"Fluch der Karibik"-Neuzugang Javier Bardem im Interview

Javier Bardem: “Hacer películas es sólo un trabajo”

Texto: Rüdiger Sturm
Fotografía: Getty Images

En la nueva entrega de Piratas del Caribe este ganador de un Óscar actuará junto a Johnny Depp. Pero está más interesado en los retos de la vida real

THE RED BULLETIN: Después de que te contra­taron en Piratas del Caribe: la venganza de Salazar, ¿qué aprendiste de los piratas?

JAVIER BARDEM: No estoy tan seguro.

¿Por lo menos te hiciste hábil con la espada?

Sí, de hecho me volví bastante bueno a pesar de que soy un poco torpe. Es un ejemplo de que tienes que dar un pequeño paso tras otro hasta que logres dominar algo grande.

Eréndira Ibarra, la sexy actriz más allá de los límites

Yo me conecté con el ejercicio a través del CrosssFit, porque cambió toda mi forma de ver las cosas. Antes iba y me encerraba cuatro horas en un gimnasio tradicional a ver la tele y a cotorrear, entraba al baño a decir: "Mierda cuatro horas aquí por nada", y surgía el enojo.

Seguir leyendo

Entonces, ¿los piratas no son un modelo a seguir para ti?

No. Un verdadero modelo para mí sería mi padre, quien murió cuando yo tenía sólo 25 años. Él tuvo una vida difícil, pero siempre fue una persona fuerte. Lo conocí cuando yo era ya un joven adulto, ya que mis padres se separaron cuando yo tenía dos años. Fue muy importante para mí lograr entender sus discapacidades y sus errores, pero sobre todo aprendí de sus méritos. Así fue que experimenté qué es en lo que uno puede llegar a equivocarse en la vida y qué es lo correcto.

© YouTube // CineMovs Trailers

¿Qué características son las que admiras en un hombre?

Cuando respeta a todos. Claro que él también debe de darse a respetar y expresar su propia opinión, logrando considerar la de los demás. Algo que yo siempre admiro también es a los hombres que logran mantenerse en pie frente a las adversidades, incluso cuando están luchando por sobrevivir.

Y en estos momentos en los que no tienes que luchar para sobrevivir, ¿cuáles dirías que son tus virtudes?

No podría decirlo, ya que si digo algo positivo me estaría elogiando y tampoco quisiera decir algo negativo de mí, pues sonaría muy modesto.

“Admiro a los hombres que logran mantenerse en pie”
Javier Bardem, 48 años, poseedor de un Óscar, marido de Penélope Cruz y villano de James Bond.

Vamos, puedes contarnos algo bueno sobre ti.

Ok, creo que soy una persona muy paciente, espero a que las cosas tomen forma o a que tal vez no lo hagan. Y si ese es el caso, me pongo a lidiar con el asunto por largo tiempo. Esto se aplica particularmente a los asuntos que son de verdadera importancia para mí.

¿De dónde sacas el valor para hacer las cosas? Parece que ya lo tienes en los genes. Por ejemplo, tu tío estuvo encarcelado por hacer una película antifascista y tu madre fue una activista muy comprometida, tanto, que estuvo cerca de morir asesinada durante un ataque.

Pero ese no ha sido mi caso. Aunque soy políticamente activo y trato de hacer tanto como sea posible en el plano humanitario, todavía recuerdo cuando hice un documental sobre Médicos sin Fronteras y durante la filmación estuve un mes en Etiopía. Hubo un momento donde pregunté: “¿Cómo puedo ayudar?”. La respuesta la encontré luego de que me preguntaran lo siguiente: “¿Es usted doctor?”. Yo: “No”. “¿Es usted entonces enfermero?”. Yo: “No”. “¿Sabe algo de logística?”. Yo: “No”. “¿Domina entonces algo que sea útil en el desierto?”. Yo: “No”. “Entonces vaya a casa y haga películas para que, cuando nosotros regresemos, podamos verlas”.

Javier Bardem im Interview

¿No pierdes de vista tales problemas cuando te mueves dentro de ese mundo de glamour que rodea a todas las grandes películas?

No, porque me queda claro que eso sólo es mi trabajo y me considero afortunado por tenerlo, pero sé que no es la vida real.

¿Así que como actor eres una persona normal, como todos los demás?

Todos somos actores. Marlon Brando dijo una vez: “Actuar un papel es algo de lo más fácil del mundo, es lo que hacen todos para sobrevivir”.

¿Qué es lo que haces cuando tu trabajo te saca de quicio?

Saco a todos de mi remolque, cierro la puerta y les grito que me dejen solo desde adentro.

¿En serio?

No, no es cierto. Normalmente me la paso muy bien, pero si quiero relajarme un poco, me pongo a escuchar a Metallica. Hace dos meses los vi en vivo en Bogotá. ¡Fue genial!

Seguir leyendo

Pero también eres fan de Bruce Springsteen, ¿no? En un concierto que dio en Madrid diste el discurso de introducción. 

Así es, pero eso fue una mala actua­ción, pues uno no debería de presentarse frente a miles de personas que quieren ver a alguien muy diferente.

¿Hay algo que se puede aprender de El jefe?

Claro, tuve la oportunidad de toparlo un par de veces. Este hombre lo da todo en cada ocasión. Para él, nada se da por sentado y se mantiene fiel a sus convicciones. Eso le aporta una energía excepcional y se ha mantenido sin cambios durante tantos años.

 

“Este hombre lo da todo en cada ocasión” - Javier Bardem sobre Bruce Springsteen.

© Youtube // BruceSpringsteenVEVO

¿Crees que existan cosas como energías sobrenaturales y fuerzas superiores?

No… Sólo un poco antes de la muerte de mi padre pude hablar un poco con él y le dije: “¿Puedes, por favor, venir el día de mi cumpleaños que será en un año y decirme lo que hay en el más allá?”. Pero no lo hizo. Por ser mi padre un hombre amable y bueno, hubiera podido venir, pero no lo hizo. Eso sólo quiere decir una cosa: allá no hay nada.
 
Sin duda debe de haber alguna fuerza que veneres.

Mi mantra es y siempre será: “Yo no creo en Dios, pero creo en Al Pacino”.

Y eso, ¿por qué?

Sólo por ponerte un ejemplo: en la escena en la película de El padrino –donde él irrumpe mientras ambos gangsters se quieren disparar en el restaurante– él permanece inerte, pero por su mirada y lenguaje corporal se pueden leer cada uno de los pensamientos que pasan por su mente. Él está totalmente absorto en esta energía de la escena. Y todo lo que ahí puedes pensar es: “¿Cómo demonios hizo eso?”.

pirates.disney.com

Seguir leyendo
06 2017 THE RED BULLETIN

Siguiente historia