Lemawork Ketema

“Correr es fácil cuando lo haces correctamente”

Texto: Werner Jessner
Fotografía: Philip Platzer/Red bull content pool

Lemawork Ketema es el defensor del título de la Wings for Life World Run. Sus condiciones están lejos de ser las ideales. Pero asegura que esta vez, como mínimo, va a superar los 78 kilómetros  

El pasado año, Lemawork Ketema corrió contra el mundo y ganó. El etíope de 29 años se convirtió en el primer ganador de la Carrera Mundial Wings for Life World, corriendo 78.57 km en tan sólo unas cinco horas en la carrera que comenzó en Donataul, Austria. Hubo otras 33 localizaciones en 32 países diferentes y casi 36,000 corredores. Ketema fue el último en ser alcanzado por los “coches cazadores”, lo que supone que fue el último en ser eliminado mundialmente y, por tanto, el ganador. Él vive en Austria lejos de estar en las ideales condiciones físicas, pero él está dispuesto a defender su título en mayo –y llegar aún más lejos. 

THE RED BULLETIN: Entonces, ¿los 100 kilómetros son realistas? 

LEMAWORK KETEMA: Realistas son, pero si son posibles depende de factores que uno no puede controlar, como por ejemplo el clima. De todos modos, estoy haciendo todo para llegar al 2015 en mejor forma que la última vez.

Vuelves a correr en Austria. ¿Por qué?
Aquí hice un pedido de asilo y no se me permite salir del país. Tuve ofertas para correr grandes maratones, pero en este momento no es posible. La audiencia por el asilo ya ha tenido lugar, pero todavía estamos esperando el veredicto. (Se acaba de emitir una gratificante resolución por el asilo en este ínterin: Positivo; N. del E.). 

¿Dónde vives?
En un refugio para solicitantes de asilo en Greifenstein, en el Danubio. Hay cuatro por habitación, no siempre es fácil, sobre todo a la hora de descansar. Pero no lo tomo como un verdadero problema. Lo que importa es correr.

¿Eres la estrella del refugio?
Algunos me admiran y otros me envidian por mis zapatos y mi ropa. Más bien son los lugareños los que me saludan y me animan en mis carreras de entrenamiento. En el Danubio hay un pescador y siempre tengo que detenerme cuando llego a él. Si me quedo quieto muerde el anzuelo un pez, dice. A veces me regala uno. 

¿Le das consejos a los corredores aficionados?
¡Por supuesto! Me gusta especialmente trabajar con los jóvenes. Correr es muy fácil cuando lo haces correctamente.

¿Cuál es tu rutina diaria?
Me levanto a las seis de la mañana y hago mi primera sesión de entrenamiento de 25, a veces, 30 km. Luego voy a Viena para el curso de alemán y en la noche entreno por segunda vez. Acabo con masajes o, mejor aún, fisioterapia si es posible.

¿Estudias mientras corres?
A veces escribo palabras en las palmas de las manos, sí.

¿Tiempo libre?
No mucho. Me gusta trabajar.

¿Qué significa tu nombre de pila Lemawork?
“Lema” es verde, pero también hermoso. Y “work” significa trabajo como en inglés.

En otras palabras, hermoso trabajo en el verde. Qué apropiado.
En Greifenstein es realmente apropiado, sí. Justamente eso es lo que pienso todos los días cuando salgo a entrenar. 

¿Quieres quedarte aquí?
Absolutamente.

LA FICHA

Nombre: Lemawork Ketema

Nacionalidad: Etíope

Fecha de nacimiento: 22-10-1985

Éxitos: Ganador de la Wings for Life World Run 2014 con 78.57 kilómetros (largó desde Sankt Pölten) y ganador de la Maratón de Graz 2014 en Austria

 
¿Cómo era tu vida en Etiopía?

La escuela quedaba a siete kilómetros, siempre llegaba corriendo. Mi madre trabajaba de masajista en un hospital. Hablamos por teléfono una o dos veces por semana. Mi madre es muy importante para mí. También aprendí a hacer masajes y así trabajé con corredores de maratón, cuyas mejores marcas eran de alrededor de 02:04. Conocía bien sus cuerpos, sus problemas y sabía cómo encaraban la carrera. Es algo que me benefició hasta el día de hoy.

¿Tu mejor tiempo en una maratón?
Nada especial, 2:14, pero hecha hace muchos años y a gran altura.

¿Cómo ven los corredores de maratón a la Wings for Life World Run?
De maneras diferentes. Algunos sólo comparan los tiempos por kilómetro y nos consideran vagos. Para otros, 78 km o más serían demasiado. Pero, la principal dificultad para los corredores de maratón natos es la falta de división de la carrera, ya que no hay una línea de meta en mente.

El subcampeón del año anterior, el peruano Remigio Quispe, esta vez, también va a correr en Austria. ¿Eso es una ventaja o una desventaja?
¡Es una gran ventaja! Con otra persona uno puede exigirse más. El inconveniente mayor en Austria es la falta de grupos de entrenamiento. O corres solo o con alguien que te acompaña en bicicleta. Pero acá es así, no me estoy quejando. 

Un consejo a corredores aficionados que quieren llegar más lejos.
¡Entrenamiento diario! Correr una vez por semana no te hace mejorar. Es como para mí con el curso de Alemán. Mejorar equivale a trabajo duro.

¿Cómo fue el día después de la última Wings for Life World Run?
Me desperté con una sonrisa en el rostro. Fue magnífico, había logrado mi objetivo.

¿Y físicamente?
Nada mal. Realmente.

Seguir leyendo
02 2015 The Red Bulletin 

Siguiente historia