Twin Shadow

“El internet nos ha hecho conservadores”

Texto: Caroline Ryder 
Fotografía: MILAN ZRNIC 

Twin Shadow es conocido por sus temas bailables y por su inagotable predisposición para las fiestas, Shadow ahora podría estar cambiando

Reconocido por su obra dramática potenciada con sintetizadores y por sus letras brutalmente honestas, Twin Shadow es una paleta de colores repleta de influencias. De padres artistas, nació como George Lewis Jr. en República Dominicana. Con el tiempo, se fue a Brooklyn, donde se metió en la escena del punk, para, al final, relacionarse con espectáculos indie lo-fi, como con Ratatat, Dirty Projectors y Toro y Moi. Su primer disco, Forget, el cual fue aplaudido por los críticos, lo grabó con el productor/colaborador Chris Taylor (Grizzly Bear) en 2010.

Luego se vio envuelto en giras empapadas en alcohol y en paseos salvajes en motocicleta (aunque no tuvo accidentes después de uno grave en 2008). Actualmente, luego de la publicación de su tercer álbum, Eclipse, Twin Shadow está consolidado como una estrella multifacética: es un intérprete apasionado, un gran artesano de estudio que es capaz de saltar de lo digital y lo analógico y el autor de una novela llamada The Night of the Silver Sun. Hablamos con él, en la azotea del hotel Ace en el centro de L.A., sobre el envejecimiento, el andar en moto y del gin.

THE RED BULLETIN: ¿En qué moto andas ahora?

TWIN SHADOW: Una Triumph Bonneville 1972. Era de un señor mayor en Nueva Jersey que la rodó 3,200 km y luego la abandonó durante muchos años. Yo vivía en Nueva York en aquel momento, así que la pude comprar y pedir que me la enviaran a Los Ángeles. Andar sobre una motocicleta ha sido parte de mi estilo de vida desde los 20 años.

¿Aún estás en los 20 años?

Acabo de cumplir 30 años. Aún no soy el mayor en las fiestas de cumpleaños.

“Si algunas fotos mías desnudo se publicaran en la web sería un asco. Un bicho raro debe cuidar su privacidad”
Twin Shadow

¿Tu trago favorito en las fiestas?

Me gusta el gin y el gimlet.

El gin me hace llorar.

Sí, creo que hay algo en el gin que lo hace psicoactivo. A mí beber gin no me hace llorar, aunque sí me han echado de algunos bares por él.

¿De verdad?

Me parece que acumulo cinco expulsiones de bares en un periodo de diez años.

¿Por qué te echaron?

La primera vez fue porque creí que sería una buena idea saltar por encima de la barra y caminar a través de ella como una chica de Coyote Ugly, derribando las bebidas de todos. Luego, hace poco, pelee con un DJ: le pregunté qué canción estaba sonando y me dijo: “Sólo por ser Twin Shadow no puedes decirme lo que debo poner”. Y me atacó. Tuve que reaccionar.

¿Así es la vida contigo…?

Tengo un poco la imagen de chico malo. Así que trato de no responder estas preguntas, pero te puedo decir que todo lo que escuchaste alguna vez en los documentales sobre el rock n’ roll, aún sucede. Los chicos siguen siendo chicos y las chicas siguen siendo chicas. En realidad, los chicos son chicas y las chicas son chicos… En fin, la vida es algo excitante. Disfrútala.

¿La vida de los músicos de los 60 y 70 era más loca?

En aquel entonces era tan simple traer tu bandera de “distinto”. Ahora con Internet es muy fácil ser humillado. Es como si algunas fotos mías desnudo se publicaran en la web, sería un asco. Cuando eres un bicho raro tienes que cuidar tu privacidad. 

“Alguien me tocó el hombro: ‘¡Twin Shadow! Oye, Golden Light es mi canción favorita’. Era Mos Def”

 ¿El internet ha inhibido un poco a los bichos raros?

Nos hizo más conservadores y políticamente correctos. Dices algo equivocado en Twitter y tu carrera se desvanece, pero la gente todavía quiere vivir al límite su locura.

Si pudieras comprobar los límites de tu locura con alguien, ¿quién sería?

Me hubiera gustado estar en una fiesta con Elton John. Pero, ¿ahora? Dave Chapelle. Una vez estuve con él y perdí la oportunidad. Sentado en el bar del hotel Bowery vi a Chappelle y Mos Def entrar. Entonces alguien me tocó el hombro: “¡Twin Shadow! Oye, Golden Light es mi canción favorita”. Era Mos Def. Me presentó a Dave Chappelle, fue algo realmente increíble. Luego ellos se emborracharon con sus amigos y yo me quedé comiendo sushi. Pasaron un buen momento. Tal vez me animaré la próxima ocasión.

« Te ofrecemos lo mejor de cada mes

 >> ¡Recibe nuestra Newsletter! »
Seguir leyendo
06 2015 The Red Bulletin

Siguiente historia