Traje alado

Vuela con traje alado

Fotografías: skydivecity.com

Los amantes de la adrenalina no podrían aspirar más que a una aventura al estilo Superman. ¡Prueba el traje alado!

En algún tiempo, volar por los cielos a toda velocidad era propiedad exclusiva de los superhéroes. Ahora, gracias a los trajes alados cualquier persona con suficiente experiencia en el paracaidismo puede lanzarse en picada, planear como un pájaro y llegar a velocidades de hasta 360 km/h.

Wingsuit

Control de nubes

“Lo más divertido es volar con el traje alado a través de una nube”, dice Uragallo. “Cuando ya has aprendido a tener el control, a veces puedes pasar un rato esquivando nubes, intentando de no tocarlas. Esa es la gran sensación de este deporte”.


Después de medio día de instrucciones en la ciudad del paracaidismo Zephyrhills, en Florida, cualquier persona con 200 saltos en su haber puede hacer un salto libre. Los conceptos básicos para controlar el traje se enseñan en tierra con ejercicios. Después de tres horas, subes a un avión Twin Otter para un vuelo a 3,660 metros, con un instructor que comunica sus indicaciones a través de signos. “Antes del vuelo, hay muchos ejercicios para la memoria muscular que ayudan a colocar el cuerpo en la posición correcta”, dice el instructor Travis Mickle. “Cuando estas cosas comienzan a sentirse más natural, puedes comenzar a concentrarte en todas las increíbles posibilidades de acrobacias que tienes por delante”.

Luego de dos saltos asistidos lo haces tú solo. “Hay que procesar, reaccionar y adaptarse más rápido que en el paracaidismo”, dice Jonathan Francis, un publicista de Londres que hizo su primer vuelo con traje alado en 2010. “En un segundo puedes alejarte cientos de metros de otro que salta contigo y al inclinarte 90 grados puedes planear aumentando la velocidad”.

“Hay que procesar, reaccionar y adaptarse más rápido que en el paracaidismo” 
Jonathan Francis

CONSEJOS DE EXPERTO

Cabeza para las alturas: “Si mantienes la posición del cuerpo correcta, no es extenuante”, dice Tony Uragallo, el padrino de los vuelos con traje alado que prueba sus diseños en la zona de saltos de la ciudad del paracaidismo. “El estrés mental y la preocupación, eso es ‘lo peligroso’ y el mayor problema para los principiantes. Aprender a relajarse es la clave”.

MÁS DE FLORIDA: después del traje alado hay más aventuras. ¿Qué tal estas tres?

Seguir leyendo
02 2015 The red bulletin

Siguiente historia