rooney mara

Rooney Mara: “Besar a una mujer es como besar a un hombre”

TExto: Rüdiger Sturm 
Fotografía principal: THOMAS WHITESIDE/TRUNK ARCHIVE 

Esta actriz neoyorquina de 30 años es considerada una persona bastante reservada. Pero sólo en privado. ¡Afortunadamente!

En los primeros años de la carrera actoral de Rooney Mara, hubo tiempo para concluir una licenciatura en psicología. Sin embargo, a finales de 2011, un año después de la graduación, llegó la fama.

Con el personaje de la chica gótica Lisbeth Salander, en La chica del dragón tatuado de David Fincher, logró una nominación al Oscar y se posicionó para los grandes papeles. Le siguieron Efectos secundarios, de Steven Soderbergh, Her, de Spike Jonze y las actuales Carol (con Cate Blanchett), Pan (con Hugh Jackman) y Trash (con Martin Sheen).

THE RED BULLETIN: Llamaste la atención de una manera bastante atrevida. Como Lisbeth Salander, en La chica del dragón tatuado, te mostraste completamente desnuda, llena de tatuajes y con varios piercings. Como pudimos apreciar, entre otros, también en el pecho.

ROONEY MARA: No exageres, sólo seis de los piercings son míos en realidad. Los demás provienen del departamento de maquillaje.

No a cualquier actriz le hubiera gustado mostrarse de esa manera. 

Ah, yo me dije: “¿Cuándo tendrás una mejor oportunidad para hacerte un piercing en el pezón?”. Incluso estaba a gusto con todos esos tatuajes y piercings. De modo que no me sentía desnuda, fue como si hubiera tenido un vestuario.

Discúlpame la indiscreción, ¿te dejaste ese piercing en particular?

¿El del pezón dices tú? Por supuesto que te disculpo la indiscreción, pero no voy a contestarte. [Sonríe].

Tal vez podamos comprobarlo pronto. ¿Vas a rodar otras dos películas en el
papel de Lisbeth Salander?

¡No te alegres tan pronto! Hay un guión y es fantástico. Pero hasta donde yo tengo entendido no está planeado ningún rodaje en lo inmediato… Lamentablemente.

Tus personajes se exponen sin ataduras, pero personalmente se te considera reservada. Se me viene a la mente la escena de amor lésbico con Catherine Zeta-Jones en Efectos secundarios y más recientemente con Cate Blanchett en Carol

… y justamente esa contradicción genera una atracción. En las películas me expuse psíquica y físicamente, pero sólo estaba interpretando un papel. Nunca sentí que estaba exponiéndome a mí misma.

¿No tuviste ningún problema en hacer las escenas con Zeta-Jones o Blanchett?

¿Por qué debería tenerlo? Fueron escenas románticas como cualquier otra. Cuando besas a un hombre o a una mujer frente a una cámara no sientes ninguna diferencia. ¿Qué tiene de vergonzoso o de chistoso? A algunas personas en el set de filmación les pareció algo diferente en realidad, por decirlo de alguna manera. Pero bueno, no todos tienen la madurez necesaria.

“Desde Pan soy una guerrera profesional. ¡Así que ten cuidado!” 
Rooney Mara

Se te nota muy tranquila. ¿No hay nada que te ponga nerviosa en tu trabajo? 

Sí. Que tengo muy poco tiempo. En 2014 estuve filmando seis meses seguidos Pan y Carol, una tras la otra. Luego tuve que retomar mi vida privada, establecer nuevamente contactos con mis familiares y mis amigos. Y por supuesto pagar mis cuentas, ocuparme de las goteras del techo de mi apartamento y cosas así.

LA FICHA

Nombre
Rooney Mara

Fecha y lugar de nacimiento
17 de abril 1985, en Bedford, Nueva York 

Algunas cosas en privado
Proviene de una familia de la alta nobleza del futbol americano: la familia de su madre fundó los Pittsburgh Steelers y la de su padre los New York Giants.

Estaba tan frustrada con su papel protagónico en Pesadilla en la calle Elm (2010), que hasta pensó en abandonar su carrera.

Se emborrachó antes de presentarse para La chica del dragón tatuado. 

Su hermana Kate también es actriz (fue asesinada por Kevin Spacey en House of Cards).


¿
Hace seis meses que no pagas tus cuentas?

Fueron pagadas, pero durante ese tiempo no abrí mi correo y tenía una pila enorme esperándome para ser ordenada.

En tu vida privada no sólo haces cosas aburridas. El invierno pasado viajaste a Sudán del Sur, un país inestable en el que la guerra civil dejó más de diez mil muertos.

Esto puede sonar mucho más valiente de lo que fue en realidad. Estuve allí como embajadora de Oxfam, no como turista por mi cuenta. La ubicación era segura. De lo contrario, no hubiera ido.

Cualquiera que te haya visto en el papel de Lisbeth Salander no se atrevería a meterse en problemas contigo. Las escenas de lucha son formidables.

Lisbeth era muy pendenciera, pero no estaba entrenada. Luchaba desde el corazón. Esto no me ayuda mucho, pero este verano se estrena en los cines Pan. Allí interpreto a una guerrera profesional. Todo tuvo que ser preciso y perfecto. Ahora estoy mejor preparada. ¡Así que ten cuidado! [Risas].

¿No le temes a nada?

Sí. Pero me temo que voy a decepcionarte. No es nada espectacular. Mi sistema inmune es muy débil. Cuando era niña tomaba antibióticos muy a menudo y ahora ya no me funcionan más. Así que en caso de que algún día se extienda una gripe muy fuerte… Me iría terriblemente mal ¡Dios no lo quiera!

Seguir leyendo
04 2015 The Red Bulletin

Siguiente historia