eSports

Cuando los e-Sports y la realidad se juntan

TEXTO: OMAR CHÁVEZ
FOTOGRAFÍA: ROCKET LEAGUE

Las nuevas contrataciones de los equipos profesionales de fútbol incluyen equipos de e-Sports


La industria de los videojuegos genera miles de millones de dólares cada año. Esto ha hecho que cada vez más marcas y personas la volteen a ver como una oportunidad de negocio. Dentro de esta industria, hay un segmento que ha cobrado mucha más relevancia y que poco a poco se ha abierto camino dentro de los deportes “más caros del mundo” debido a la cantidad de dinero invertido.

Aquí dos ejemplos para que te des una idea de la suma que se invierte en los eventos de e-Sports:

En el verano de 2015 se celebró un torneo de Dota 2 que generó más de 30 millones de dólares, sin contar el premio para el equipo ganador que fue de 6.5 millones de dólares.

Otro ejemplo claro de esto es el campeonato de Counter-Strike: Global Offensive. Este torneo tiene, para su edición de este año, una bolsa de un millón de dólares a repartir de la siguiente forma:

  • Ganador = $500,000
  • Finalista = $150,000
  • Semi-Finalista = $70,000
  • Cuartos de Final = $35,000
  • Fase de Grupos = $8,750

Con esa generación de dinero tan importante y la fuerte exposición en medios de los e-Sports, era cuestión de tiempo para que los actores externos al mundo de los videojuegos quisieran formar parte de él. Poco a poco se han dado a conocer los casos más extraordinarios, como que los equipos de fútbol de las ligas más importantes del mundo están haciéndose de equipos profesionales de e-Sports.

Al inicio del mes de mayo de 2016 se anunció que el West Ham United, un club de la Premier League de Inglaterra, había fichado a Sean Allen a.k.a DRAGONN, un jugador profesional de FIFA 16. Ahora DRAGONN portará con mucho orgullo la camiseta número 50 del club inglés.

Incluso el DT del primer equipo, Slaven Bilić, habló sobre la llegada del nuevo elemento:

“He escuchado que Sean es un gran jugador en la escena de los e-Sports y claro que tendrá todo el apoyo del primer equipo”.

Sean “DRAGONN” Allen

Sean “DRAGONN” Allen con su camiseta del West Ham United.

© FACEBOOK//Sean “Dragonn” Allen

Luego el Schalke 04, uno de los equipos con más historia de la Bundesliga de Alemania, anunció la compra de un equipo de League of Legends. A lo que el presidente de la junta de FC Schalke 04, Moritz Beckers-Schwarz, comentó:

“Hemos notado que el nivel de profesionalismo en los e-Sports ha seguido creciendo durante los últimos años. Particularmente, el desempeño de las estructuras dentro de League of Legends y su buque emblema, el League of Legends Championship”.

Un mes después, a inicios de junio de 2016, el Valencia FC se sumó a la lista adquiriendo equipos con presencia en Rocket League y HearthStone. Pero el Valencia FC llevó su interés por los e-Sports un poco más lejos, realizando alianzas importantes con Twitch –la plataforma de streaming por excelencia de los gamers– y con la Escuela Superior de Arte y Tecnología, que le permitirá desarrollar aún más las habilidades de sus equipos.

Seguramente pronto veremos más participación por parte de los equipos profesionales –y no sólo de fútbol sino de cualquier otro deporte– en la escena de los videojuegos, porque para muchos los e-Sports son el deporte del futuro.

Seguir leyendo
06 2016 THE RED BULLETIN

Siguiente historia