Tom Brady

Tom Brady, el señor de los anillos

TEXTO: PEDRO DOMÍNGUEZ
FOTOGRAFÍA: WIKIMEDIA COMMONS//Andrew Campbell

En una remontada sin precedentes, Tom Brady le dio a Nueva Inglaterra el quinto Super Bowl de su historia y se convirtió en el mejor quarterback de todos los tiempos


Se supone que debía ser un duelo parejo entre dos de las mejores ofensivas de la NFL. Eso era lo esperado más no lo escrito. El primer cuarto terminó 0-0 con las defensivas de ambos equipos dominando. Pero en el segundo cuarto, Atlanta encontró el acelerador y lo pisó a fondo. 

Tras 7 minutos del segundo cuarto, los Falcons ganaban 14-0 tras dos ofensivas tan letales como espectaculares. Nunca un equipo había remontado una diferencia tan grande en un Super Bowl. Tom Brady intentó acortar la distancia y el resultado fue una intercepción que terminó en touchdown para Atlanta. 21-0. Escepticismo puro. Antes del medio tiempo Nueva Inglaterra anotó un gol de campo. Pero el pesimismo abundaba entre los aficionados y el equipo de los Pats.

Pero en el segundo tiempo todo cambió…

Seguir leyendo

Después de un muy disfrutable show de medio tiempo a cuenta de Lady Gaga, Atlanta recibió el balón y siguió en el mismo tenor. Touchdown y 28-3. Una desventaja histórica, nadie nunca se había repuesto de algo así. Pero lo peor es que Brady no parecía Brady. Estaba incómodo, la defensa de Atlanta no dejaba de pegarle, sus receptores soltaban balones, sus jugadas no producían yardas. Se temía una paliza de dimensiones astronómicas en la ciudad de los astronautas.

Tuvimos que llegar al final del tercer cuarto (¡sí, hasta el tercer cuarto!) para ver a Brady lanzar su primer touchdown de la noche. Pero las maldiciones de los Patriots seguían cuando su pateador falló el punto extra.

NFL GIF - Find & Share on GIPHY

The official GIPHY page of the NFL.

En el último cuarto, abajo por 19 puntos, Brady y sus secuaces se pusieron a jugar, anotaron un gol de campo y luego un touchdown. Atlanta dejó de funcionar tanto en defensiva como en ofensiva. De repente, en un pestañeo, como cosa de niños, Nueva Inglaterra estaba abajo sólo por 8 puntos y 3 minutos; y sí, lo que nadie había hecho y lo que nadie podía imaginar, pero que sólo Brady podía hacer, sucedió. Anotaron faltando 57 segundos, convirtieron dos puntos. Locura total. Explosión de emociones. Adrenalina en su máxima expresión. ¡Nueva Inglaterra empató, Tom Brady empató! Y como dicen por ahí: caballo que alcanza, gana. Pero aún faltaba el tiempo extra.

El juego se fue a tiempo extra –el primero en la historia del Super Bowl tras 51 ediciones– y allí los Patriots ya eran muy superiores a Atlanta. Tom era mucho Brady. Una serie ofensiva que pareció orquesta, acabó en touchdown y en el quinto anillo para Nueva Inglaterra.

Sin su mejor receptor, tras ir perdiendo por 25 puntos, con todo en contra, lo que hizo Brady no tiene nombre. No tiene antes y quizá no tenga después. La última hora del Super Bowl LI, fue quizá la mejor hora en la historia de los Super Bowls.

Si quieres revivir los mejores momentos del Super Bowl LI  da clic aquí

A sus 39 años, Brady sigue tirando detractores y argumentos. Ya tiene cinco anillos y el último lo obtuvo en una forma en que nos emocionaremos cada que se lo contemos a nuestros nietos. ¡Gracias Tom Brady!

Seguir leyendo
02 2017 THE RED BULLETIN

Siguiente historia