Charlie Hunnam as King Arthur

Charlie Hunnam:
“Olvida tus cuentas, olvida tu trabajo, olvida a tus hijos”

Texto: Rüdiger Sturm   
Fotografía: Marc Hom / trunk archive

Con papeles de héroes llenos de testosterona en series como Sons of Anarchy y en la que interpreta al rey Arturo, donde Charlie Hunnam emana un aura de ruda virilidad. Viéndolo más de cerca, se comporta más vulnerable e introvertido. Más erudito que guerrero… Pocas estrellas de acción como él han escarbado tan hondo en el alma

THE RED BULLETIN: ¿Qué se necesita para ser rey?

CHARLIE HUNNAM: En lo que a Arturo se refiere, él sale de la nada y de repente se encuentra frente a un destino que él nunca había planeado. Incluso tiene un gran miedo por cargar con esa responsabilidad, debido a que ningún desafío que haya superado en la vida lo pudo haber preparado para algo así.

¿A qué desafíos te refieres?

Debes de derrotar primero a tus demonios internos para lograr desarrollar la fuerza necesaria. Cuando actué en ese papel, me estuve acordando todo el tiempo de Conor McGregor, el actual campeón de peso ligero del Ultimate Fighting. Él siempre dice: “No existe ningún oponente. En el octágono lucho siempre contra mí mismo. Si obtuve el éxito o si obtuve la derrota, eso sólo lo decido yo, mis miedos y mis habilidades”.

 

Seguir leyendo

No eres un rey, ni un peleador, pero ¿luchas contra tus demonios internos?

Sí, a los treinta y tantos te das cuenta de que eres un producto de las influencias a las que estuviste expuesto cuando eras niño. En los últimos cuatro o cinco años me he estado adentrando en mi interior, para encontrar los factores que son buenos y útiles para mí, y todo lo que hay que depurar y que se ha ido acumulando durante los años debido a frustraciones o traumas de mi niñez.

El rey Arturo, en cines desde el 19 de mayo.

© youtube // Warner Bros. Pictures

¿Eso lo haces tú solo o tienes un mago Merlín personal que te ayuda con eso?

Por fortuna he tenido varios mentores, uno de ellos es Guy Ritchie, el director de Rey Arturo: la leyenda de la espada. Él me recomendó un libro de Napoleon Hill, Burlar al diablo: secretos desde la cripta. Trata básicamente de una entrevista de 350 páginas entre el autor y el demonio mismo. Y te das cuenta de que él representa nuestras batallas interiores contra nosotros mismos. De ahí aprendes a dividir tus miedos en porciones más digeribles, para así poder entenderlos y superarlos. Si bien esto no es una manera divertida de pasar un domingo por la tarde, cuando bien podrías estar viendo un reality show en la televisión o tu filme favorito, a largo plazo, esto es algo que tiene un valor muy importante.

¿Qué tipo de traumas has sufrido?

Cuando era un niño, era bastante acosado por otros. Me metí en muchas peleas, algunas las perdí, y otras veces llegué a golpearlos gravemente.

 

“Yo quería tener el respeto de los otros hombres en cualquier círculo social en el que estuviese”, dice el actor.

© Warner Bros.

Entonces ¿le temes a la violencia?

Es un poco más complicado que eso: cuando esto te sucede a ti, te sientes como: “Estoy haciendo todo lo posible para no volver a estar en una situación como esta”. Por lo tanto, uno sale y aprende a luchar.

Nos suena como una reacción bastante razonable, claro.

Todavía sigo practicando artes marciales porque no quiero que algo así vuelva a suceder. Esto también ha influido en mi actitud hacia los demás. Yo quería que la gente entendiera: “Si te metes conmigo, lo lamentarás”. Pero entonces comprendí que en realidad yo era un esclavo de mis propios miedos. En muchos sentidos he emulado a mi padre.

…Según Wikipedia, “de tal padre, tal hijo”.

…Él era un tipo que infundía respeto y yo aspiraba a ser como él, principalmente en las películas. Muchas personas que han entrado en contacto con la violencia durante toda su infancia se convierten en golpeadores en el futuro y entonces se perpetúa ese ciclo. Yo mismo actué en varios papeles del tipo rudo en pantalla, pensando que así exorcizaría mis miedos, lo cual se vio reflejado en la vida real, pero no me iba a convertir en un matón. Yo quería tener el respeto de los otros hombres en cualquier círculo social en el que estuviese. Ahora me di cuenta de que eso era sólo un montón de tonterías, ya que por fin sé quién soy realmente.

Eréndira Ibarra, la sexy actriz más allá de los límites

Yo me conecté con el ejercicio a través del CrosssFit, porque cambió toda mi forma de ver las cosas. Antes iba y me encerraba cuatro horas en un gimnasio tradicional a ver la tele y a cotorrear, entraba al baño a decir: "Mierda cuatro horas aquí por nada", y surgía el enojo.

¿Qué técnica es la adecuada para tal autodescubrimiento?

En primer lugar, tienes que hacerte consciente de las limitaciones sociales y económicas que cargas sobre ti. Debido a que a menudo estas pueden impedir que te des cuenta de tu verdadera esencia y de que realices tus planes más importantes. Recuerda tu infancia y hazte las preguntas: ¿cuál era mi plan de vida? ¿Cuáles eran mis sueños y esperanzas?

Pero ¿esas metas no son algo infantiles?

“LA GENTE TENÍA QUE ENTENDER: SI TE METES CONMIGO, LO LAMENTARÁS”  

J***r, tú tienes el derecho de seguir lo que quieras en la vida. Lamentablemente, mucha gente pierde el valor de hacerlo o simplemente se queda atrapada en las expectativas de los demás y olvida lo que realmente quiere. Yo soy un gran fan de Joseph Campbell, el legendario mitólogo estadounidense. Él ha empleado toda su vida en tratar de entender el significado de nuestra existencia y el viaje que realizamos en esta. Poco antes de su muerte dio una serie de entrevistas maravillosas en televisión, en las que habló nuevamente sobre el alma. Su lema era “Sigue tu felicidad”. Él decía: “Haz algo por ti, por más difícil que sea. Esto es: reserva una hora de tu día para ti, un momento en el que no hagas lo que se supone que tienes que hacer. Olvídate de las cuentas, del trabajo y de los niños. Ocupa ese tiempo en tu propio ser, intenta hacerte consciente de tu propio plan y desenvuélvete. Puedes escribir poesía, salir a pasear u oír música, lo importante es que lo hagas por ti. Al principio puede ser que durante esa hora no pase nada extraordinario, pero si no quitas el dedo del renglón, después de bastante tiempo tu verdadero yo comenzará a salir a la luz.

 

Charlie Hunnam as King Arthur

“Derrota primero a tus demonios y entonces serás fuerte”.

Ok, digamos que has encontrado a tu verdadero ser. ¿Qué pasa entonces?

Cuando era chico pasaba mucho tiempo leyendo a filósofos y poetas americanos. Henry David Thoreau escribió: “Si uno avanza con confianza en dirección hacia sus sueños, y se esfuerza por vivir la vida que ha imaginado, se encontrará con un éxito que nunca hubiera esperado”.

Seguir leyendo

¿Qué significado tiene eso que cuentas exactamente para ti?

Sumérgete con total compromiso en las actividades que desees de corazón y en manifestar cuál es tu intención en la vida, entonces el universo conspirará para poder prestarte ayuda.

Tu palabra al oído de Dios.

Mi vida es el mejor ejemplo. Cuando era niño, eché a perder completamente mi educación porque estaba obsesionado con hacer películas. En un principio quería ser escritor y director, luego eso me llevó a estar más interesado en la actuación. Me salí de la escuela con notas muy bajas y sin perspectivas de futuro, luego me inscribí en un seminario de cine y empecé a aplicarme de tal manera como nunca antes lo había hecho en toda mi vida. Escribí cartas a agencias de actuación en todo el país y empecé a esforzarme para que las cosas tomaran verdadero impulso. Durante todo un año de concentrarme sólo en mi meta y en obtener un futuro como yo lo concebía, finalmente en Navidad sucedió.

 

#Photo #SOA thx to my photographer friend! Best photo !

A post shared by Charlie Hunnam (@charliematthewhunnam) on

¿En Navidad? ¿Es en serio?

Sí. Siempre hago mis compras navideñas a mediodía en la víspera de Navidad. Ese día estaba a las once en un pub y para las doce ya estaba algo happy, y pensé: “Oh, es tiempo de regalos”.

“Les escribí un montón de cartas, pero nunca contestaron. Así que salí y yo solo me conseguí un trabajo”

Yo quería comprar unos zapatos deportivos para mi hermano y en la tienda, al estar bailando y payaseando con un amigo mío, vi cómo una mujer me observaba y se acercó a mí. Entonces le di un beso en la mano. Resultó ser que ella era gerente de producción de Byker Grove, la única serie televisiva que era filmada en mi ciudad, Newcastle. Y me preguntó: “Eres grandioso, ¿alguna vez has pensado en ser actor?”. Entonces aproveché inmediatamente la oportunidad y le respondí fanfarroneando: “Nunca había pensado en otra cosa”. Luego me dejó participar en tres episodios del show. Más tarde, a los 17 años y siendo un poco más inteligente, fui ante una agencia de actuación, la cual quería que me representara y les dije: “Les escribí un montón de cartas, pero nunca contestaron. Así que salí y yo solo me conseguí un trabajo. En realidad ustedes no tienen derecho a la comisión, pero la pueden tener si se vuelven mis agentes”. Ellos aceptaron y me enviaron a audiciones y en la primera audición a la que me enviaron me dieron un papel importante en una serie…

Charlie Hunnam as King Arthur

Charlie Hunnam como el rey Arturo: cuando logre sacar la espada Excálibur con las manos, será nombrado rey.

© Warner Bros.

“Actué en varios papeles del tipo rudo en pantalla, pensando que así exorcizaría mis miedos, lo cual se vio reflejado en la vida real”
Charlie Hunnam

¿Fue entonces que probaste el éxito sin haberlo esperado?

Exacto, fue como cuando el rey Arturo saca la espada de la piedra. Lo cual fue seguido por un periodo de fallos consecutivos. Pero ahora estoy sobre una ola de éxitos, por lo menos eso es lo que espero.

¿Y cuál es tu verdadera meta detrás de todo eso?

Acercarme cada vez más a mi verdad.

Seguir leyendo
06 2017 The Red Bulletin

Siguiente historia