OTUSA

Copa América: una tripulación aún más fuerte

Texto JOSH DEAN 
Fotografías: Sam Greenfield / ORACLE TEAM USA

Los yates AC72 en la Copa América de 2013 en San Francisco llevaban una tripulación de 11 personas. Ahora, en Bermudas, sólo podrán competir 6 sobre el AC50  

4 años de difencia y más que una evolución en un deporte cada vez más atrevido, arriesgado y para una tripulación más fuerte y joven. Por eso es que todos llevan casco, traje protector, ­tanque de oxígeno y arnés que puede amarrarse a la parte alta de la embar­cación en caso de que vuelque.

Frente a los 11 tripulantes por equipo que participaban en los yates AC72 en la Copa América de 2013, en San Francisco, llegan a Bermudas equipos de sólo 6 personas sobre el F1 de la vela, el AC50.

Cada puesto es principal para un perfecto desempeño del equipo.

la Gimnasia

NO MÁS RECHONCHOS VESTIDOS CON BLAZERS. ESTOS MARINEROS SON ATLETAS ESBELTOS

Antes de 2013, la Copa América era un deporte muy diferente. “No era muy físico”, dice el entrenador de OTUSA, Craig McFarlane. Siempre había grinders, pero trabajaban mucho por periodos breves y luego descansaban. Esta vez, los grinders del equipo Oracle estarán entre 91 y 93% de su ritmo cardiaco máximo durante los 22 minutos de la carrera.

Jimmy Spithill

“Es un enfoque holístico”, dice Jimmy Spithill (en la imagen). “Dieta, nutrición y entrenamiento”.

© Peter Hurley

“El despliegue de potencia es muy sorprendente”, dice. “Lo que los ciclistas de élite hacen con las piernas es lo que estos tipos hacen con los brazos”. Sensores en las manijas de la embarcación brindan información en tiempo real a McFarlane y su equipo, diciéndoles qué tanta potencia, en vatios, aplica cada hombre en un momento determinado, así como su cadencia. Él puede ver quién está fuera de su ritmo típico, qué posiciones están esforzándose más y quién se está recuperando más rápidamente.
McFarlane aún trabaja en esa mezcla con el fin de encontrar el balance perfecto. Cree que una “cadencia óptima” es entre 85 y 90 rpm. “Lo estamos ajustando”, dice. La ventaja de mantener una cadencia baja es que el ritmo cardiaco no tiene tantos picos, pero hacer menos repeticiones, aun si son más poderosas, tiene una desventaja también: se genera más ácido láctico en los músculos.

El entrenamiento lo realizan con McFarlane cinco veces a la semana. Tres días a la semana se concentran en fuerza. Un día, para cardio sin carga en una alberca y el otro es una sesión acuática intensa, generalmente en las aguas abiertas de Horseshoe Bay. McFarlane dirige una serie de ejercicios en los que deben nadar y mezclar elementos como pesas submarinas y caminatas bajo el agua, y luego mudarse directamente a trabajo en tierra, por lo general, escaleras o colinas. “Ese entrenamiento con transición es extenuante, pero te hace flexible como atleta”, dice McFarlane.

Incluso el equipo de costa para OTUSA entrena todos los días, a las 6:30 a. m. “Si no están sanos y tienen sobrepeso, no harán su trabajo”, dice el nutriólogo Scott Tindal. El entrenamiento del equipo costero, dice, “hace una gran diferencia en esta campaña”. Durante un periodo de seis semanas, los ocho integrantes perdieron un total de 43 kilos de grasa. Todos boxean también con el entrenador de boxeo Brenth Honey Badger Humphreys varias veces a la semana durante ese tiempo.

En entrenamiento en cifras

150: peso promedio en kilos que un miembro de la tripulación de Oracle puede levantar

1 440: número de huevos orgánicos de Pensilvania consumidos por el equipo OTUSA en una semana

9: Porcentaje de grasa corporal promediode la tripulación

550: calorías quemadas, en ­promedio, por un grinder en una carrera de 22 minutos

525: peso máximo en kilogramos permitido para una ­tripulación de seis hombres

el nuevo gen

OCHO VELERISTAS DEL PROGRAMA DE RED BULL QUE APOYA A LA NUEVA GENERACIÓN LOGRARON LLEGAR A LA COPA

El austriaco Roman Hagara, quien fue bicampeón olímpico en la clase tornado (2000 y 2004) junto con Hans Peter Steinacher, desarrollaron en el 2013 el mayor programa cazatalentos del mundo de la vela, el cual dirigen desde entonces como directores deportivos.

LA TRIPULACIÓN MÁS COMPACTA DE LA HISTORIA

El Reliance, la embarcación más grande que ganara la copa, en 1903, tuvo 72 tripulantes. Más de 100 años después, el tamaño de la tripulación es de seis.

“Intentamos despertar el espíritu en jóvenes veleristas, compartiéndoles nuestra experiencia y esperando que eso los guíe en la dirección correcta a su futuro”, explica Hans Peter Steinacher. Lo primero es la Red Bull Foiling Generation, que inició en el 2015. Una serie de regatas internacionales para los veleristas más jóvenes, entre los 16 y los 20, donde se compite en equipos de dos personas, sobre los rápidos catamaranes Flying Phantom de 5.5 m de largo que corren hasta 35 nudos (65km/h). El siguiente paso a dar es la regata Youth America´s Cup. Donde hasta 16 equipos nacionales juveniles en edades de los 19 a los 25 años compiten sobre catamaranes AC45 durante una serie clasificatoria (del 12 al 16 de junio) que se lleva a cabo en las Bermudas sobre los tramos originales de la Copa América.

“Queremos encontrar a los mejores navegantes de cada grupo de edad”, el capitán Roman Hagara persigue una meta clara y ambiciosa. El camino sin duda parece irse abriendo, pues ocho atletas de la primera Youth America´s Cup 2014 ya han tenido éxito en la Copa América. Entre ellos, el campeón Peter Burling de 26 años, quien fue patrón en el 2017 con el equipo Emirates Team Neuseeland, o Cooper Dressler de 26 años, quien es grinder en el equipo Oracle de EE. UU.  

Seguir leyendo
05 2017 The Red Bulletin

Siguiente historia