True Blood

Los créditos de inicio que amamos 

Texto: Alan Acevedo
Fotografía: HBO

De Mad Men a Game of Thrones: estas son las “intros” que no quieres adelantar en la tele. ¿Lo que bien empieza bien acaba? 
American Horror Story

Aún cuando la serie se ponía cada vez más ridícula, el intro es tan glorioso que siempre me daban ganas de ver otro episodio. Con una estética a la David Fincher y música a la Nine Inch Nails, el intro de la primera temporada de AHS era suficientemente sucio y sexy para alimentar las peores pesadillas.

El príncipe del rap

Leíste la línea de arriba y el resto de la letra llegó a tu cerebro. O mejor dicho: nunca se ha ido. Este intro es colorido, ingenuo y representa toda una década. Su versión original es grandiosa, pero la versión latina es invencible.

Game of Thrones

Si los intros de un show de TV deben marcar el tono de la serie, pocos lo hacen tan bien como el de GoT: es épico, digno de una orquesta que guía a su ejército a la más grande batalla y nos muestra los reinos que están en disputa por el Trono de Hierro. Ganó un Emmy por Outstanding Title Design en 2011 y sé que muchos, incluyéndome, nunca le adelantamos el intro ni siquiera cuando la maratoneamos para ponernos al día.

Mad Men 

La silueta de un sujeto entra a una oficina y se arroja o es lanzado de la ventana y su infinita caída es acompañada por publicidad y una estética americana clásica de la posguerra. El intro de Mad Men tiene un poco de James Bond y mucho de Saul Bass, el genio detrás de muchos intros de películas de Alfred Hitchcock. A veces para hacer las cosas bien solo tienes que ponerle atención al mejor.

Twin Peaks

El tema melancólico que Angelo Badalamenti compuso para el intro de Twin Peaks es justo lo que la serie de David Lynch y Mark Frost necesitaba: por un lado refleja lo pintoresco de un pueblito olvidado entre el progreso norteamericano —es un pueblo “donde la gente aún baja la velocidad cuando el semáforo se pone en amarillo” dice un personaje— y, por el otro, es fácil notar que algo no está bien, que la tranquilidad se está perturbando. Esto es lo primero que la gente pudo ver de Twin Peaks y el mundo del entretenimiento televisivo nunca más fue el mismo.

The Twilight Zone

Leíste “Twilight Zone” y el (( ti-ri-ri • ti-ri-ri-ri )) llegó a tu cabeza. Así de grande es. El blanco y negro, los espirales y la voz de Rod Serling también cuentan, por supuesto. Ver este intro te preparaba para cualquier cosa y aún así quedabas sorprendido con cada episodio. Lo amamos.

Los Simpson

Con 26 temporadas hechas, dos más confirmadas y 574 episodios, el intro de Los Simpson no ha tenido que cambiar para ser icónico. Por supuesto, está el chiste del sofá, que la da frescura a cada episodio, pero nos referimos a lo que sucede antes de eso: a Marge en el supermercado, a Maggie manejando el auto familiar, a Homero saliendo del trabajo, a Lisa tocando el saxofón y a Bart patinando camino a casa… Todos con la idea de sentarse y ver la televisión. Igual que tú y yo cuando religiosamente veíamos Los Simpson. A eso agrégale el tema musical de Danny Elfman y las colaboraciones especiales de Banksy o Guillermo del Toro y tenemos un ganador. ¡El intro de Los Simpson es la botella de Absolut de la televisión!

True Blood

Si no puedes ver el video, haz click directamente en YouTube.

Lo acepto, vi dos temporadas de True Blood. No me gusta lo redneck, pero sí me gustan los vampiros y la sangre —no siempre una cosa va con la otra. A eso súmenle el enfoque sexual del show y, pues, ahí estuve veintitantos episodios. La dejé de ver cuando aparecieron las hadas, pero el intro siempre tendrá un lugar muy especial en mi corazón: es salvaje, animal, obscuro y malvado. Es mi intro favorito de todos los tiempos. ¡Sí te dan ganas de hacerle cosas malas a la gente después de verlo!


[ Este es un post producido por elhyp3.com en exclusiva para redbulletin.com ]

Te ofrecemos lo mejor de cada mes

>>> ¡RECIBE NUESTRA NEWSLETTER! <<<

Síguenos en Facebook: ¡Hazte fan!
Seguir leyendo
03 2015 redbulletin.com

Siguiente historia