente historia