Metallica Lollapalooza

25 años de Lollapalooza

Texto: Dan Hyman
Fotografía:Charles Reagan Hackleman

Comenzó como una gira de despedida y se ha convertido en una de las franquicias de festivales más exitosas del mundo. Este es un recuento de cómo Lollapalooza le dio un escenario a la música alternativa e hizo que este mundo la reconociera

Empezó como una gran desilusión. A mediados de los noventa, Jane’s Addiction, una banda de rock alternativo formada en Los Ángeles y uno de los grupos más populares de todos los géneros en aquel entonces planeaba desintegrarse. Perry Farrell, el vocalista, se había desilusionado de la idea de ser el líder de una banda gigantesca. Sin embargo, antes de renunciar oficialmente, decidió preparar una última gira en el verano de 1991. 

La gira “final” de Jane’s Addiction difícilmente sería algo ordinario: Farrell reclutó a algunas de sus bandas favoritas para que se les unieran en un recorrido por múltiples ciudades llamado Lollapalooza. Los jóvenes quedaron atrapados por algo con lo que finalmente podían identificarse.

A diferencia del resto del mundo de la música de aquel entonces, este festival ofrecía algo que no apestaba a comercialismo convencional.Actualmente, el festival reúne anualmente a más de 100 bandas y celebra su 25 aniversario en 2016 con un festín de cuatro días, del 28 al 31 de julio, en su antiguo hogar, el Grant Park, en Chicago.

Perry Farrell with Jane's Addiction

Perry Farrell (de blanco) con Jane’s Addiction, la banda con la que comenzó todo.

© CAMERA PRESS/Amit Lennon

El nacimiento de la nación Lollapalooza

Perry Farrell

Perry Farrell, 2016.

© Bobby Bank // Getty Images

Perry Farrell, cofundador de Lollapalooza y voz principal de Jane’s Addiction: “A mediados de los noventa no me llevaba muy bien con los otros miembros de Jane’s Addiction. Estaba triste y deprimido. Quería cooperar y ser democrático, pero siempre me ha costado trabajo estar en un grupo. Me negué a rebajarnos para volvernos un grupo pop. Yo quería decir lo que quería y estaba dispuesto a sufrir las consecuencias”.

Marc Geiger, cofundador de Lollapalooza y agente de Jane’s Addiction: “Nosotros –yo, la banda y el mánager Ted Gardner– fuimos a los festivales de Reading y Leeds en Inglaterra. Jane’s tocó en un club la noche anterior al día en que supuestamente tocarían en Reading. Se sentía como si hiciera 150° en el club y Perry terminó perdiendo la voz por completo. Hubo que cancelar la presentación en Reading del día siguiente. Stephen Perkins, el baterista de Jane’s y yo igual fuimos a Reading.

Pasamos ahí todo el día con una bola de artistas interesantes: The Pixies, Siouxsie and the Banshees, etc. Stephen y yo nos dijimos: ‘¿Por qué no hacemos algo así como el festival de Reading para nuestra gira de despedida?’. Volvimos al hotel en el que Perry y el resto de la banda estaban y planteamos la idea. Perry dijo: ‘¡Fantástico!’. De inmediato, yo concebí la estructura y les pedí a todos que escribieran los nombres de los artistas que querían. Comencé a perseguir a las bandas”.

Stuart Ross, director de gira, Lollapalooza, 1991-97: “Perry dijo: ‘Escuchen, esto será nuestra última gira. Vayamos al camino, tendremos seis grupos abridores y conseguiremos un montón de arte y stands políticos: tendremos a la NRA junto a PETA y también burritos gigantescos y bebidas enormes’”.

Festival ticket Lollapalooza 1991

Geiger: “Una noche, Perry me llamó a la 1 de la madrugada y dijo: ‘¡Ya tengo el nombre: Lollapalooza!’. Le pregunté: ‘¡¿Qué demonios es eso?!’. Me dijo que era de un episodio de Los tres chiflados y me pareció grandioso. A partir de ahí construimos todo”.

Farrell: “Quería elegir a los mejores grupos. Quería que se la pasaran increíble. Era de suma importancia que los grupos disfrutaran. Por tanto, reuní a mis amigos, elegí a gente que me pareció que tenían un talento y una credibilidad tremendos y que a la vez eran importantes: Henry Rollins, Butthole Surfers, Siouxsie and the Banshees, etcétera. A mi parecer, estos grupos representaban muy bien a mi generación”.

Geiger: “Era un momento realmente malo para la música: MTV seguía poniendo hair bands a pesar de que los mundos indie y underground eran muy fuertes. Simplemente no tenían la atención de los grandes medios. Mi parte con visión de negocio se dio cuenta de que eso era un mercado que debía haber ocurrido desde hace mucho tiempo. Los chicos de Estados Unidos deberían tener una experiencia festivalera como los chicos de Inglaterra. Lollapalooza, desde un punto de vista de momento oportuno, se convirtió en mucho más que un concierto emocionante y una experiencia potencial”.

Lollapalooza poster from 1991

El cartel del primer Lollapalooza en 1991.

Henry Rollins, rockero y exvocalista de Black Flag, que se presentó en el primer Lollapalooza en 1991: “Para el primer día, los amplificadores que utilizaba el PA estaban a punto de sobrecalentarse. Tenían unos cubos de hielo con ventiladores enfrente de ellos. Nosotros fuimos los primeros en tocar una nota en Lollapalooza. Los ánimos eran un constante: ‘Bien, veamos qué sucede hoy’. Todavía no era la corporación Lollapalooza. No teníamos idea de que todos esos shows iban a llevarse a cabo y mucho menos que se convertiría en lo que se convirtió. Pero estas actuaciones fueron tan buenas y el público fue tan entusiasta y abundante que podrías jurar que Perry había inventado algo único y realmente espectacular”. 

Farrell: “Henry salió con unos shorts que se le desgarraron. Probablemente se le salían las pelotas. Él se dio cuenta de que si aguantaba y se quedaba ahí, tendría un público que normalmente no tenía”. 

Bandas en la primera edición del Lollapalooza del 1991

Se tomó la decisión de que Lollapalooza se convirtiera en un festival itinerante y recurrente que con cada año aumentaría de talla y alcance

Ross: “Perry reconoció que nuestra música alternativa alcanzaba a un mayor número que lo que las estaciones de radio representaban. Y exactamente en ese mismo punto, bandas como Red Hot Chili Peppers y Nirvana cada vez crecían más”.

Geiger: “También fuimos los primeros en poner al hip hop en un lugar en el que los chicos podían verlo sin miedo a pensar en que terminarían en una balacera. Grupos como Ice-T, Ice Cube y Wu-Tang Clan con Rage Against the Machine comenzaron la escena de hip hop en vivo en lo que yo llamaré los suburbios arios de Estados Unidos”. 

Farrell: “Cuando Kurt Cobain y yo estuvimos juntos en Lollapalooza, nos miramos uno al otro y Kurt dijo: ‘Lo haremos. ¡Lo lograremos!’. Le di esperanzas a la gente para que fueran genuinos, originales y auténticos y no tuvieran que seguir la receta que la compañía disquera les había impuesto”.

cheering crowd at the festival

© Steve Eichner

Green Day - Lollapalooza headliners in 1994

Green Day, en el cartel de 1994.

© Jay Blakesberg

 Para mediados de los 90, Lollapalooza era una institución cultural. Los principales actos de 1994, como Green Day, Smashing Pumpkins y Beastie Boys reflejaban la gran evolución del festival

Ross:
“Conforme Lollapalooza creció, lo hicieron también las carreras de las bandas alternativas. Pero como consecuencia los honorarios de dichos grupos se elevaron. Hubo un punto específico en que comenzó a hacerse incosteable montar un show para que pudiéramos cobrar un boleto a un precio que siguiera siendo razonable”.

Farrell: “De súbito, tenías a los mánagers de los grupos que comenzaban a mostrarse avariciosos. Estos grupos no tenían el mismo sentimiento de comunidad que todos tuvimos en el inicio. Comenzó un sentimiento de que cada quién se rascaba con sus propias uñas. Lo único que importaba era el dinero”.

Geiger: “Luego de que hiciéramos el Indie Lolla en 1995 con Jesus Lizard y Hole y Sonic Youth, estábamos asqueados. Pensamos que la escena de la música alternativa era una mierda. Yo no podía con ello. Perry y yo tuvimos una gran confrontación acerca de la gira 96 que para finales de ese año la gira del 97 no era más que una ocurrencia de último minuto. Estábamos ya sin energía”.

LA RESURRECCIÓN

Tras cinco años de ausencia, Lollapalooza intentó regresar como un festival viajero en 2003, aunque con un éxito mediano. Una gira en 2004 fue cancelada por baja venta de boletos. Sin embargo, en 2005, el festival encontró un hogar permanente en Grant Park, Chicago, donde aún sigue hasta la actualidad

Geiger: “C3 Presents [socios de Lollapalooza] nos hicieron una propuesta. Dijeron: ‘Tienen algo bueno. Hemos hecho algunas pruebas y creemos que la marca Lollapalooza es algo fantástico. Nos gustaría explorarla’. Dijimos: ‘Nosotros ya probamos cambiar el modelo. ¿Qué es lo que ustedes querrían hacer?’. Así fue como firmamos un acuerdo y analizamos seis ciudades para locaciones. Chicago nunca estuvo en la lista. Era sólo uno de los sitios donde vimos que había un parque grandioso”.

“No puedes hacerme eso. Mi corazón morirá. Conseguiste este lugar porque dijiste que era para Lollapalooza”
Perry Farrell a Charlie Jones

Courtney Love with her band Hole in 1995

Courtney Love’s band Hole headlined in 1995 

© Ebet Roberts // Getty Images

 Farrell: “Nos fuimos con Chicago. Pero a Charlie Jones, cofundador de C3 Presents, lo presionaban sus socios diciéndole: ‘Deshazte de Perry porque no es confiable’. Querían llamarlo Chicago City Limits y me excluirían. Rompí en llanto y le supliqué a Charlie: ‘No puedes hacerme eso. Mi corazón morirá. Conseguiste este lugar porque dijiste que era para Lollapalooza’. Él fue el único que estuvo de mi lado. Se enfrentó a su compañía por ponerse de mi lado. Así volví a la vida”.

Geiger: “Cuando Lollapalooza volvió en el formato de Chicago, en 2005, internet ya explotaba musicalmente. Pensamos que los parámetros finitos con los que la gente definía Lollapalooza –qué bandas eran “bandas Lolla” y cuáles no– eran bastante torpes y constreñidos. La música buena no se limita a un género alternativo fácil de definir. Y así fue como Chicago se convirtió en una paleta más amplia para más artistas y más géneros. Y nos atacaron por arriesgarnos. Por ejemplo, cuando presentamos actos country como Sturgill Simpson o Eric Church, la gente se puso loca. Realmente nos importaba un bledo. Simplemente queríamos tener un buen programa y expandirnos”.

Farrell: “En el negocio de la música ahora nos necesitamos unos a otros más que nunca. Para bandas medianas significa que tocarán para entre 20 y 50 mil personas. Una cifra que jamás alcanzarían en otro lugar”.

Pearl Jam at Lollapalooza in 1992

Brian Fallon (Gaslight Anthem), “Tocar en el mismo escenario que Pearl fue algo gigantesco”. Pearl Jam formó parte del lineup del 92.

© Jay Blakesberg

Brian Fallon, vocalista de Gaslight Anthem, que se presentaron en Lollapalooza en 2009 y 2012: “Todos los músicos tenemos una lista de deseos a cumplir. Al crecer en los noventa, Pearl Jam era mi versión de The Who, así que poder tocar en el mismo festival en que ellos tocaron y encima de todo que fuera uno tan trascendental para la música cuando yo tenía 11 años… Fue algo gigantesco. Recuerdo que en 2009 volábamos de regreso de Europa cuando alguien me marcó y me dijo: ‘Tienen que salir de ese avión e ir a tocar mañana a Lollapalooza’. Yo dije: ‘Me vale todo lo demás. ¡Ahí estaremos!’”.

EL ÉXITO EN LA ACTUALIDAD Y EL IMPACTO GLOBAL

Lady Gaga stage-diving at Lollapalooza Festival in 2010

“Lady Gaga saltó a la multitud en 2010 y la devoraron”, dice Farrell.

© Roger Kisby // Getty Images

En años recientes, Lollapalooza se ha convertido en un líder al adoptar una amplia variedad de música, entre las que destacan el mundo del pop y el de los DJ y la EDM. Ahora es uno de los festivales con más ingresos a nivel mundial. En años recientes incluso se expandió internacionalmente y ahora se lleva a cabo en muchos otros países alrededor del mundo

Farrell: “En 2010, Lady Gaga fue la artista principal del festival y tuvimos que construir el escenario más grande que hayamos tenido en Lollapalooza para contener toda su gran producción. Pero lo hicimos con gusto. El espectáculo de Lady Gaga fue sorprendente. Aunque lo que fue todavía más sorprendente fue que al día siguiente salió en un escenario pequeño [con Semi-Precious Weapons], en el que había debutado en Lollapalooza [en 2007]. Un escenario muy, muy pequeño y de repente saltó a hacer crowdsurfing sobre el público con sólo una media cubriéndole el cuerpo. La multitud básicamente la devoró: le agarraban los senos, le agarraban el trasero, le agarraban el cabello… Ella estaba sobre toda esa gente y se retorcía con tal tranquilidad como un gusano”.

Geiger: “Cuando reinventamos el festival, creamos un área de baile y la llamamos Perrys. Se volvió un punto de encuentro y, de cierta forma, el timing fue el correcto de nuevo. La cultura de los DJ todavía no había explotado y nosotros ya estábamos al frente. Después, cuando vimos que nos alcanzaba, ya estábamos bien posicionados”. 

 

Deadmau5 - performance at Lollapalooza festival in 2011

Actos como Deadmau5 (arriba) han apoyado la ampliación de la música electrónica.

© Tim Mosenfelder // Getty Images

Farrell: “Nada de disco. La música dance. El house. Lo bueno [risas]. Es tan sensorial. Me encanta. Muchas veces me fijo en mis hijos para ver qué opinan del espectáculo. Y mis hijos estaban rockeando con Deadmau5 cuando se presentó en 2011. Sólo necesito música con corazón y sin miedo. Sé auténtico y los jóvenes te adorarán y te darán su apoyo”.

Mick Jenkins, rapero nacido en Chicago que se presentó en Lolla en 2015: “Hay una foto en la que salgo a la orilla del escenario frente a mil personas y estoy con las manos arriba. Fue una locura. Llegar a ese nivel en el que tocas en festivales es un paso importante en tu carrera. Aquella vez en que Outkast tocó fue mi primera experiencia Lollapalooza y al año siguiente yo estaba ahí en el escenario. ¡Fue grandioso!”.

Mick Jenkins played in 2015

Mick Jenkins: “It was a crazy experience. Getting to that level where you’re playing festivals is an important step to take in your career.“

© Carlo Cruz / Red Bull Sound Select / Content Pool

Rollins: “Lollapalooza cambió las cosas. Afectó a MTV, a la radio FM, a las disqueras y a los grupos a los que les extendían un contrato. Lo más importante es que les dio a los jóvenes una manera de conocer a sus semejantes a través de la música. Esta gente ahora es la que decide con sus votos quién será el próximo presidente. No es algo insignificante. Mucha gente pasa su vida sin eventos que los haga socializar y cultivarse, y creo que eso no está bien. Lollapalooza les dio a los jóvenes una oportunidad de entender adecuadamente la experiencia de la música en vivo y cómo podía ser mucho más que ver a algunas bandas. En ese nivel, Lollapalooza era y sigue siendo profundo”.

Lollapalooza 2015 in Grant Park had some amazing headliners: From Twin Peaks, Delta Spirit and Twenty One Pilots to Bassnectar and more.

© YouTube // Lollapalooza

Geiger: “Lolla es como una banda: todos los involucrados han agregado algo a la mezcla. Nos importaba. Nunca se trató de hacer dinerales. Siempre era sobre ampliar los límites y crear una mejor experiencia”.

Farrell: “Ahora veo a Lolla con ojos de padre. Quiero hacer algo positivo que pueda dejarle a este mundo”.

Lollapalooza | Chicago, Illinois, United States

Chicago, Illinois, United States

Seguir leyendo
08 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia