Eurovision Song Contest

Los favoritos de Eurovisión, hoy leyendas

Fotografía: Getty Images 

Cada año, el festival de la canción lleva al escenario a los nuevos talentos de la música. Algunos de ellos son inolvidables y no solo por su música. ¿Pasará lo mismo este año?

Este evento vuelve a dividir una vez más a 740 millones de personas que defienden a sus representantes. Este año, el Festival de la canción de Eurovisión celebra su 60 aniversario.

En Viena, la capital austriaca, ya están festejando Eurovisión 2015 y listos para su final el día 23 de mayo. Para ambientarnos, recordamos a algunos de las memorables leyendas, que no simplemente destacaron por su música…

Lordi
“Hard Rock Hallelujah” (Ganadores en Atenas, 2006)

Con sus trajes estilo orco, Lordi llevó su rock duro hasta el número uno. En segundo lugar quedó Rusia con “Never Let You Go”. ¡Lástima!

Céline Dion
“Ne partez pas sans moi” (Dublín, 1988)

Céline Dion ya tenía gran éxito desde 1988. Cuando no era con su voz, era con su peinado.

Rodolfo Chikilicuatre 
“Baila el Chiki-Chiki” (Belgrado 2008)

Con una canción de Reggaeton e interpretando el papel de un cantante argentino que toca con guitarra de juguete se presentó el actor y cómico español David Fernández a un previo concurso llamado “Salvemos Eurovisión”, donde ganó un inmenso número de votos y el apoyo del público español que apoyaron con mucho entusiasmo esta parodia al festival. 

Para aumentar el éxito, le modificaron a la letra partes que serían cantadas en inglés y apoyarían la peculiar coreografía de 4 pasos. ¿Objetivo? ¡Cumplido! España consiguió quedar en el puesto decimosexto, mejorando sus últimos resultados.

 

ABBA
“Waterloo” (Brighton, 1974)

Napoleón en el trono y “Waterloo” en los oídos. Para ABBA no fue una derrota, sino el comienzo de su carrera.

Verka Serduchka
“Dancing Lasha Tumbai” (Helsinki, 2007)

Obra integral de vanguardia. Andrij Danylko interpretaba a Serduchka, una señora mayor, y dando brincos con su traje de astronauta futurista se metió en el corazón de los europeos. “¡Siete, siete, ai lju-lju… siete, siete, uno, dos… bailen!”. ¿Y sólo quedó en segundo lugar? ¡Un escándalo!

Lena 
“Satellite” (Oslo, 2010)

Una jovencísima alemana con una “interesante” pronunciación del inglés consiguió crear toda una canción pegadiza que la convirtió en la ganadora. Su canción consiguié estar en el top 30 de los charts y su canción se convirtió en la single online más vendido de la historia, ganando un doble platino… ¡Nada mal! 
 

Get the best stories from The Red Bulletin 
Seguir leyendo
06 2015 The Red Bulletin

Siguiente historia