AC/DC Angus Young

“Cómo luce el cuerpo no es lo importante”

Entrevista: Marcel Anders
Fotografía principal: Dick Barnatt

Desde hace 41 años van a toda velocidad por la carretera al infierno: AC/DC es la banda de hard rock más exitosa y persistente del mundo. Su mente creadora, Angus Young, nos habla de su guitarra, su trasero y de la pintura de paisajes  

THE RED BULLETIN: Sr Young, ¿usted sabe qué es lo que le gusta a la gente de AC/DC?

ANGUS YOUNG:Es muy simple: AC/DC es AC/DC. Se puede confiar en nosotros. La gente sabe qué le espera. Y aún así se sorprenden. A veces de forma positiva, a veces de forma negativa. [Risas].

Ahora tiene 60 años, pero suena como alguien de 20. ¿Cómo lo logra?

¿Sabes? Uno siempre suena como se siente. Y yo no me siento para nada de 60. Cuando toco la guitarra vuelvo a tener 18 como cuando dábamos los primeros conciertos. Soy un niño atrapado en el cuerpo de un adulto.

¿Y cómo le va dentro de esa prisión?

Cómo luce el cuerpo no importa. De todos modos nunca fuimos lindos. [Risas].

AC/DC: Rock or bust

El nuevo álbum “Rock or bust” es el número 15 que lanzan. 

El título de su último disco es Rock or Bust, algo así como hacer rock o reventar. Ahora, entre nosotros, ¿hacer rock y reventar aún sigue siendo el plan de vida? ¿Incluso después de 200 millones de álbumes vendidos, entre ellos Back in Black, que con 49 millones de copias vendió más que cualquier disco de los Beatles o de los Stones?

A la mi**** con el plan de vida. Tienes que hacer meramente lo que te gusta y no permitir que nadie te diga lo que debes hacer. De eso se trata. Da igual si tienes 18, 60 o 102 años.

ACDC

AD/DC 1980Pinewood Studios, RU. La imagen muestra a la banda antes de la muerte de Bon Scott. De izquierda a derecha: Malcolm Young (guitarra rítmica), Mark Evans (bajo), Bon Scott (voz), Angus Young (primera guitarra) y Phil Rudd (batería).  

© Corbis

Pero ahora usted lo hace más simple. Pude escuchar un poco de Rock or Bust y en la canción “Dogs of War” se ocultan pensamientos críticos sobre la situación mundial, ¿o interpreté de más?

En esa canción cantamos sobre Aníbal y sus elefantes. Eso ya no es un tema actual, incluso para las personas de nuestra edad. [Risas]. Aníbal era realmente genial. ¡Un maestro de la guerra!

Es verdad que usted se dedica mucho a la historia. ¿Qué es lo que le fascina?

No hay nada más emocionante que la historia. Es increíblemente fascinante ver cómo países y culturas han crecido tanto, han dominado el mundo y, de repente, desaparecieron de la faz de la Tierra. ¿Qué errores han cometido, quiénes estaban detrás? No entiendo por qué no hay más gente que se interese en la historia. Se puede aprender mucho de ella.

Entonces Aníbal sigue siendo relevante después de todo, ¿no?

[Risas]. Punto para ti. La gente tiende a cometer siempre las mismas tonterías. No quieren de ninguna manera que el mundo sea más listo. Por eso este planeta de mi**** está como está. Por eso es que hay tantas guerras. ¡Porque nadie hace el más mínimo esfuerzo por comprender nuestro maldito pasado!

“Soy un niño atrapado en el cuerpo de un hombre adulto. Cuando toco la guitarra me siento de 18 años” 
Angus Young

Excepto usted. Y Ozzy Osbourne, que también tiene pasión por la historia.

Esto es muy fácil de explicar. Venimos de la generación de la posguerra, la cual ha dejado su huella. Cuando creces en un momento así, es absolutamente normal que quieras saber por qué el mundo es como es. Y entonces la historia no deja nunca tu vida, te motiva y te fascina al mismo tiempo.

Además, usted también es un talentoso pintor. ¿No es cierto?

¿Pintura? Bueno, puedo pintar tu casa si quieres. Me las arreglaría.

Más bien he oído acerca de una pasión por la pintura de paisajes…

Sí, así es, pero nunca diría que soy bueno. Con la pintura ya había comenzado en la escuela y hasta el día de hoy la sigo manteniendo como un hobby. Es sólo eso. No tengo más ambiciones.

ACDC

Bromista: la estrella de rock Angus Young posa con una botella de leche (1976). En la actualidad, el músico de 60 años bebe únicamente té.  

© Dick Barnatt

Desde el último verano AC/DC tiene que presentarse sin su hermano Malcolm, que sufre de demencia. ¿Se va a recuperar?
Por el momento, no parece que vaya a poder. Realmente no está bien. Y cada vez es peor. Es trágico, en verdad es una enfermedad de mi****.

ACDC

Tocando: Angus Young Angus Young en Sídney, 1975.  

© Morris Philip/Dalle APRF/picturedesk.com

Cuánto influye esa situación a la hora de cuestionamientos del tipo: ¿cuánto tiempo más podemos continuar haciendo esto? O quizás: ¿Cuánto tiempo más queremos hacerlo?
Una cosa no tiene nada que ver con la otra. Malcolm lleva su enfermedad de una manera muy positiva, lo cual también nos ayuda a nosotros a tratar con él de
la mejor forma. Para nosotros la cosa es muy simple. Hacemos lo que hacemos, tanto tiempo como queramos. Mientras tengamos pasión y energía y estemos razonablemente en condición, ¿por qué deberíamos retirarnos voluntariamente? ¡Oye amigo, yo amo lo que hago!

Usted también fue la primera estrella de rock que en una entrevista dijo: odio mi música y sigo tocando por el dinero.
[Risas]. Créeme. Es como te digo, no puedo imaginarme hacer nada más lindo que subir a un escenario, tocar la guitarra o componer una canción. Esto fue así en 1973, es así en 2015 y creo que lo seguirá siendo por un largo tiempo.

Durante sus conciertos se la pasa en constante movimiento sobre el escenario. ¿Alguna vez ha calculado cuántos kilómetros ha recorrido en cada concierto?
Ni idea. Sólo sé que ya he gastado unos cuantos pares de zapatos. [Risas].

¿Qué podemos esperar de su próxima gira mundial?
Lo mejor que tenemos para dar.

¿Incluyendo el trasero desnudo que le enseña al público?
De ese número no me voy a escapar nunca, ¿no es cierto? [Risas]. Mi trasero es una parte elemental del show –así como el paso de pato o los ataques espásticos simulados. Todo es parte del espectáculo. La gente se sentiría muy decepcionada si de repente dejara de hacer todo eso. Incluso cuando mis pompis ya no lucen tan bien como antes. Mientras el espectáculo no resulte ser de terror óptico, lo seguiré haciendo así.

ACDC

Mayo de 1976: AC/DC en Inglaterra. De izquierda a derecha: Angus Young, Phil Rudd y Mark Evans.  

© Dick Barnatt

¿Cómo se le ha ocurrido mostrarle su trasero a todo el mundo?

No recuerdo cuándo ni dónde fue exactamente la primera vez que sucedió, pero se trató de animar a un público que estaba demasiado aletargado. Y realmente funcionó. En los primeros conciertos se habían enojado bastante y me tiraban con todo lo que tenían a su alcance, pero luego, muy rápidamente, mi trasero se hizo bastante popular. Incluso habría habido gente que iba a nuestros conciertos por ese motivo –es decir, a admirar mi trasero. Espero que hayan sido mujeres en su mayoría…

¿Cuántos de esos uniformes escolares, que se han convertido en su marca registrada, tiene hoy en día?

Deben ser unos cuantos cientos los que acumulé durante los años.

“Mi trasero es una parte del show. Así como los ataques espásticos”  

Wow, en algún lado debe tener un armario grande como un gimnasio para los uniformes…

No, no, tanto no. Esas cosas no aguantan nada, después de uno o dos conciertos ya están tan dañados que después ya no sirven para nada.

¿Son uniformes escolares de confección o hechos a medida?

La mayoría son hechos a medida. En particular los vestuarios más recientes, pero el primero de todos que use en el escenario era mi uniforme escolar oficial. Mi preparatoria no estaba muy feliz que digamos. Sobre todo por el mensaje que he propagado por todos lados del mundo: “Miren, soy el producto de la educación estatal australiana. Ahora, si esto no indica que hay algo que no funciona en nuestro sistema…”.

ACDC

Brian Johnson (izq.) y Angus Young durante la gira “Black Ice” en Leipzig, en 2009.  

© Intertopics

Hoy en día ya casi nadie lo recuerda, pero hubo una época previa a los uniformes escolares en la que experimentaron con todo tipo de trajes: Spiderman, El Zorro, un gorila…

…todo tipo de cosas, ¡no me lo recuerdes por favor! Ese traje de mono era una cosa horrible. Apenas se podía respirar en ese atuendo del infierno.

¿Cómo llegaron a eso?

En aquel momento teníamos un mánager que siempre intentaba imponernos alguna imagen rara, pero entonces Malcolm tomó la palabra y dijo: “No necesitamos todas estas tonterías, nos vamos a quedar con el uniforme escolar y punto”. Y así fue. Desde entonces no ha cambiado.

¿Y qué es lo que tanto le fascina de la guitarra Gibson SG, la única que toca desde hace 40 años?

La verdad es que me gusta porque el cuerpo tiene dos cuernos pequeños. Cuando era niño y visité por primera vez una de esas tiendas de guitarras, estaban todas estas maravillosas Les Paul y no sé qué tantas más cosas, pero cuando vi la SG, con los dos cuernos de diablo que se destacaban de la estructura donde están las pastillas, fue como un flechazo. Yo no elegí la SG, ella me eligió a mí y nunca me abandonó desde ese momento.

« Te ofrecemos lo mejor de cada mes

 >> ¡Recibe nuestra Newsletter! »
Seguir leyendo
06 2015 The Red Bulletin

Siguiente historia