Magnus Nilsson

Magnus Nilsson: “¡Mejor tú caza tu alimento!”

Fotografía: Per-Anders/The Guardian

El partisano de los cocineros y del restaurante Fäviken, al norte de Suecia nos revelado las seis reglas de su arte culinario

El tranquilo hombre con la escopeta no se preocupa demasiado por el ajetreo que puede generar a su alrededor. Sólo hace lo que sabe y lo que más le gusta: cocinar de una manera magnífica. Fäviken, su restaurante ubicado en el norte desolado de Suecia, es considerado uno de los mejores del mundo.

Magnus Nilsson nos ha revelado las seis reglas básicas de su arte culinario para que puedas entender mejor su filosofía de vida que se expande desde el bosque hasta la cocina.

Magnus Nilsson nos muestra cómo cocina su propia pizza Hawaiana.   

1. No hay reglas. Esta es la regla más importante de todas. Así de simple.

2. Lo que sigue… es sacar el máximo provecho de lo que tienes. 

3. Ponte límites. Así se llega a la creatividad. Aquí tenemos que lidiar con un invierno largo, pero no queremos que nuestras frutas y verduras lleguen en avión. Por lo tanto, maceramos muchos de nuestros alimentos. Las texturas y los sabores que se obtienen en este proceso son realmente geniales.

“Sé consciente de dónde provienen tus alimentos”
Magnus Nilsson

4. Respeta siempre el producto. Si no tienes el producto ideal, el método de cocina no sirve de nada. Ninguna zanahoria va a ser una mejor zanahoria después de su preparación.

5. Tómate todo el tiempo que necesites. Algunos productos requerirán mucho tiempo de preparación y otros menos. Por ejemplo, el proceso de fermentación lleva meses, pero en el verano se sirven los ejotes directamente de la planta. Cada ingrediente se merece paciencia. 

6. Sé consciente de dónde provienen tus alimentos. Cada pedazo de carne fue un animal que murió por ti. ¿Si yo mismo mato los animales? Sí, aunque tú no tienes por qué hacerlo, pero si se trata de dejarle la enorme responsabilidad de la matanza de animales a las grandes compañías… Eso tampoco.

Seguir leyendo
07 2015 The Red Bulletin

Siguiente historia