Ellphant

Elliphant: “No te dejes sedar”

Texto: Florian Obkircher

Elliphant es una superestrella en pleno auge. Aquí, la cantante sueca nos explica cómo sus defectos inspiran su creatividad

Katy Perry es su fan (“Elliphant es la perra más chida de la industria musical”), los DJ de la talla de Diplo y David Guetta ennoblecen sus hits con la voz de la sueca: Ellinor Miranda Salomea Olovsdotter o Elliphant.

En 2012 su single debut, “Tekkno Scene”, se convirtió en un éxito mundial al ser la banda sonora del FIFA 13. Su nuevo álbum, Living Life Golden, conseguirá que la cantante de 30 años conquiste el mundo. Su mezcla de pop, dancehall y hip hop es tan genial como chiflada. ¿Demasiado chiflada para los charts? No.

© YouTube // ElliphantVEVO

THE RED BULLETIN: Una rapera sueca con acento jamaiquino que hace pop electrónico. ¡Pero así no se alcanzan los charts!

ELLIPHANT:  Bah, eso es lo que escucho desde el comienzo de mi carrera. Hubo mánagers que me querían explicar cómo sopla el viento. Uno no debe sobrecargar a sus oyentes y cosas por el estilo, me decían. Yo siempre hice lo contrario y mezclé todos los géneros que me gustaban en el momento. Y justo por eso, mi música le llamó la atención a Katy Perry.
 

¿Romper con todas las reglas del negocio es una cuestión de principios o de cálculo?

Es meramente porque así lo siento. Porque para mí no hay sólo un género en el que me sienta en mi lugar. Muchas veces en la vida nos vemos obligados a tomar decisiones, esto o aquello. Esta presión social es peligrosa. Por eso en mis canciones animo a la gente a superar los patrones de pensamiento en blanco y negro. Me gusta más la gente de la zona gris.

“La dislexia es mi marca registrada. Mi canción ‘Ciant Hear It’ debería llamarse ‘Can’t Hear It’. ¡No me  importa!”

¿Gente de la zona gris?

Gente que se siente incómoda, porque no quiere que se le tenga que encasillar en un lugar determinado. Ya desde adolescente se pide que tomes decisiones que marcarán tu futuro. Si no te encuentras a ti mismo en ninguno de los estilos de vida convencionales, te conviertes en todo un caso problemático. Y se te marcará.
 

¿Lo dices por experiencia?

Con 19 años fui diagnosticada de TDAH y dislexia. Al final tuve una explicación concreta y real a por qué me resultaba tan difícil seguir las reglas de una forma obstinada.

¿Conseguiste tenerlo bajo control con medicamentos?

No, lo que hice fue empezar a viajar mucho. Sobre todo  a India, para encontrarme a mí misma. Que no me hayan dado ningún medicamento fue una gran suerte. 
 

¿Por qué lo dices?

Actualmente, la gente que no se subordina es sedada. ¿A quiénes afecta esto? Sobre todo a los artistas y creativos. Si hubiéramos comenzado con esto hace 300 años, la historia del arte sería mucho más pobre. Tal vez Van Gogh no se hubiera cortado una oreja, pero nunca habría pintado La noche estrellada.
 

¿Cómo te las arreglas con tu dislexia actualmente?

¡Es mi marca registrada! Como persona disléxica distorsiono las palabras. El título de mi canción “Ciant Hear It” sería en realidad “Can’t Hear It”. ¡Pero no me importa!

© YouTube // ElliphantVEVO

¿El defecto como impulsor de identidad y como marca distintiva, entonces?

Exacto. Mantente lejos de las convenciones. ¡No son algo natural, sino hechas por el hombre! Antiguamente los nativos americanos enviaban a sus hijos adolescentes solos una semana al bosque. Es una idea genial. ¿Sabes por qué?
 

Ni idea.

Para que se den cuenta por sí mismos de quiénes son y qué es lo que pueden hacer mejor. Sin que alguien los aconseje o les dicte lo que tienen que hacer. Muchos de mis amigos, justo al acabar los estudios, pidieron un préstamo para comprar un departamento. Esto se debe solamente a que sus padres les aconsejaron hacerlo. Actualmente, para poder pagar el préstamo están en un empleo que no les gusta o satisface. ¿No es una locura?
 

¿Cuál es la solución?

Es muy sencillo. ¿Sabes lo que dice la mayoría de la gente en su lecho de muerte? “Me hubiera gustado tener el valor de mantenerme fiel a mí mismo, en lugar de vivir de la manera en que los demás esperaban de mí”. Realmente, pienso que atenerse a este principio es la clave para el disfrute de una vida plena.

Seguir leyendo
05 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia