Javiera Mena y Santiago de Chile

¡Vive Santiago de Chile!

Texto: Inma Sánchez Trejo
Fotografía: Cortesía de Javiera Mena

La cantante chilena Javiera Mena le cuenta a The Red Bulletin los secretos mejor escondidos de su ciudad y cómo sacarle el mejor partido a Santiago de Chile, además de sus objetivos más inmediatos

Ya han pasado años desde que sacara su primer trabajo, Esquemas juveniles (2006), para que nos quedara a todos bien claro que ella es la Cantante Pop Latina desde los últimos años. Para ello, Javiera Mena está inmersa en hacer llegar su último disco, Otra era (2014) a todas las masas, tanto en su país natal como internacionalmente, y no de cualquier forma: “Quiero perfeccionar mi show en vivo. Me gustaría darle cada vez más energía y arte a mis conciertos, que es donde realmente se produce una magia única, la comunión de la música con la gente”.

Entre tanto, Javiera Mena encuentra tiempo para disfrutar de su ciudad y contarle a The Red Bulletin cómo podemos sacarle el mayor provecho posible a una de sus joyas, Santiago de Chile: 

“La Joya” (Otra Era), nominada al Mejor video del año, por la MTV

“Entre todos los personajes que interpreto aquí, me identifico con la soñadora de blanco. Esa soy yo en estado más simple y puro, justo antes de empezar a soñar con las muchas mujeres en las cuales me introduzco”.

© @Javiera Mena // YouTube

DÓNDE IR A COMER 

Con mi familia somos fanáticos del restaurante “Del Beto”. Siempre vamos a cenar cuando celebramos algo. Me encantan las sopaipillas con pebre que te dan de picoteo, que con el pan amasado con mantequilla ya te podrías considerar cenado antes de empezar (risas). Recomiendo mucho las machas a la parmesana de aquí y aunque son un entrante, muchas veces las pido como plato fuerte con una ensalada fresca que tenga palta.
 

UN TESORO ESCONDIDO 

Hay un gran tesoro en mi ciudad que va cambiando de sitio y son las fiestas. Se hacen todo el tiempo, más que nada en el centro y alrededores y se comunican por redes sociales. Muchas veces son clandestinas… 

“Hay un gran tesoro en mi ciudad que va cambiando de sitio, son las fiestas”
Javiera Mena

 En Santiago nos la arreglamos contra viento y marea para pasarlo bien y bailar con todas las ganas, porque muchas veces el sonido no es de la mejor calidad, pero eso pasa a un segundo plano cuando la voluntad de juntarnos, de conocer y bailar existen. 


LA TRAMPA QUE DEBEMOS EVITAR… 

La peor trampa es que cuando les hagan trampa se enojen mucho y caigan en su propia trampa del enojo engrandecido… Lo he visto muchas veces. Normalmente es por necesidad y, en general, no es mucho dinero. Recomiendo que dejen pasar el incidente y estar más atentos para la próxima. ¡Y ojo con emborracharse mucho en la calle!, los turistas borrachos son una presa muy preciada.

Getty Images

“Recomiendo hacerse amigos lugareños o buscar la onda con mucha audacia en redes sociales o en la calle”, nos cuenta Javiera Mena a la hora de encontrar las mejores fiestas.

© Getty Images

ALGO GRACIOSO Y ÚNICO 

Las pandillas de perros callejeros en Santiago de Chile. Parece que hablaran entre sí y están totalmente adaptados a la ciudad. He visto con mis propios ojos a un perro subirse a un autobus y bajarse en la parada exacta elegida por él en busca de comida. Es muy triste que no tengan dueño y tienen una vida que a veces no les da de comer por varios días, pero hay otros casos con más suerte: hay un perro obeso cerca del Paseo Ahumada que si lo ves te darás cuenta de que es el perro callejero más obeso del mundo. 


EL MEJOR LUGAR PARA RELAJARSE Y DISFRUTAR DE LA NATURALEZA

El Cerro San Cristóbal, de fácil acceso y en medio de la ciudad, recomiendo el Jardín botánico y la plaza Gabriela Mistral, un parque que tiene instrumentos musicales como marimbas que emiten sonidos preciosos.


UN “MUST” DE LA CIUDAD 

Los Andes. Hay demasiadas cosas para hacer ahí: desde un paseo precordillerano, subirlos o simplemente admirarlos desde lejos. Recomiendo simplemente subir por cualquier camino entre ellos y disfrutar del atardecer, ver como cambian las montañas con esa luz especial que nos ponen melancólicos.

“Hay que darle un toque personal de elegancia e importancia al lugar que vas a visitar para encontrarte con algo tan hermoso como la música y la gente”
Javiera Mena
Javiera Mena y Santiago de Chile

Javiera Mena en Santiago de Chile: “Me gusta amanecer con vistas a los Andes, eso es muy bello”.

DÓNDE ESCUCHAR OTRA ERA 

[cutout] Yo lo escucharía paseando por el barrio Yungay y Brasil, que es por donde yo crecí. Es ahí donde sentí la música de niña, o sea, algo muy trascendental, recomendaría caminar por la calle Cumming (donde yo vivía) desde Mapocho hasta la Alameda. 

 

EL “DRESS CODE”… CÓMO NO DAR LA NOTA

Cómodo y solemne, eso no significa que tu ropa sea cara, no hay nada mejor que bailar en el confort de un buen calzado, a la temperatura ideal. Lograrlo no es algo fácil. También hay que darle un toque personal de elegancia e importancia al lugar que vas a visitar para encontrarte con algo tan hermoso como la música y la gente. Eso se transmite a los demás y hace que, al contrario de dar la nota, se note que la fiesta agradece que estés ahí.

Cerro San Cristobal, Santiago de Chile

Vistas desde el Cerro San Cristobal, en la capital chilena.

© Getty Images

SON LAS 5 AM Y QUIERO SEGUIR…

Caminar por la calle, si no estás en un barrio muy peligroso, o ir a la casa de alguna persona divertida (con buen sistema de sonido y vecinos que duerman con tapones) es el mejor “after”. Santiago tiene que ver más con las personas y un ambiente cálido que con un club.

Aunque también recomiendo, en pleno centro, ver el amanecer por alguna calle que dé al cerro Santa Lucía, como la calle Huérfanos; la vegetación es hermosa, eso sí, un día de verano porque el frío te puede dar mal genio.


EL MEJOR MODO DE TRANSPORTE…

Yo recomiendo a los turistas la bici y el taxi, sobre todo si vienen de Europa o Estados Unidos lo encontrarán a precio conveniente. Si van por un radio turístico común, recomendaría también caminar, la micro y el metro, que les servirá mucho también para ver cómo se moviliza la gente a diario, sobre todo en las horas de tráfico. Para mí vivir el transporte público de una ciudad es una experiencia enriquecedora que te muestra una gran verdad.

Seguir leyendo
09 2015 Redbulletin.com

Siguiente historia