Musikerin Björk im Interview

Björk: “Soy el tinder de la tecnología”

Texto: Florian Obkircher
Fotografías: Santiago Felipe

Con cada nuevo álbum, Björk abre la puerta al futuro. La última innovadora del pop revela por qué sus ideas de tecnología son el resultado de su vínculo con la naturaleza, cómo los troles alimentan la creatividad y por qué Zuckerberg debería limpiar los océanos

A lo largo de su carrera, Björk ha estado varios pasos por delante de las tendencias tecnológicas y musicales. Regularmente colabora con visionarios de la música electrónica para llevar más allá su arte, fue la primera en la música en filmar un video de 360° y con Biophilia de 2011 hizo la primera aplicación álbum.

Cuando nos sentamos con la icono islandesa en Red Bull Music Academy en Montreal, donde presentó una exhibición de realidad virtual digital, queríamos descubrir qué es lo que impulsa tanto su afinidad con la tecnología y descubrimos que todo lleva de regreso a la naturaleza. Y a los troles, obviamente.

Seguir leyendo

THE RED BULLETIN: Te has presentado en teatros de ópera y en clubes punk. ¿En dónde disfrutas más cantar?

BJÖRK: Canto mejor cuando estoy en la cima de una montaña. Es ahí donde me llegan las mejores ideas para canciones.

¿No es desafortunado? Por lo general no tienes un público allá arriba?

Por lo general, yo intento imitar la experiencia sobre las montañas cuando estoy en mi estudio de grabación. Me gustaría intentar hacer un estudio de grabación que pudiera llevarme en mis excursiones.

¿El exterior alimenta tu creatividad?

Simplemente se siente muy natural para el cuerpo cantar en la naturaleza. Cuando estoy en interiores, siento que contengo la respiración. También podría tener que ver con mi niñez. Caminar 40 minutos a la escuela en cualquier clima era normal para mí. Cantaba para pasar el tiempo. También, las mañanas solían ser un poco escalofriantes, pues todo estaba oscuro. En parte cantaba para tranquilizarme.

¿Alguna vez te has aventurado en la naturaleza de Islandia?

Desgraciadamente, no. Puedo entender que algunos urbanitas asocien la naturaleza con abrazar árboles y tocar guitarras acústicas en una fogata. Pero la naturaleza en Islandia es dura; no tiene nada de romántico. No tenemos muchos animales. Realmente tampoco tenemos árboles. Es cruda y brutal.

Y, aun así, ¿inspiradora?

El vacío es particularmente inspirador. Hay una gran tradición animista en Islandia. El animismo es la creencia de que todo objeto tiene alma. Así que los desfiladeros y las rocas y todo lo demás tienen historias.

¿De dónde viene esa creencia?

Es a causa de los troles.

Mm… ¿troles?

Los troles son criaturas nocturnas. Si no regresan a sus cavernas antes de que el sol salga, se vuelven de piedra. Así, creemos que las montañas y rocas en Islandia son troles fosilizados.

¿Hacen que estas rocas les cuenten sus historias?

Todos inventan sus propias historias. Uno de mis mejores amigos solía ganar dinero en los veranos como guía. Él solía inventarse unas historias muy locas para los turistas. Les decía que el musgo sobre la piedra volcánica era un rebaño de ovejas que quedó atrapado en una erupción volcánica. Son el vacío y el espacio en Islandia los que alimentan la creatividad. Es como un lienzo en blanco para tu imaginación.

Si no vives en Islandia entre troles fosilizados, ¿crees que un fuerte lazo con la naturaleza también puede alimentar la creatividad en otras personas?

Cierto. Escaneos cerebrales muestran que luego de 45 minutos de caminar en una excursión algo le sucede a tu cuerpo. Hay cierto ritmo que estimula tu proceso cerebral. Intento comenzar cada día con una caminata y, por lo general, luego de 45 minutos siento un gran alivio. Todo hace clic, todo entra en sincronía, y de súbito tus problemas ya no son tan importantes.

¿Qué le aconsejarías a quienes viven en grandes ciudades?

Es un problema que he enfrentado mucho al viajar y estar de gira. Por eso es que me gusta estar en ciudades al lado del mar. No se trata sólo del agua en sí, pero si caminas al lado del océano, tienes 180 grados de vacío. Para mí, gran parte de poder alcanzar esa sensación de alivio exige tener espacio.

Seguir leyendo

Es interesante que seas tan fanática de la naturaleza, considerando que siempre estás a la vanguardia de las nuevas tecnologías.

En realidad soy mucho menos amante de la tecnología que lo que la gente piensa. Necesito ayuda de mis amigos para limpiar mi laptop.

Lo dice quien es nombrada la última gran innovadora de la música pop, que hace aplicaciones álbum y filma videos musicales en VR.

“El odio es una herramienta importante para determinar qué es lo que no quieres; te llevará a lo que quieres en tu carrera”
Björk

Intento construir un puente entre tecnología y música. Constantemente aparecen herramientas nuevas que tienen un impacto en tu vida, quieras o no. Con mi arte intento darles sentido. Soy como el Tinder de la tecnología.

¿A qué te refieres?

Soy una aplicación de emparejamiento. Cada que sale una nueva tecnología, al instante tengo una idea para utilizarla. Cuando me hice de mi primera laptop en 1999, sabía de inmediato que reemplazaría al estudio de grabación tradicional hasta cierto punto. Cuando aparecieron las pantallas táctiles, me di cuenta muy pronto de que sería una gran herramienta pedagógica. Pensaba: “Con esta herramienta puedo planear mi visión de la musicología”. Fui una joven bastante difícil en la escuela de música. Los profesores hacían que la musicología pareciera tan académica, cuando en realidad es bastante visceral.

Björk en Mexico

“No se trata de volver a la naturaleza, se trata de avanzar hacia ella”. 

¿Björk fue una estudiante rebelde?

Sí, y eso me enorgullece. Yo creo que la arrogancia de la juventud es importante. Voy a parafrasearlo, pero Stravinsky dijo en su libro Poética musical que es grandioso odiar. Cuando yo era adolescente, no soportaba a Bach, ni a Beethoven. Decía: “¡No son más que alemanes muertos! ¿Por qué habrían de importarme?”.

¿Porque están entre los compositores más importantes de la historia?

Mi punto es que el odio es una herramienta importante para determinar qué es lo que no quieres, puesto que, después, te llevará a descubrir qué quieres en tu carrera. Así que yo invitaría a cualquiera a ser furioso, a odiar cosas.

¿Este acercamiento a la idea de “odiar es grandioso” te ha funcionado?

Definitivamente. Soy culpable de haber despreciado las cuerdas en mi adolescencia, pero ahora trabajo mucho con instrumentos orquestales. Mi ignorancia adolescente hacia las cuerdas permitió acercarme desde un ángulo completamente diferente y crear algo original.

Entonces, ¿cómo se entrecruzan la tecnología y la naturaleza?

Creo que esta idea de que la naturaleza es el pasado y la tecnología es el futuro es absurda. Por eso es que digo que no se trata de volver a la naturaleza; se trata de avanzar hacia la naturaleza. En el futuro tendremos que poner la conexión entre estas dos todavía más entre nuestros objetivos. Imagina un mundo en el que las compañías tecnológicas líderes invirtieran adecuadamente en ambientalismo. Con la tecnología que tenemos podríamos limpiar fácilmente los océanos.

¿Es esto un llamado a las armas?

¡Sí! El éxito conlleva responsabilidades. Creo que debería pedirles a 10 compañías como Google, Facebook y Apple que donen mil millones de dólares para limpiar los océanos. Y así, estoy segura de que podría lograrse para 2020.

En caso de que Mark Zuckerberg lea este texto, ¿crees que deba llamarte?

¡Por supuesto! Invitaré a todos los multimillonarios de la tecnología a que vengan a mi pequeña cabaña en Islandia. Tal vez también cocine para ellos.

Seguir leyendo
05 2017 The Red Bulletin

Siguiente historia