Bianca Buitendag

Surf perfecto

Texto: Jazz Kuschke
Fotografía: luke PATTERSON

Bianca Buitendag fue la surfista profesional más exitosa en 2015, luego de prosperar en circunstancias en las que otros se habrían dado por vencidos  

Con un surf impecable en el sagrado punto donde rompen las olas de Honolua Bay, en Maui, la sudafricana Bianca Buitendag se quedó apenas a tres centésimas de punto en los cuartos de final del evento final de la temporada, Maui Pro. Pero su resultado –empate en quinto lugar– la llevó dos lugares arriba en la clasificación de la World Surf League para alcanzar el cuarto lugar mundial, lo más alto de su carrera. Para la chica de 22 años de edad, eso cerró una tercera temporada sensacional.

También se convirtió en la surfista profesional sudafricana más exitosa –tanto en hombres como mujeres– de los últimos 18 meses y lo logró a pesar de la intempestiva muerte de su padre, Colin, quien le enseñó a surfear de niña y quien fuera uno de sus grandes apoyos.

Bianca Buitendag

© Dewald Daniels

“LA GENTE RECORDARÁ CÓMO LES HICISTE SENTIR” 

“Si hay buenas olas y obtengo buenas puntuaciones, preferiría perder por un margen pequeño que perderme la oportunidad de surfear a todo mi potencial”, dice Bianca acerca de aquella calificación de cuartos de final, que en realidad habría sido suficientemente buena para ganar todas las otras eliminatorias. “Para el final de la temporada, como en Maui, lo único que quieres es mejorar tu nivel de surf y mostrarles de qué estás hecha. En especial en las condiciones con las que fuimos bendecidos el último día”.

Bianca Buitendag

© Dewald Daniels

El objetivo de Buitendag al inicio de 2015 era terminar el año entre las cinco mejores, así que lo cumplió y todavía hizo más. “Pero tener éxito en los deportes o en una carrera me importa menos de lo que pensarías”, dice. “Es grandioso, no me malinterpretes, pero la gente no va a recordar nada de eso. La gente recordará quién eras, cómo los hacías sentir, qué tenías dentro de tu corazón y qué es lo que lograbas de acuerdo con todas esas convicciones que ahí escondías”.

La actitud filosófica de Buitendag es típica, si juzgamos el acercamiento que mantuvo en el mejor año de su carrera. Sin embargo, la parte más inspiradora de su historia no es su ascenso a la cima del surf profesional, sino que lo logró justo el mismo año que lidiaba con el impacto de la muerte de su padre.

“Estaba en Nueva Zelanda cuando me enteré de lo que había sucedido”; dice Buitendag acerca de las terribles noticias sucedidas. “Para cuando volví a casa, tras tres vuelos, todo estaba sobre mí: funeral, gente, gente y más gente. Todo era una distracción gigante, pero así llegó, se fue y sólo quedé yo para tomar la decisión de si quería o no competir en un evento que comenzaba tres días después de eso”.

Nadie la habría cuestionado si hubiera tomada algunos meses de descanso y hubiera escapado de las presiones de la competencia para lidiar con su tristeza. En su lugar, Buitendag siguió adelante.

“Preferiría perder por un margen pequeño que perderme la oportunidad de surfear a todo mi potencial” 
Bianca Buitendag

Buitendag decidió viajar a Australia para competir en el Rip Curl Pro femenil en Bells Beach. “Fue difícil”, admite. “Para mí, ir a Bells y competir se trataba casi de huir de toda la confusión que había en casa. Fue un lugar más seguro y mejor para estar y pensaba que cuando volviera a casa mi padre aún estaría ahí”.

Su papá le enseñó a surfear en las espumas de Strand, en Ciudad del Cabo, cuando apenas tenía ocho años de edad. “Surfear sin duda fue un lazo especial con mi papá”, dice Buitendag. “Pero así es la memoria, un momento que podemos recordar del pasado.

Cuando la vida de una persona está tan integrada a la tuya de tal modo que hablas con sus palabras, tienes sus manos y además compartes su personalidad, no es en el pasado, sino en el mismo presente donde lo ves”.

Bianca Buitendag

© Dewald Daniels

A los psicólogos del deporte les gusta decir que los atletas profesionales –y en especial los que practican deportes de resistencia– con frecuencia obtienen mejores resultados cuando deben superar alguna dificultad en su vida.

Buitendag cree que esto pudo haber tenido influencia en el éxito que obtuvo el año pasado. “Definitivamente te enfrenta a algo de lo que jamás creíste que sobrevivirías”, dice. “Llegas a un punto en el que te vuelves muy honesta contigo misma.

“El éxito en los deportes o en una carrera me importa menos de lo que creerías” 

Te das cuenta de lo que realmente importa y el concepto de “competir” se evapora. “Esta revelación de la verdad –qué sí y qué no sucederá, qué ayudará y qué no ayudará a los otros, qué y qué no importa– viene acompañada de cierta liberación de las presiones constantes del deporte profesional, el surf en mi caso”.

La historia del extraordinario 2015 de Buitendag no es una de cómo superar la adversidad emocional, sino de cómo triunfar a pesar de ella. He aquí un testamento al compromiso inquebrantable: “No existe una receta rápida para el éxito”, admite Buitendag. “Es un proceso, claro, pero muchas veces estamos convencidos de que este proceso está bajo nuestro control: si invertimos más horas, nos sucederá o si hacemos esto y aquello, sucederá. Todavía recuerdo estar sentada junto a mi papá en el auto al salir de la escuela y tener que decidir a los 18 años si intento eso del surf profesional o si estudio en Stellenbosch. Era un 50/50. 

Bianca Buitendag

© Dewald Daniels

Y cuando entré por primera vez al tour, mucha gente enfatizó la “experiencia”, lo cual no entendí correctamente en aquel momento. Pero, al mirar en retrospectiva, supongo que puedo achacarle mi éxito a un crecimiento en experiencia”.

Bianca Buitendag

© luke PATTERSON

Buitendag, siempre humilde, cree que todos tenemos ese mismo poder para hacer lo mismo, sin importar la situación. Y señala de inmediato que también hay otros que han logrado aun más, a pesar de tolerar cosas mucho peores. 

“No se trata sólo de mí”, dice. “Las historias de las vidas de muchos atletas del mundo entero te volarán la mente. No subestimes las experiencias detrás de los éxitos en esos jerseys”.

Seguir leyendo
10 2016 The Red Bulletin

Siguiente historia