Los Blenders

Los Blenders: “Es mejor no tener expectativas”

TEXTO: Benjamín Acosta
FOTOGRAFÍA: Cortesía Terrícolas Imbéciles

Evitaron pensar en algo más que no fuera tocar para sí mismos y hoy, diez años después, se encuentran pisando el escenario de uno de los festivales más importantes de todos los tiempos: Coachella

Sin tener clara la idea ni la necesidad de profesionalizarse, llegaron a un punto en el que las tardes de los viernes fueron más allá de solo divertirse sin pretender nada. Estaban en la preparatoria cuando el grupo inició y ha transcurrido una década desde el primer ensayo hasta llegar a su presentación en Coachella. Como un pasatiempo y con una estrategia que parece contradecir las reglas, consiguieron evolucionar de forma natural.

Seguir leyendo

El sur de la Ciudad de México es su base de operaciones, donde ensayan desde 2007 y con el desenfado como punto de partida. “Somos autodidactas, una generación que todo lo aprende de internet”, reconoce Alejandro Archundia, guitarrista y cantante que además trabaja en una agencia de viajes como publicista. No es el único con una actividad alterna a la música, de hecho es más bien el grupo lo que aparece como un satélite en la vida laboral del resto de los integrantes. “El guitarrista es consultor en sistemas digitales y el baterista tiene una empresa de producción de eventos. La ventaja es que la banda no representa algo a lo cual debas concentrarte de tiempo completo”.

Sebastián Villalba (guitarra), Guillermo Mancebo (batería) y Sebastián Neira (bajo), completan el grupo que cuenta con un par de EPs y algunos sencillos grabados de forma casera, así como el álbum debut Chavos bien (2015) y el próximo Ha sido.

Los Blenders Coachella 2017

Los Blenders tocando en el Festival Coachella el pasado 16 de abril.

© Cortesía Terrícolas Imbéciles

Con una audiencia que en buena medida reúne a jóvenes que no rebasan los veinte años de edad, Los Blenders han encontrado con su sonido ruidoso de baja fidelidad, un lado especial a lo cotidiano. Y ese rasgo de espontaneidad parece reflejarse también en la manera como han logrado que las cosas sucedan. Situaciones adversas las transformaron en oportunidad. Cuando no había muchos espacios para su música, abrieron brecha fuera de México al grado de ser en esta ocasión la única banda nacional que se presenta en la edición 2017 del Festival de Música y Artes de Coachella Valley. Un logro que en el pasado han conseguido artistas del tamaño de Caifanes, Café Tacvba o Zoé.

“HACÍAMOS CANCIONES SIN PENSAR QUE ALGUIEN LAS ESCUCHARA”
Alejandro Archundia

Alejandro Archundia de Los Blenders

Alejandro Archundia, guitarra y frontman de Los Blenders.

© Cortesía Terrícolas Imbéciles


¿Tuvo más peso el hecho de tener la intención y las ganas que ser músicos virtuosos?

“En realidad no teníamos ninguna formación como músicos, tomar clases es algo más o menos reciente a la par de aprender un poco viendo videos en YouTube. Hasta hace como año y medio nos pareció responsable tener algo de formación”.

Durante ocho años siguieron una dinámica de ensayos y presentaciones esporádicas…

“Como no había otra idea más que pasarla bien eso fue lo que motivó a continuar de una manera natural. Quizás de haberlo tomado de otra forma habríamos claudicado como ha pasado con otros grupos. Ese fue nuestro hit y mientras siguiéramos con tal dinámica no había otro plan. La diversión aumentó cuando tocábamos fuera de la ciudad, nos empezaban a pagar y eso nos parecía lo máximo”. 

Hubo con ustedes también cierto fenómeno en internet que abrió otras puertas

“Ese momento fue raro porque nada más sacábamos las canciones porque sí, ni Facebook teníamos. Casi de un día a otro notamos que nos habían reseñado en blogs como Club Fonograma y The Fader. Eso fue sorprendente y nos hizo pensar más hacia afuera porque aquí casi nadie nos pela. Al principio había mucha atención alrededor de la banda y justo como pasa con el hype pues se desvanece, se diluye. Pero ya habíamos tenido la atención que necesitábamos”.

Y entonces el horizonte comenzó a ampliarse, ¿no?

“Precisamente dentro de todo eso apareció el contacto de Meche de Las Robertas. Nos dijo que hacía todo lo posible para llevarnos a Costa Rica, pero siendo honestos eso nunca iba a pasar. ¿Quién pondría el dinero para que fuera una banda que nadie conoce? Decidimos ir con nuestros propios medios. Siempre hemos tenido esta idea medio pesimista de que todo nos va a salir mal. Pensamos que si nadie nos recogería en el aeropuerto y era puro choro, entonces nos íbamos a la playa de vacaciones, pero todo salió muy bien. Hicimos tres tocadas para más de cien personas y eso nunca había sucedido en toda la historia del grupo”.

Fue como prepararse para un concierto que no llegaba

“¡Exacto! Nos preguntaban por qué ensayábamos tanto si nunca íbamos a tocar. Te puedo decir que en los primeros seis años nos presentamos máximo en tres ocasiones. No la sufrimos porque en realidad nunca nos pusimos en el lugar de víctimas al pensar que todos los que se dedican a organizar conciertos son estafadores. Simplemente no nos importaba”.

Los Blenders Coachella 2017

No te pierdas a Los Blenders en el segundo fin de semana del Festival Coachella 2017.

© Cortesía Terrícolas Imbéciles

Y de ahí vino una sucesión afortunada de eventos

“Nos invitaron al Raymondstock, un festival en Tijuana. A partir de eso tuvimos una tocada en El Imperial y nos programaron en un par de estaciones de radio. Sacamos el disco en YouTube y la verdad nos fue bien considerando que se trata de un disco que se grabó en una computadora dentro de la casa de alguien donde todo suena mal y con una interfaz barata. Se generó más ruido y por suerte en uno de esos viajes nos invitaron a otro festival en Tijuana que se llama All My Friends. Lo comentamos con varias bandas pero no les interesó porque no pagaban y además tenían que comprarse los boletos de avión. Decidimos correr el riesgo y financiarlo como una inversión y gracias a eso conocimos al promotor que ahora nos llevó a Coachella y esa es la razón por la cual no nos hemos conformado con lo que pasa en México.  Hemos tenido la suerte de estar en festivales en Estados Unidos como el Viva Pomona y Ruido Fest en Chicago. Con lo que nos pagaron en el segundo compramos boletos de avión para viajar a Seattle donde grabamos una sesión en vivo en la estación de radio KEXP y aprovechamos para hacer una pequeña gira en California”.

Sesión de Los Blenders en KEXP, grabada en vivo el 21 de julio de 2016. Canciones: “Yo Soy Punk”, “Playa Jacó”, “Memes Muertos” y “Surf de Amor”.

© YOUTUBE // KEXP

Sus letras son bastante crudas y directas

“Creo que nunca me dí cuenta de eso, en realidad escribía las canciones porque se me hacían chistosas, la mayoría dicen puras tonterías. Cuando empezamos estábamos muy clavados en Los Teen Tops y Los Hooligans, sus letras son muy ingenuas, hablan de un amor muy adolescente y tontín. Queríamos hacer lo mismo pero con cosas actuales, como las pastillas para la depresión, las pedas y drogas en general. Hay quienes nos han dicho que les parecen lo máximo y a mi la verdad se me hacen medio mensas. Siento que hay temas que en español no suenan bien porque son muy rebuscados, como pasa en el rock progresivo donde hablan de viajes con dragones y ese tipo de cosas. En mi opinión, si cantas eso en español, se escucha horrible. Para mi lo fácil fue escribir sobre lo que vivo y lo que viven mis amigos”.

Seguir leyendo
04 2017 THE RED BULLETIN

Siguiente historia