Charlie Rodd

Cómo hacerse tiempo

TEXTO: FLORENCIA ESCOBEDO
FOTOGRAFÍA: Santiago Mateos

Charlie Rodd nos cuenta su secreto para ser estudiante y artista al mismo tiempo


¿Quién dijo que ser rockstar era fácil? La música es una novia muy celosa y demandante, pero aún así Charlie Rodd se las ha arreglado para combinar su carrera como músico y sus estudios universitarios sin descuidar ninguno de los dos. Así es como lo hace:

THE RED BULLETIN: ¿Cómo encuentras el tiempo para dedicarte a la música y al mismo tiempo continuar con tus estudios?

CHARLIE RODD: Yo creo que cuando decides hacer algo y te enfocas cien por ciento en querer que se haga, encuentras la manera de hacer todas las cosas que quieras en el día. Hay horas para todo aunque a veces sí es importante cambiar una cosa por otra, en mi caso la música siempre ha estado primero, pero aún así siempre trato que ambas cosas (su carrera musical y sus estudios profesionales) salgan adelante. La música abarca la mayor parte de mi día, pero lo que estudio me sirve mucho porque estudio negocios internacionales y es una carrera que te ayuda a entender la industria musical, porque también es un negocio. Entonces todo va de la mano.

¿Has tenido que renunciar a algo por la música?

Sí, a muchas cosas. Por ejemplo, a estar en Monterrey, que es en donde he estado toda mi vida. El no poder ver a mis amigos por dedicarme a hacer únicamente cosas que me ayuden al proyecto, como salir a lugares que me beneficien y hacer cosas para mejorar como artista como dedicar mi día a practicar un instrumento, escuchar música, etc. Pero más que renunciar a muchas cosas, siento que me he puesto más bien a aprovechar el tiempo que antes, al estar perdido y sin saber qué hacer, desperdiciaba. Entonces, siento que he empezado a optimizar mi tiempo en lo que a mi me gusta.

¿Dirías que la música es celosa?

Claro, definitivamente. Incluso cuando hago alguna tarea, de cualquier materia, es enfocado a la música. Por ejemplo, si hago algo de contabilidad, yo sólo pienso en casos específicos míos, como gastos e ingresos de un show. Yo aplico todas las cosas a lo que en realidad me importa, ¿me entiendes? Estoy cien por ciento enfocado a la música, nada más que el enfoques es desde diferentes áreas. Escucho música, veo a otros artistas, voy a lugares que me inspiran para hacer cosas mejores, me junto con gente que sepa más cosas que yo (sobre la industria musical), etc.

Charlie Rodd

La envidia a la banda Phoenix lo llevó a realizar su sueño.

© GooYouth


Existen muchas personas que quisieran vivir el sueño que tú ya estás viviendo pero aún no lo logran. ¿Cómo le hiciste?

Yo me sentía ansioso, creo que se trataba de una sensación de infelicidad. Cuando me tocó ver a Phoenix, en un bar chico aquí en Monterrey, me gustó mucho el show y lo disfruté muchísimo pero estuve todo el tiempo con una mentalidad como de envidia y de celos muy fea. Fijándome en cómo estaban vestidos, en que estaban usando pedales, en cómo estaban tocando, por qué sonaban tan bien, por qué todos les aplaudían, por qué había tanta gente, por qué desde Francia y por qué no había aquí alguien que hiciera algo así. No sé, muchas preguntas. Esa ansiedad de pensar que todos están logrando sus cosas y yo estoy aquí sin hacer nada, o estoy entre el público y no he logrado eso (estar en el escenario). Cosas que quería hacer pero que me frenaban otras responsabilidades, hasta que en algún punto dije: “¡Ya! Si no lo hago, nunca voy a saber qué se siente y nunca voy a ser completamente feliz”.

“Cuando estás mentalizado a lograr algo, lo externas con mucho positivismo y las personas que hay a tu alrededor se contagian de esa verdad, porque te creen”
Charlie Rodd

Y ¿cómo diste ese paso?, ¿cómo te decidiste?

Me fui un semestre a Austin y cuando regresé ya tenía la idea de hacer mi disco y me puse a componer, empecé a buscar gente. Y ahí fue el switch, cuando dije “Quiero hacer música y quiero grabar un disco” me topo con un amigo que estaba con otro chavo que yo no conocía, y me pongo a platicar con él de mi proyecto y resulta que este otro chavo era productor y nos juntamos un día para empezar a grabar. Entonces, ni siquiera tuve que buscar las cosas. Fue la pura decisión la que hizo que se juntara todo lo demás. Cuando estás mentalizado a lograr algo, lo externas con mucho positivismo y las personas que hay a tu alrededor se contagian de esa verdad, porque te creen. Entonces empiezan a decirte “Oye pues yo conozco a tal o fíjate que yo hago esto…”. Es como ir siguiendo pistas y de repente ya no te llega una oportunidad sino tres y de esas tres te llegan otras tres, hasta que se va haciendo como una rama de árbol.

¿Te gustaría en un futuro poder fusionar tus estudios con tu carrera musical?

Si, la verdad es que me interesa aprender de todo. Experimentar otras áreas también estaría genial pero por lo pronto trato de enfocarme cien por ciento en la composición, en cantar, en mejorar como artista. Y ya después estaría genial vivir otras experiencias también. ¿Por qué no?

Seguir leyendo
06 2016 THE RED BULLETIN

Siguiente historia